abril encantado-2

Abril encantado, Elizabeth von Arnim

“Abril encantado de Elizabeth von Arnim, es un libro tan encantador como su nombre que narra la convivencia de cuatro mujeres de distintos estratos sociales que escapan de su rutinaria vida a un castillo en Italia a principios del siglo XX. Es sincero y divertido y me ha gustado mucho.”

Elizabeth von Arnim es una escritora británica de principios de siglo muy admirada en su época que fue considerada como  “uno de los genios más finos de su tiempo”. No es muy conocida en la actualidad a pesar de haber escrito unas 20 novelas de las cuales la más conocida es esta, Abril encantado por haber sido llevada al cine en varias ocasiones. De un nivel acomodado por estar casada con un conde viajó mucho por todo el mundo lo que la permitió con su mirada sagaz conocer muchas personas que luego plasmó con su pluma.

Yo no la conocía pero he disfrutado enormemente con la lectura de esta novela breve y sincera que sin pretensiones me ha hecho conectar con los personajes y con su particular escapada.

La novela arranca cuando dos mujeres que casi no se conocen se quedan fascinadas con la publicación de una anuncio en el Times donde se alquilaba “Para aquellos que aprecian las Glicinias y el Sol” un castillo medieval en la costa italiana durante el mes de abril. Ninguna se lo puede permitir, ni siquiera se atreven a imaginarlo mientras leen el anuncio por separado en el club que ambas frecuentan. Pero la idea cala en ellas y por iniciativa de la más tímida que se sorprende a sí misma poniendo palabras a sus deseos sugiere la idea que les permitirá hacerlo realidad alquilándola conjuntamente y compartiendo gastos con otras dos mujeres desconocidas. El sueño se cumple y cuatro mujeres de distintas edades y condiciones se juntan en busca de la soledad y romper con las rutinas de sus diferentes vidas en el bucólico castillo.

El libro es una maravilla y me ha encantado. Es como si hiciéramos un paréntesis en nuestras propias vidas y quisiéramos ser alguna de las protagonistas. Cada cual es más diferente, la tímida y gris que no es apreciada por nadie que se revela atrevida y espontánea. La beata entregada a los pobres con un matrimonio infeliz que resulta ser una romántica a pesar de su aparente frialdad. La noble de una belleza arrebatadora, infeliz por ser siempre el centro de atención de todos que no la permiten ser ella misma ni un momento de intimidad o la vieja gruñona que vive anclada en el pasado, no entiende a las nuevas generaciones y siempre se comporta de un modo desagradable. Todas esas mujeres coinciden en que desean huir de sus respectivas vidas. Los personajes se muestran ante los lectores en un monólogo interior que refleja abiertamente sus dudas, miedos y pensamientos. Es una obra sincera en la que se reconoce la verdad de los personajes y por eso mismo me ha gustado tanto.

Es curioso porque precisamente la novela que había leído anteriormente pecaba de esa falta de sinceridad. También nos hablaba de los años 20 y sin embargo no nos creíamos nada. En esta novela por el contrario se respira ese ambiente de principios de siglo de forma natural. El deseo de las mujeres inglesas de romper con las ataduras y rigidez victoriana y de abrir las ventanas de sus vidas a nuevas experiencias es palpable en cada página. Vemos como van dejando atrás sus miedos  y como van transformando sus carácter en el paraíso de San Salvatore.

Las descripciones de los jardines del castillo son deliciosas y la novela en sí es como un soplo de aire fresco. No sé si es que yo necesitaba algo así porque la he devorado y he disfrutado cada página como un tesoro.

Me he reído con situaciones ridículas contadas con el particular sentido del humor inglés… porque toda la novela es muy británica y vemos como nuestras estiradas e inglesas protagonistas se van relajando en la costa italiana y dejando que el sol penetre poco a poco en sus vidas transformándolas.

Precioso el estilo, las descripciones, el desarrollo de los personajes que están perfectamente definidos. Un ritmo estupendo, divertida y a la vez profunda mostrándonos es esa búsqueda existencial que en cierto modo todos hacemos en nuestra vidas. Vamos que me quedo corta con todo lo que diga de esta novela breve porque además se leer de un tirón. Totalmente recomendable.

De esta obra que ya se considera un clásico se han hecho dos versiones cinematográficas que no he podido ver pero por las que tengo mucha curiosidad.

