d_ardiente2

b_ardiente_secretoCuanto más leo de este escritor más me gusta. Tiene un estilo tan elegante y cuidado que es un placer leerle. Además siempre toca momentos emotivos en la vida de los personajes cuando tienen que que hacer frente a sus pasiones y se encuentran en alguna encrucijada emocional.

En esa ocasión la historia gira en torno a 3 personajes una madre y su hijo convaleciente que viajan solos a un hotel en temporada baja para su recuperación y un aristócrata conquistador que se fija en la mujer para entretener sus solitarias vacaciones.

En este breve relato donde los personajes ponen al límite sus emociones conoceremos los sentimientos que mueven a cada uno. El joven barón, un conquistador empedernido que se propone el juego de la seducción sin importarle las consecuencias por el placer del desafío. La mujer judía, ya madura que siente el deseo de revivir pasiones que creía olvidadas a pesar de la deshonra que supondría una infidelidad. Y los sentimientos del niño que de pronto se ve inmerso en un mundo de adultos que en cierto modo le utilizan y  que en un revoltijo de confusas emociones comprende que está madurando y empieza a formar parte del duro juego de la vida estando cada vez mas cerca de descubrir el secreto que mueve a los adultos.

Me ha gustado mucho el libro, pues a pesar de su brevedad los personajes están bien perfilados con sus miedos y anhelos. Además al tratar de sentimientos tan básicos como el deseo, la pasión, la admiración, el odio, la venganza, el miedo o los celos se mantiene totalmente actual a pesar de que  su fecha de publicación fue 1911.  Ya en su momento fue aclamado por la critica literaria y supuso un gran éxito de ventas.

El escritor domina tanto la descripción poética como la progresión de la trama para mantener la atención, así como la creación de personajes humanos y profundos con unas breves pinceladas. Una maravilla de lectura.

He subrayado algunos fragmentos que me han impactado y espero que os gusten aunque es un libro que uno debe leer. Totalmente recomendable. Con cada fragmento el escritor consigue dar profundidad y humanidad a sus personajes.

Por ejemplo es impresionante este párrafo donde describe las ansias de amor del niño y lo llena de profundidad y que bien podrían aplicarse a cualquiera cuando siente esa necesidad de darse.

Para atender su enorme necesidad de cariño no había tenido a nadie más que a sus padres, que se ocupaban poco de él, y al personal de servicio. Y el poder de un amor siempre se medirá de manera equivocada, si sólo se valora en función de lo que lo ha provocado y no por la expectación que lo precede, ese espacio oscuro y hueco de desengaño y soledad que se abre ante todos los grandes acontecimientos del corazón. Un sentimiento imponderable, nunca explotado, se había mantenido aquí a la espera y ahora se precipitaba con los brazos abiertos sobre la primera persona que parecía merecerlo. Edgar yacía en la oscuridad, feliz, desconcertado, quería reír y no podía evitar el llanto, porque amaba a aquel hombre como nunca había querido a un amigo, ni a su padre ni a su madre, ni siquiera a Dios. Toda la pasión inmadura de sus pocos años estrechaba la imagen de aquel hombre, cuyo nombre hacía apenas unas horas que conocía.( Pag 14)

Tambien impresiona la seguridad del Barón conocedor de las pasiones y decepciones femeninas a través de sus reflexiones. (la negrita es mía para destacar esa frase  que me parece sublime)

Tenía muchos motivos para creer que sus esfuerzos para conquistar a aquella mujer no serían en vano. Se encontraba en esa edad decisiva en la que una mujer empieza a lamentar el hecho de haberse mantenido fiel a un marido al que al fin y al cabo nunca ha querido, y en la que el purpúreo crepúsculo de su belleza le concede una última y apremiante elección entre lo maternal y lo femenino. La vida, a la que hace tiempo parece que se le han dado ya todas las respuestas, se convierte una vez más en pregunta, por última vez tiembla la mágica aguja del deseo, oscilando entre la esperanza de una experiencia erótica y la resignación definitiva. Una mujer tiene entonces que decidir entre vivir su propio destino o el de sus hijos, entre comportarse como una mujer o como una madre. Y el barón, perspicaz en esas cuestiones, creyó notar en ella aquella peligrosa vacilación entre la pasión de vivir y el sacrificio. (Pág. 17)

O el conflicto de esa madre que no quiere hacer caso de las advertencias de su propio hijo y se enfrenta por primera vez a esa voz discordante.

La madre salió de la habitación, sin mirarle siquiera. Temía aquella mirada incisiva. El niño le resultaba molesto desde que se dio cuenta de que mantenía los ojos abiertos y de que le decía justamente lo que ella no quería saber ni escuchar. Le resultaba espantoso ver que una voz interior, su conciencia, desgajada de sí misma, disfrazada de niño, vagando por ahí como su propio hijo, la advertía, se burlaba de ella. Hasta ahora aquel niño no había sido en su vida más que un adorno, un juguete, algo querido y que inspiraba confianza, tal vez en ocasiones una carga, pero siempre algo que marchaba en la misma corriente, al mismo ritmo que su vida. Por primera vez, hoy se había rebelado, porfiando contra su voluntad. Algo parecido al odio se mezclaba ahora en el recuerdo de su hijo.

Y por último es que no me puedo resistir a poner esta descripción de la noche que me parece en si misma una obra de arte.

Pero, ¿por qué abandonaban el hotel? ¿Adónde se dirigían completamente solos y por la noche? Allá arriba debían de correr vientos con alas inmensas, porque el cielo, hacía un momento limpio e iluminado por la luna, volvía a estar oscuro. Unos trapos negros, arrojados por manos invisibles, envolvían de vez en cuando la luna, y la noche se tornaba entonces tan impenetrable que apenas se podía ver el camino. Pero pronto volvía a brillar, en cuanto la luna se liberaba. Plata fría goteaba entonces sobre el paisaje. Aquel juego entre la luz y las sombras resultaba misterioso, y tan excitante como el de una mujer que tan pronto se desnuda como se cubre. Justo entonces el paisaje volvió a descubrir su cuerpo brillante. (Pág 49)

Uf es que me deja sin palabras. En fin que es un libro maravilloso y que recomiendo a todo el mundo, ligero en su lectura, profundo en sus reflexiones y delicioso en el estilo.

Sobre este libro se hizo un película en 1988 llamada “Secreto en llamas” que intentaré ver.http://www.filmaffinity.com/es/film604911.html

De este escritor he leído también:

Deja un comentario