d_escupire2

Escupiré sobre vuestra tumba, Boris Vian

b_escupireLa lectura de este libro ha sido toda una sorpresa… Ya antes había leído cosas de Boris Vian que me habían encantado en mi juventud como “Otoño en Pekín” que creo debo releer en breve porque no recuerdo muy bien, pero nada me había preparado a la impresión que me ha producido esta novela.

Boris Vian fue uno de los autores más originales, polifacéticos y subversivos de su época,  ingeniero, escritor, músico de Jazz. Vinculado a la intelectualidad existencialista francesa y miembro del Colegio de Patafísica, esa curiosa institución francesa surrealista que defendía “la ciencia de las soluciones imaginarias” y que se declaraba  como una “Sociedad de Investigaciones Eruditas e Inútiles“. Uno de los experimentos más curiosos y divertidos de la literatura del que me hubiera encantado ser miembro.

El libro fue publicado en 1946 por el autor bajo el seudónimo de Vernon Sullivan uno de los muchos heterónimos (juegos con su nombre) que este escritor francés utilizaba para publicar sus obras.  En este caso se hacía pasar por un escritor negro estadounidense y lo utilizaba para criticar el racismo cosa que desde luego logra en esta novela absolutamente impactante.

La leí porque era una de las lecturas optativas de mi hija de 17 años y cómo la reseña lo definía como casi pornográfico…me dije a ver qué les dan a leer. Desde luego es una lectura brutal que plantea muchos interrogantes a cualquier persona y mucho más a un adolescente. Y por supuesto me resultó interesante comentar con ella sus impresiones sobre el libro.

Es una novela breve que se lee con mucha facilidad en la que nos vemos inmersos de forma muy realista en la pacata sociedad americana de los años 50. Nos presenta al personaje que parece un buen chico, blanco, rubio y con un físico privilegiado que comienza a llevar una pequeña librería en una ciudad de provincias.  A medida que nos adentramos en el personaje vamos vislumbrando una historia de odio y venganza familiar que marcará los objetivos del protagonista que vemos evolucionar con rapidez.

Pero el libro además de profundizar en los prejuicios raciales que no descubriremos hasta más avanzada la historia se sirve de las relaciones sexuales para platear toda la trama demostrando que el sexo/amor es el motor del mundo. Presenta unos adolescentes que abusan de la bebida y el sexo de una forma descarnada y casi orgiástica donde las escenas de sexo se suceden y es a través de ellas, cómo vamos conociendo a los diferentes personajes de la narración hasta la resolución final, en una progresión cada vez más brutal y violenta.

Imposible quedar indiferente ante esta lectura que desde luego daría para mucho que comentar y que no puedo hacer por no desvelar la trama que es impresionante.

Boris Vian riza el rizo con esta novela porque ataca a todos los valores sagrados de la sociedad, la pureza de la adolescencia presentando sus vicios, recreándose en escenas morbosas y truculentas de manera que el libro en si, es una provocación porque parece que el conflicto racial trata de justificar el comportamiento de un personaje con el que simpatizamos desde el principio y que va mostrando sus miserias a medida que avanza la trama. Un héroe y un malvado a la vez . Una historia que te deja totalmente planchado y que incluso en mi caso que cuesta escandalizarme lo ha logrado.

Así que aunque me parece una lectura muy recomendable, hace falta cierta madurez para saber leer entre líneas y puede resultar muy violenta a personas impresionables. Me ha sorprendido que esté en  un listado de lecturas recomendadas para adolescentes pero a lo mejor precisamente por eso puede ser una manera de capturar su atención por la lectura. Con historias directas e impactantes y esta desde luego lo es.

Una píldora difícil de tragar para la sociedad de los 50 y por ello fue en 1949, el libro fue prohibido por considerarlo pornográfico e inmoral, y su autor fue condenado por ultraje a la moral y las buenas costumbres.

Como curiosidad decir que la adaptación de su novela al cine le mató literalmente. Cuando Boris Vian vendió los derechos de esta obra acabó discutiendo con el director y el guionista, retirándose de la producción y cuando la fue a ver de incógnito en un pase privado murió de un ataque al corazón a los 39 años.  Impresionante hasta en su fin.

Releeré las novelas de Boris Vian para reseñarlas. Hace tanto que las leí que no me acuerdo bien de ellas, salvo que me gustaron mucho.

Y para terminar unos links relacionados.

Muy interesante la reseña sobre su vida en http://elpais.com/diario/2009/05/24/cultura/1243116003_850215.html  y en wikipedia http://es.wikipedia.org/wiki/Boris_Vian

 

La película que le mató del disgusto debio ser mala de solemnidad pero aunque he tratado de verla no la he encontrado mas que en su ficha http://www.filmaffinity.com/es/film395415.html

Un listado de las películas que se han inspirado en novelas de Boris Vian. http://www.alohacriticon.com/viajeliterario/article1417.html

Por otro lado en 2010 se estrenó una película con ese título pero que no está basada en la novela y no tiene mucha relevancia.

 

 

 

Sin respuestas

Deja un comentario