La busca Pio Baroja

La busca, Pio Baroja

.La busca de Pio Baroja es un libro maravillosamente escrito que hace un recorrido de las miserias de las clases más bajas de la sociedad madrileña de finales del siglo XIX. Interesante y de mucha calidad literaria pero el estilo distante del personaje no me ha permitido conectar con la historia y al final no he podido evitar aburrirme.

La busca Pio BarojaLiteratura con mayúsculas

Empezar a leer esta novela supuso para mi encontrarme directamente con calidad literaria en su más alto grado. Los primeros párrafos del libro ya nos hacen darnos cuenta de que leer este libro será un placer para los amantes de la literatura.

No puedo evitar citar esta entrada del libro aunque sea un poco larga. Pero la manera en la que Pio Baroja decide empezar la obra me impactó mucho. Este párrafo muestra el estilo que plasmará el autor en toda la obra. Una detallada descripción con tonos poéticos y perfecto uso del lenguaje. Un reflejo del dominio de las palabras que paladearemos a lo largo de toda la novela. Impresionante y al tiempo algo difícil de leer.

 

 

“Acababan de dar las doce, de una manera pausada, acompasada y respetable, en el reloj del pasillo. Era costumbre de aquel viejo reloj, alto y de caja estrecha, adelantar y retrasar a su gusto y antojo la uniforme y monótona serie de las horas que va rodeando nuestra vida, hasta envolverla y dejarla, como a un niño en la cuna, en el oscuro seno del tiempo.

 

Poco después de esta indicación amigable del viejo reloj, hecha con la voz grave y reposada, propia de un anciano, sonaron las once, de modo agudo y grotesco, con impertinencia juvenil, en un relojillo petulante de la vecindad, y minutos más tarde, para mayor confusión y desbarajuste cronométrico, el reloj de una iglesia próxima dio larga y sonora campanada, que vibró durante algunos segundos en el aire silencioso.

 

¿Cuál de los tres relojes estaba en lo fijo? ¿Cuál de aquellas tres máquinas para medir el tiempo tenía más exactitud en sus indicaciones? El autor no puede decirlo, y lo siente. Lo siente, porque el tiempo es, según algunos graves filósofos, el cañamazo en donde bordamos las tonterías de nuestra vida; y es verdaderamente poco científico el no poder precisar con seguridad en qué momento empieza el cañamazo de este libro. Pero el autor lo desconoce: sólo sabe que en aquel minuto, en aquel segundo, hacía ya largo rato que los caballos de la noche galopaban por el cielo. Era, pues, la hora del misterio; la hora de la gente maleante; la hora en que el poeta piensa en la inmortalidad, rimando hijos con prolijos y amor con dolor; la hora en que la buscona sale de su cubil y el jugador entra en él; la hora de las aventuras que se buscan y nunca se encuentran; la hora, en fin, de los sueños de la casta doncella y de los reumatismos del venerable anciano. Y mientras se deslizaba esta hora romántica, cesaban en la calle los gritos, las canciones, las riñas; en los balcones se apagaban las luces, y los tenderos y las porteras retiraban sus sillas del arroyo para entregarse en brazos del sueño.”(Pág. 1)

La busca

La Busca es la primera novela de la trilogía de Baroja  de  “La lucha por la vida” que como su nombre indica narra las dificultades del protagonista Manuel Alcazar, para sobrevivir en la dura sociedad de la España de finales del XIX para las clases menos favorecidas. Un chico sin educación ni dinero llega a Madrid para buscarse la vida. Ha sido expulsado de la casa de su tio donde vivía en el pueblo por tarambanas y vago viene a vivir con su madre en la pensión donde esta trabaja.

A través de los tumbos que da Manuel tras su llegada a la capital conoceremos a los miembros más marginales de la sociedad y sus formas de vida. La miseria y la dureza de su día a día. El mundo de la noche, de los marginados y los suburbios. Un elenco de personajes de los bajos fondos que observaremos desde la mirada vicaria del escritor que nos describe con todo detalle las calles de la ciudad. los suburbios que ahora forman ya parte de Madrid.

Son precisamente esas descripciones de la ciudad, los recorridos por las calles lo que más me ha gustado de la novela. Ese maravilloso uso del lenguaje con que seguimos los cambios de profesiones y de vida de Manuel que nos permiten conocer la situación precaria de ese sector de la sociedad. Un lenguaje cuidado y poético que nos lleva por el Madrid más castizo y proletario. Las formas de hablar de sus gentes y los giros del idioma me han encantado.

Opinión personal

Sin embargo tengo que decir que a medida que avanzaba en la lectura no he podido evitar aburrirme. Reconozco que me ha costado mucho terminar la novela. El modo de abordar la narración no ha permitido que me identifique con el protagonista. Vemos las cosas que le pasan desde fuera. No sentimos que se implique de ninguna manera en las cosas que le suceden. En cierto modo, es un personaje que está ahí para que veamos las cosas, pero no nos transmite ningún tipo de emoción. Es pasivo y parece un recurso para mostrarnos lo que el autor desea reflejar de la sociedad.

Otra cosa que he echado de menos es la evolución psicológica del personaje. No sabemos lo que piensa u opina de lo que ve y le pasa. Eso ha hecho que no conecte con su historia. Me suelen gustar los personajes que me transmiten sus emociones y que siento que progresan de algún modo con lo que les pasa. En este caso no lo he sentido así.

Por ello siento decir que aunque es una novela maravillosamente escrita a mi no me ha gustado, porque no ha conseguido transmitirme nada. Y eso que al personaje le pasan cosas tremendas, pero me ha faltado ese vibrar que yo busco en todas la lecturas.

Reconozco que es una carencia mía, ya que espero que los libros me emocionen y me toquen la fibra de alguna manera. Desgraciadamente este no lo ha logrado salvo por su belleza literaria y cuidado lenguaje. Yo pido algo más que un saber hacer a un escritor. Busco que la obra me deje algún tipo de huella vital y lamento decir que esta no lo ha logrado.

De todos modos no me arrepiento de haberla leído porque su calidad literaria es impresionante. Sólo por eso merece la pena su lectura. Aunque no creo que me anime con el resto de la trilogía.

Por otro lado, os quiero decir que he leído esta novela como lectura propuesta por el club de lectura al que pertenezco y a todos los miembros del club les encantó. Así que es posible que a muchos de vosotros os guste su lectura. Me encantará conocer vuestras opiniones.

 

 

Deja un comentario