La bastarda de Estambul

La bastarda de Estambul, Elif Shafak

“La bastarda de Estambul, de Elif Shafak es una novela de mujeres que nos permite conocer las relaciones familiares y femeninas en la sociedad turca. También aborda temas tan comprometidos como el genocidio armenio y otros aspectos de la historia de Turquía. Me ha gustado y me ha servido para acercarme más íntimamente a la esencia de Estambul como ciudad.”

La bastarda de EstambulLa bastarda de Estambul.

El primero libro que voy a reseñar tras mi viaje a Turquía es La bastarda de Estambul, una novela muy humana que habla de una saga familiar que desvela algunos de sus profundos secretos. Una curiosa familia de mujeres que conviven en relativa armonía a pesar de sus muchas diferencias. Una familia que está conectada sin saberlo con otra familia armenia, que refugiada en Estados Unidos rumia el odio generado por el genocidio de los armenios por parte de los turcos a principios del siglo XX.

La novela no es una historia de odios, aunque se puede encontrar mucho dolor en ella. Es más bien una novela de reconciliación y perdón. Una obra donde las mujeres son las protagonistas de sus propias vidas a pesar del peso que ejercen los hombres en la historia y la cultura turca. Se podría decir que es la excepción que confirma la regla.

La novela permite conocer mucho mejor esa Turquía de contrastes donde lo más moderno y lo más tradicional conviven y a la vez se entrechocan. Donde la mujer lucha por su independencia pero a la vez sufre de los prejuicios de la represión tradicional de una sociedad patriarcal. En este caso la historia nos muestra una situación diferente porque se trata de una familia llena de mujeres y eso nos permite conocer mejor los diferentes matices de cada personalidad femenina.

Me ha parecido muy interesante porque empieza con una mujer muy moderna que desafía a todo su entorno con sus ropas provocativas y sus pensamientos rebeldes. Pero ese personaje con el que empieza la historía no será más que una pieza más del puzzle familiar que nos presenta la obra. Lo más interesante es como encajan todas esas piezas aparentemente opuestas entre si. Una de las cosas que más me llamó la atención de Estambul es ese crisol de culturas donde puedes ver una mujer en minifalda junto a una con el pañuelo. Donde a pesar de ser un país laico, la mayoría son musulmanes y donde a su vez la bebida tradicional es un alcohol fortísimo tipo anís llamado raki y la cerveza se toma en todas partes. Como dicen en un punto en la novela es posible que Turquía le deba su democracia al gusto que tienen los turcos por el alcohol que les impide adoptar un islamismo más radical.

El conflicto armenio

Por otro lado la novela muestra otra familia turca armenia exiliada en los Estados Unidos y nos narra su drama familiar consecuencia del asesinato de los armenios en los tiempos previos a la república turca. Familias completas fueron exterminadas sin que aun se halla producido un reconocimiento del hecho por parte del estado turco. Un hecho que muchos se niegan a olvidar y que otros ya ni recuerdan pero que sobrevuela como una sombra negra la historia moderna de Turquía. la novela plasma muy bien esta herida y en cierto modo trata de ayudar a cicatrizarla desde el entendimiento y el perdón. Sin embargo por esta novela la escritora  fue acusada en Turquía de insultar al pueblo Turco y acusada a tres años de cárcel junto con su editor, aunque el caso ha sido desestimado en dos ocasiones.

Cómo curiosidad decir que pregunté a mi guía en Turquía sobre el conflicto armenio y me dijo que ese era un tema muy controvertido que aún remueve conciencias ya que si preguntas a un armenio, los turcos fueron los asesinos y si preguntabas a un turco los culpables fueron los armenios. Sin embargo tal como refleja el libro casi un siglo después este tema para muchos jóvenes turcos es algo desconocido.

Humor y anécdotas

Es un libro fácil de leer porque resulta muy cotidiano en sus vivencias. Llegamos a formar parte de la familia y disfrutamos de los diálogos y discusiones entre sus miembros. Saboreamos sus comidas y dulces. Las anécdotas familiares y los recuerdos de los personajes nos acercan al Estambul más real. He disfrutado paseando por las calles de esa ciudad al tiempo que lo hacía con los personajes.

El café Kundera

Algunos personajes se reúnen en un lugar fascinante llamado café Kundera en honor al escritor checo. En este café conoceremos a los representantes mas bohemios de la obra y a través de sus diálogos y tertulias, la escritora aprovecha para dar opiniones sobre literatura arte o política.

Rescato una de las conversaciones que me llamó mucho la atención por lo atinado con respecto a la situación

“Estamos atrapados. Atrapados entre Oriente y Occidente. Entre el pasado y el futuro. Por una parte están los laicos representantes de la modernidad, tan orgullosos del régimen que han construido que delante de ellos no se puede ni soltar una palabra de crítica. Tienen al ejército y a la mitad del Estado de su lado. Por otra parte están los tradicionales convencionales, tan enamorados del pasado otomano que no se puede ni soltar una palabra de crítica. Tienen de su parte a la sociedad en general y a la otra mitad del país. ¿Qué nos queda a nosotros? (Pág. 88)

 

Opinión personal

He disfrutado con la lectura que me ha servido para conocer mejor la sociedad turca. Desde el punto de vista literario me parece que está bien escrito y lo recomiendo. Sin embargo desde el punto de vista emocional no he llegado a conectar del todo con los personajes y no he sentido que me tocase del todo la fibra humana a pesar de que se narran aspectos muy íntimos y desgarradores. No sé algo me ha pasado que no me ha dejado vibrar del todo. Sin embargo si que es un libro adictivo porque lo he devorado y cada página incita a querer saber más de los personajes y su cultura por eso lo voy a incluir en mis recomendados.

La autora

Elif Shafak es una escritora de origen turco hija de una diplomática turca por lo que ha pasado su infancia en diversos países de Europa entre ellos España. Ha sido criada por su madre por lo que su visión de la familia no es la tradicional imagen patriarcal de la sociedad turca y ello se refleja en su obra. Se preocupa por el feminismo, las minorías, la libertad de expresión es islamismo sufí (más tolerante y defensor del amor al prójimo). La novela me ha gustado y tengo curiosidad pro leer otras novelas de esta escritora.

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.