 

 

 

la-ligereza-de-la-grava-2

La ligereza de la grava, Ricardo Roces

Opinion Resumida

La ligereza de la grava de Ricardo Roces es una novela irónica y divertida donde de forma satírica el autor da un repaso a la sociedad a través de sus personajes que logran demostrar que el dinero no da la felicidad aunque pueda facilitarnos mucho la vida. Un cúmulo de situaciones surrealistas nos hacen disfrutar de una lectura ligera y entretenida.

La ligereza de la gravaUna novela para reírse de la vida y de la muerte

Aunque últimamente no tengo mucho tiempo para leer me animé a leer la novela de este escritor novel porque me hizo muchas gracia su carta de presentación e imaginé que si la novela mantenía ese estilo me iba a divertir. Y ya os adelanto que no me equivoqué, la novela “La ligereza de la grava” ha conseguido que me riera y sonriera en numerosas ocasiones. Es irónica, original y tiene muy buen ritmo. Los personajes están bien perfilados y sus diálogos en ocasiones me han resultado desternillantes.

No quiero desvelar mucho de la trama porque ir descubriéndola es parte de su encanto y sorpresa. Por ello me permito copiar el texto que usó el escritor para presentármela y que refleja el tono sin revelar demasiado.

“En la tradición de la novela humorística clásica, “La ligereza de la grava” cuenta la historia de Anselmo Queralt, uno de los hombres más poderosos del país, recién cumplidos los setenta años, que ahora se encuentra en lo alto de un puente, dispuesto a acabar con su vida. Lo tiene todo y, no obstante, siente que no ha conseguido nada. Es entonces cuando aparece Edurne, una insoportable mujer que cambiará todo. Aunque las cosas no son lo que parecen a primera vista y este encuentro provocará una serie de imposibles situaciones que acabarán con toda la civilización al borde del colapso por culpa de tres misteriosos personajes y un bocadillo de sobrasada con pimientos.”

En esta novela con tono muy divertido se nos muestra que siempre deseamos lo que no tenemos y cómo a veces somos felices simplemente saliendo de la monotonía de nuestras vidas.

“Estaba bebiendo sangría con mucho hielo, también fumaba un pequeño purito importado de Cuba, un cilindro fino de hojas prensadas y sabor tosco. La sangría no estaba mal, pero el purito tenía cierto saborcillo a asfalto viejo. Y eso que ella nunca había lamido una carretera. El problema era que la combinación de ambos placeres no conseguía reconfortarla. Eso y el aburrido libro. ¿En eso se había convertido su vida? Un discurrir de placeres que solo conseguían aburrirla un poco más a cada paso que daba. Quizás por eso había tantos millonarios llorando en el asiento trasero de tantas limusinas. Ser rico era un auténtico coñazo.” (Pág 130)

La ligereza de la grava

Los personajes están bien desarrollados sobre todo los principales, entre los que me ha gustado especialmente Edurne, una mujer ordinaria e irreverente que tiene una muy particular forma de ver el mundo y que logrará poner patas arriba todo lo que la rodea.

En la novela además irán apareciendo distintos personajes a cada cual más curioso desarrollados con menos profundidad pero representan a los  diferentes sectores de la sociedad y que nos harán reflexionar en tono irónico sobre la riqueza, el oportunismo, el peso de la fama, la prensa, la venganza o la muerte.

Pero siempre desde el a perspectiva del humor y de una obra ligera, algo a lo que puede hacer referencia el título. “La ligereza de la grava” creo que puede ser una metáfora de lo mucho que a veces nos afectan cosas que luego no son tan importantes en la realidad.

Opinión personal

El estilo es ligero y divertido, con diálogos provocadores y sin tabúes  sobre todo porque Edurne es bastante anarquista y no tiene pelos en la lengua, lo que se acrecienta cuando se ve podrida de dinero. Algunas de las situaciones que se plantean con esta mujer son de lo más esperpénticas y son  las que a mi me han divertido mas.

Aunque en general me ha parecido muy graciosa la novela, al final me parece que se hace un poco larga y quizás pierde un poco de ritmo en la resolución que sin embargo deja muy bien cerrada y rematada….quizás demasiado para mi gusto.  Pienso que no hacía falta tanto epílogo y hubiera sido mejor dejar algo para la imaginación de los lectores, pero eso por su puesto es una opinión muy personal.

En resumen me parece una obra muy prometedora. Muy divertida en un género que me parece muy difícil. Su fuerza reside en la frescura de los diálogos que me han parecido de lo mejor de la novela. Una trama original que en alguna ocasión me ha recordado a “Las intermitencias de la muerte” de Saramago. Por su puesto salvando las distancias. Porque esta novela no pretende alcanzar la profundidad de Saramago en sus obras, pero si que ha habido algunas cosas que me la han recordado. 

