La niña del salto, Edgar Borges

La niña del salto, Edgar Borges

“La niña del salto de Edgar Borges es una novela con un estilo muy poético y opresivo.  Narra la vida de una mujer atrapada en un matrimonio destructivo, en un pequeño pueblo asturiano del que no puede escapar sino es a través de la literatura. Interesante aunque progresa muy lentamente.”

La niña del salto, Edgar Borges

Edgar Borges es un escritor venezolano que me era desconocido a pesar de tener muchas novelas publicadas. Este libro llegó hasta mi de manos de la editorial que lo tiene en promoción y ha sido una lectura interesante que he afrontado sin saber qué me iba a encontrar.

Cómo ya os he adelantado en la introducción, la obra en mi opinión destaca por su lenguaje y estilo poético. Se nota el oficio del escritor que conoce bien las palabras y las usa con acierto.

“La niña del salto” trata de una mujer, Antonia, que se ve atrapada en un matrimonio infeliz y opresivo del cual le resulta imposible escapar. Un marido intolerante y violento que marca toda su existencia en una aldea perdida de Asturias, donde pocas cosas parece que se puedan cambiar. Ella cuida de su hija que aporta a la protagonista la única razón para sobrevivir. El nombre de la novela nace precisamente de esa niña que tiene como peculiaridad que va saltando a todas partes. El libro creo que utiliza el salto como una metáfora para superar el miedo al cambio y al abismo que supone romper con un tipo de vida. Además la niña en sus saltos trata de alcanzar el cielo, referencia que se nombra a lo largo de la obra con el juego de la rayuela donde el que gana llega al cielo. A lo largo de la obra esos saltos son sinónimo de la fuerza necesaria para continuar y buscar algo mejor en una existencia muy difícil de soportar.

Un entorno opresivo

El lugar de Asturias donde se desarrolla no se si está muy bien tratado. Un pueblo cerrado, triste y gris…cuando yo que soy asturiana tengo una opinión muy distinta de lo que supone para mi, mi “tierrina” aunque reconozco que si uno vive en una aldea perdida y sin otro aliciente que su propia hija quizás si pueda sentirse esa opresión del ambiente siempre lluvioso y gris.

Vamos conociendo el personaje en profundidad a través de sus recuerdos a modo de flashback.  Repasamos su presente, su pasado y cómo ha llegado hasta su situación actual. El libro se lee como entre brumas, con un ritmo lento y muy literario con capítulos muy breves como haciendo zapping en la vida de la protagonista.  Es precisamente el modo que tiene el escritor de usar el lenguaje lo que más me ha gustado y lo que me ha animado a continuar la lectura en momentos en los que tenía la sensación de que la narración se estancaba. Creo que la elección de ese ritmo lento es voluntaria para que sintamos la opresión que genera el entorno monótono y gris de la protagonista.

La literatura como vía de escape

Los únicos momentos de emoción o luz vienen de su amor por la literatura y de los recuerdos de sus lecturas. La novela está plagada de preciosos poemas y citas literarias que añaden valor a la lectura y que suponen ráfagas de frescura en una relación cada vez mas oscura y triste. Muy interesante el concepto de la literatura como tabla de salvación de la monotonía y con el me identifico totalmente.

No esperéis encontrar una novela de acción sino más bien es una obra de introspección que trata un problema muy de actualidad como es el machismo y la violencia de género. Una se pregunta cómo una mujer joven se ha visto atrapada en una situación así y nos desesperamos con su imposibilidad de escapar.

Una crónica anunciada

La historia no es muy original…al menos esa es mi impresión, sientes venir perfectamente todo lo que va a pasar. Es más, desde el principio ya hacen referencia a dos hechos trágicos en la vida de la protagonista y todo gira en torno al recuerdo de esos sucesos que no nos son revelados hasta el final, único momento en el que los acontecimientos se aceleran un poco. Reconozco que son originales las circunstancias en las que se producen aunque no la esencia.  Desgraciadamente demasiadas veces este tipo de relaciones acaban trágicamente y eso es una realidad, aunque reconozco que me hubiera gustado algo más positivo. De todos modos la novela termina de un modo abierto así que la interpretación de los sucesos posteriores puede ser algo subjetiva. Nos queda la curiosidad de qué pasará después.

Lo más destacable su cuidado estilo

Cómo ya he dicho es lo que más me ha gustado de esta lectura. Realmente me parece que está muy bien escrita. Las palabras adecuadas con un tono muy poético. Sin embargo creo que ese estilo tan pausado afecta aunque sea intencionado al ritmo de la novela y en ocasiones me ha resultado un poco pesada y lenta. Aunque como no es una novela muy larga el ritmo no llega a ser un problema grave.

Por todo ello no sé muy bien si incluirla en mis recomendados, ya que si bien me ha resultado interesante, muy bien escrita y con unos fragmentos de citas literarias deliciosos, por otro lado me he aburrido un poco al leerla.

En su descargo tengo que no dispongo de mucho tiempo para leer y hubiera preferido una lectura más apasionante. En cualquier caso me ha gustado como digo sobre todo por su estilo así que dejo a vuestro criterio el animaros a leerla o no.

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.