Me ha gustado, así que se la recomiendo a todo el mundo que le apetezca pasar un rato divertido con unos personajes muy particulares.  Por otro lado decir que la portada me ha gustado mucho  me parece muy acertada para la temática y tono de la novela. 

Datos de interés

Si queréis conocer más de autor podéis visitar su blog en https://ricardoroces.wordpress.com

También podéis encontrar la novela en Amazon

 

 

el-misterio-de-la-cripta-embrujada-el-labertinto-de-las-aceitunas

“El misterio de la cripta embrujada” y “el laberinto de las aceitunas” de Eduardo Mendoza

Hola voy a escribir la reseña de estos dos libros que he leído estos días conjuntamente porque están muy relacionados ya que tienen el mismo personaje como protagonista.

Estos libros los había leído en mi juventud y me habían encantado. los recordaba divertidos y muy surrealistas y de hecho los he seguido recomendado durante estos años. Los he vuelto a leer porque el laberinto de las aceitunas era la lectura propuesta para el club al que pertenezco y he aprovechado para leer el otro también, sin embargo la relectura no les ha beneficiado quizás porque al ser más madura los he visto con otros ojos y ahora los recomendaría con ciertas reservas. Sobre todo me ha gustado más el primero El misterio de la cripta embrujada que El laberinto de las aceitunas que me ha parecido algo más flojo.

Sin embargo ambos libros destacan por la escritura magistral de Eduardo Mendoza que consigue hacer de un juego literario dos novelas divertidas y originales fusionando distintos géneros: la novela negra, la picaresca española y la época de la transición con un lenguaje irónico y mucho sentido del humor.

El misterio de la cripta embrujada

el-misterio-de-la-cripta-embrujadaEs una novela divertida y esperpéntica donde el protagonista sacado literalmente de un manicomio se convierte en detective a cambio de su posible libertad  por  petición de la policía y la iglesia para investigar la desaparición de una niña en un internado de monjas.  Un tema delicado  que le es encargado precisamente porque si la fastidia puede servir de cabeza de turco y ninguno de los poderes fácticos se verá comprometido.

Con este arranque ya de por si surrealista nos sumergiremos en una historia llena de sin sentidos donde el protagonista conocedor de los bajos fondos va escarbando en el enigma hasta dar con la resolución del caso. Un protagonista tan pobre que por no tener no tiene ni nombre.

Es una novela breve y divertida que destaca por su ironía y sentido del humor. En la época de la transición española en un país donde aún hay miedo a llamar las cosas por su nombre, Eduardo Mendoza se atreve a poner patas arriba todas las instituciones de la mano de este personaje miserable, sucio, inculto y desvergonzado que consigue salir de todos los embrollos con su labia y picarescos recursos.

La novela se lee con facilidad y deja muy buen sabor de boca. Lo más destacable es el dominio de lenguaje con que el escritor dota al protagonista que es redicho e hiperbólico y habla como si fuera un académico de la lengua a pesar de constatar su incultura.

Un personaje que consigue que le tengamos cariño por su ingenuidad y buen corazón a pesar de su miseria y de estar curtido en mil penalidades. Es humilde y acata lo que le toca vivir con resignación pero sin rendirse nunca para salvarse.

En esta novela se nos presenta también a su hermana Cándida una prostituta de lo más fea y miserable pero de un gran corazón a la que recurre siempre que se encuentra en las últimas. Al Dr Sugrañes, director del manicomio  que defiende su cordura. Al comisario Flores que le conoce de su época como confidente y al que recurre para resolver marrones varios. Y un monto de diferentes personajes de distintos estratos que en cierto modo representan distintos sectores de la sociedad.

Esta primera novela cierra la trama de una manera completa y redonda que por su brevedad nos deja con ganas de más.

El escritor explica en el prólogo fue escrita en Nueva York y supuso para el escritor una forma de recuperar su Barcelona natal que es el escenario donde se desarrolla la novela. El cariño que le tiene a la ciudad se nota en todas las descripciones de la novela. Por otro lado el mismo tenía dudas sobre si merecía la pena publicarla de hecho se la mandó al editor y le dijo haz con esto lo que quieras. La sorpresa fue el éxito que supuso de ventas. Era un soplo de aire fresco muy acorde con la fecha de su publicación 1978.

Sobre esta novela se ha hecho una película en 1981 llamada La cripta. http://www.filmaffinity.com/es/reviews/1/157382.html

El laberinto de las aceitunas.

Esta novela se puede considerar una secuela de la anterior ya que tiene el mismo protagonista y similar trama pues resuelve un caso para el inspector Flores que ya nos presentaron en la novela anterior. Se repiten personajes, circunstancias y el estilo pero en mi opinión aunque la primera vez que la leí me encantó en esta ocasión casi treinta años después se me ha hecho más pesada a partir de la segunda mitad de la novela.

En esta ocasión la trama se resiente y se nota un bajón en el ritmo y el interés. Quizás se debe a que las haya leído seguidas o a que a partir de la mitad todo se vuelve más surrealista y sin sentido en la trama. El propio escritor explica en el prólogo de la novela que sintió un vacío y le costó terminarla y eso en cierto modo se nota porque es como si el final fuese  algo de compromiso donde las locuras se repiten de modo demasiado absurdo para mi gusto. Es curioso que una novela que en la juventud me encantó en esta ocasión más madura me ha llegado a aburrir un poco al final.

Sin embargo la novela sigue destacando por el dominio del lenguaje del escritor que es un gran conocedor del castellano hasta el punto de que hay gran cantidad de palabras que no conocía y que he tenido que mirar en el diccionario algo que no es habitual. Palabras todas puestas en boca de nuestro ridículo protagonista que  a pesar de su miseria habla como un catedrático mientras se pasea semidesnudo durante toda la novela.

En la novela vuelven a aparecer algunos personajes de la anterior novela y se incorporan otros nuevos igual de entrañables a través de los que se parodian muchos temas de la sociedad española, la corrupción política, la incompetencia policial, entre otras. Pero las descripciones tambien son estupendas y nos trasladan perfectamente a los diferentes escenarios donde se desarrolla la acción.

Es segunda novela como dije al principio me ha gustado menos y la recomendaría con reservas porque aunque me ha gustado la trama tiene muchas carencias que se superan por el buen hacer del escritor que conoce su oficio aunque estas obras fueran para el un divertimento.

Estas novelas fueron un éxito de ventas en su momento  y una sorpresa literaria por su frescura e irreverencia. Totalmente distintas de otras obras serias del escritor reconocidas como obras maestras como: “La verdad sobre el caso Savolta” una estupenda novela de intriga que analiza las raíces de la sociedad barcelonesa y “La ciudad de los prodigios” que sigue profundizando en la Barcelona de finales del siglo XIX durante la celebración de la exposición universal de 1888. Ambas novelas las leí hace años y las recomiendo totalmente.

Estas sin embargo son novelas totalmente diferentes. Son obras ligeras donde prima el surrealismo y el sentido del humor. Divertidas, subversivas y con una trama muy loca donde el peso reside en el humor, y el estilo literario en detrimento del sentido de la trama. Las recomiendo si uno busca pasar un buen rato sin más pretensiones pero no si uno busca una novela de peso.

Eduardo Mendoza es un escritor con muchas obras de las cuales he leído casi todas. La mayoría tienen mucha calidad  porque es un escritor que conoce su oficio

 

Vive como puedas2

Vive como puedas, Joaquín Berges

Vive como puedas (2011), de Joaquín Berges es un libro divertido y emotivo a la vez, que nos hace reflexionar sobre lo que queremos hacer con nuestras vidas. Me ha gustado mucho y lo recomiendo para todo los públicos.

Vive como puedasEste libro ha supuesto una ráfaga de aire fresco. Una lectura estupenda que he devorado en sólo dos días totalmente enganchada por el personaje y sus alocadas peripecias para afrontar el día a día.

Esta novela nos cuenta con mucho sentido del humor  la estresante vida de un padre de familia cuarentón que tiene dos hijos de una anterior exmujer de la que sigue enamorado, y otros dos con su nueva mujer, uno propio y otra de premio. Pelea cada día en el trabajo con un primo que no sólo le ha robado a su primera mujer sino además el puesto que él quería y encima tiene que obedecerle y aguantar sus chorradas diarias. Trabaja mil horas para mantener sus dos familias y además trata de encontrar tiempo para escribir comedias de situación para televisión que es su verdadera vocación frustrada, mientras se  atiborra de paracetamol a escondidas de su nueva mujer naturista militante que vigila su alimentación y sus hábitos saludables.

Todas sus aventuras las leeremos en un desternillante diario donde comparte con nosotros sus peripecias donde nos partimos de risa ante las ridículas situaciones que se le van encadenando con su madre, con sus hijos, con sus mujeres, con el policía que le pone una multa diaria.

El libro combina con maestría el humor ácido de nuestra sociedad actual con una profunda emotividad que nos transmite el personaje. Es una novela que me ha provocado lágrimas tanto de risa como de emoción por la intensidad de las relaciones humanas que se plantean. Citaría varios pasajes que me hicieron reír a carcajadas  pero no lo hago por no estropearlos. Y otros momentos de profunda intensidad humana que convierten el libro en algo más que un divertimento.

Impresionante el papel de la hija postiza, que venía incorporada con su segunda mujer fruto de un matrimonio anterior, una verdadera filósofa de diez años llamada Valle y que desde el principio nos hace pensar en Valle-Inclán en cuya boca, el escritor pone las frases mas impresionantes e intensas de la novela. Ella nos hacer recuperar esa palabra de la infancia que hace tanto que no oía, “Equilicuá” que surge en una tremenda conversación que ella mantiene con su hermano y que es una lección de vida.  De hecho el escritor divide la novela en ese punto. Antes del “equilicuá” y después del “equilicuá”. Esa conversación que él escucha a escondidas y de la que se desprende que el objetivo de todos nuestros actos es alcanzar la felicidad. No la cito aunque me muero de ganas ,porque considero que es uno de los puntos de inflexión de la novela y creo que es mejor descubrirlo durante su lectura.

Y esa podría ser la gran enseñanza del libro y el gran reto que tiene el personaje, alcanzar la felicidad o al menos tratar de acercarse a ella para lo cual habrá muchas cosas que deberá cambiar. Un reto con el que resulta muy fácil identificarse porque al final es lo que efectivamente buscamos todos.

La novela además hace referencia a un clásico del cine, una comedia de Frank Capra llamada “Vive como quieras” 1938  una película deliciosa que también merece la pena ver.

Me ha encantado esta novela y leeré mas cosas de este escritor que ha publicado ya varios libros desde la publicación de este. Si queréis más información  de la novela y el autor podéis leer la pagina de la editorial http://www.tusquetseditores.com/titulos/andanzas-vive-como-puedas donde además nos permiten leer parte del principio del libro.

d_wilt

Wilt, Tom Sharpe

b_wilt1Hace muchos años que leí esta novela por primera vez. Y ya en su momento me pareció desternillantemente divertida aunque nunca me apeteció volver a leerla, pero es una de las lecturas programadas del club de lectura al que pertenezco y releer esta novela ha sido de nuevo un soplo de risas y a la vez crítica social.

Antes que nada este es un libro divertido y fácil de leer que puede arrancar una carcajada hasta al espíritu mas serio porque empieza con una progresión ascendente de situaciones ridículas y surrealistas, y no para de sorprendernos con su irreverencia y típico humor inglés. Lo importante es salvar las apariencias pero en cada ridícula situación el escritor aprovecha para reflejar algunas de las contradicciones de la sociedad de finales de los XX. Publicada en 1976 supuso una revolución por las situaciones sexuales que planteaba.

El libro en un constante tono de humor por un lado pone de manifiesto la represión sexual y mojigatería de gran parte de la sociedad inglesa y también ironiza sobre el desmadre y ridiculez de los sectores supuestamente liberados que llevan su liberación a extremos obsesivos.  Por un lado juega con la provocación planteando con naturalidad situaciones sexuales tabúes como la homosexualidad femenina, el uso de juguetes, los fetiches y toda la palabrería de pseudo sicología sexual de después de los sesenta, pero por otro tambien critica con su ironía los excesos.

Además entre risa y risa he sacado de este libro muchas reflexiones sociales y humanas, el reflejo de las relaciones de pareja, los problemas de soledad en el matrimonio, la monotonía e incluso el intento de asesinato.

El protagonista, un hombre aparentemente superado por todas sus circunstancias personales toca fondo en su vida personal y profesional y de pronto se hace fuerte en esa situación al ser consciente de que mas bajo no puede caer. Acusado de asesinato, expulsado de su trabajo y con su imagen publica totalmente deteriorada por sus ridículos actos, se convierte en un filósofo de la vida. Me han encantando sobre todo, al margen de las situaciones rocambolescas que añaden el punto cómico, los careos con el inspector de policía que se desespera ante su personalidad.

Me gusta mucho como se plantean todos los personajes porque todos tienen su personalidad muy definida y en cierto modo justificada. La apabullante mujer de Wilt,  Eva que busca llenar su vida monótona con mil aficiones que emprende con energía y  que culpa a su mediocre marido de todas sus frustraciones. Esa intensidad justifica en cierto modo las locuras de su marido frente a todos los que la conocen. La tortuosas relaciones de pareja entre los nuevos amigos liberales que son unos pájaros de cuidado y nos proporcionaran situaciones tan ridículas como las que se reducirán en el yate donde se quedan perdidos.

Pero es que además quedan bien reflejados el funcionamiento del sistema educativo que está perfectamente parodiado en las juntas de profesores y las aspiraciones intelectuales de un centro de formación profesional del medio pelo con los deliciosos nombres de las asignaturas, carniceros 2, yeseros 1. La impotencia del profesor frente al maltrato por parte de los alumnos o ante su apatía ante las clases y las pocas posibilidades de los maestros para mejorar su trabajo.

Un panorama muy completo de la sociedad que también refleja los métodos policiales. Repito que me encantaron como se desarrollan los personajes durante los interrogatorios y como el protagonista se va creciendo ante el desconcierto de los policías o el psicólogo criminalista. En cierto modo esas conversaciones me recordaron tal como dijimos en el club a las que se mantienen en Crimen y castigo, salvando las distancias por su puesto. La lucha de poder entre el interrogador y el interrogado que en esta novela son para partirse de risa.

En fin un libro totalmente recomendable que me ha gustado incluso más que la primera vez que lo leí ya que debido a mi juventud me quedé en el aspecto cómico y una lectura más adulta me ha proporcionado muchos más matices.

Todavía me río recordando algunas de las situaciones como la que se produce en la vicaría de la que ni el clero sale bien librado con esa Eva en pelotas corriendo por el jardín con una hoja de parra y el párroco totalmente borracho creyendo ver visiones ejjeje Una pincelada entre miles que tiene la novela y no nombro para no destripar.

En fin que es un libro estupendo porque divierte, ironiza, pone el dedo en la yaga en muchos temas y además lo hace con un ritmo ligero y trepidante y que incluso soporta una segunda lectura menos fascinada por lo original de las situaciones. ¿Qué más se puede pedir?. Así que este es un libro que recomiendo incluso a las personas que se escandalizan con facilidad. Es una buena manera de abrir la mente mediante el humor.

De esta novela se ha hecho una versión cinematográfica que no me ha gustado tanto como el libro y varias adaptaciones teatrales.

Por otro lado el éxito de Wilt como personaje dio lugar a que el escritor publicase una serie de novelas secuela que siendo divertidas no alcanzan la genialidad de la primera y que convirtió a Tom Sharpe en un de los mas corrosivos escritores de humor del que ya no disfrutaremos mas por su  reciente  fallecimiento en 2013.

  • Wilt (Wilt, 1976)
  • Las tribulaciones de Wilt (The Wilt Alternative, 1979)
  • ¡Ánimo Wilt! (Wilt On High, 1984)
  • Wilt no se aclara (Wilt in Nowhere, 2004)
  • La herencia de Wilt (“Wilt’s herency” )

 

 

 

 

 

 

 

d_enredo

El enredo de la bolsa y la vida, Eduardo Mendoza

b_enredoEn este libro, Mendoza recupera uno de mis personajes favoritos, el investigador chiflado de novelas como “El laberinto de las aceitunas”, “El misterio de la cripta embrujada, o “La aventura del tocador de señoras” todas protagonizadas por este surrealista personaje, más pobre que las ratas y que no duda en meterse en los líos que haga falta  para resolver un caso.

El libro en general es ligero y divertido pero algo me ha pasado que no ha llegado a convencerme tanto como los anteriores. Un entretenimiento muy bien escrito lleno de situaciones enrevesadas y  ridículas pero me ha parecido que a la historia le faltaba gancho.

De lo mejor es el estilo redicho y jacarandoso del personaje con un dominio total del lenguaje y sus giros, que convierte una reflexión aparentemente seria en una parodia total. Muy divertido también el elenco de personajes desarrapados que aparecen en la novela y recorren los garitos más cutres de Barcelona en un bochornoso verano. Sobre todo me ha gustado la familia china y las reflexiones del abuelo con un estupendo sentido del humor y bastante acierto sobre la cultura capitalista occidental y la voracidad de la economía china.

Lo recomiendo para pasar un rato ligero y entretenido pero  la historia no me ha sorprendido así que creo que lo olvidaré con facilidad.