La busca Pio Baroja

La busca, Pio Baroja

.La busca de Pio Baroja es un libro maravillosamente escrito que hace un recorrido de las miserias de las clases más bajas de la sociedad madrileña de finales del siglo XIX. Interesante y de mucha calidad literaria pero el estilo distante del personaje no me ha permitido conectar con la historia y al final no he podido evitar aburrirme.

La busca Pio BarojaLiteratura con mayúsculas

Empezar a leer esta novela supuso para mi encontrarme directamente con calidad literaria en su más alto grado. Los primeros párrafos del libro ya nos hacen darnos cuenta de que leer este libro será un placer para los amantes de la literatura.

No puedo evitar citar esta entrada del libro aunque sea un poco larga. Pero la manera en la que Pio Baroja decide empezar la obra me impactó mucho. Este párrafo muestra el estilo que plasmará el autor en toda la obra. Una detallada descripción con tonos poéticos y perfecto uso del lenguaje. Un reflejo del dominio de las palabras que paladearemos a lo largo de toda la novela. Impresionante y al tiempo algo difícil de leer.

 

 

“Acababan de dar las doce, de una manera pausada, acompasada y respetable, en el reloj del pasillo. Era costumbre de aquel viejo reloj, alto y de caja estrecha, adelantar y retrasar a su gusto y antojo la uniforme y monótona serie de las horas que va rodeando nuestra vida, hasta envolverla y dejarla, como a un niño en la cuna, en el oscuro seno del tiempo.

 

Poco después de esta indicación amigable del viejo reloj, hecha con la voz grave y reposada, propia de un anciano, sonaron las once, de modo agudo y grotesco, con impertinencia juvenil, en un relojillo petulante de la vecindad, y minutos más tarde, para mayor confusión y desbarajuste cronométrico, el reloj de una iglesia próxima dio larga y sonora campanada, que vibró durante algunos segundos en el aire silencioso.

 

¿Cuál de los tres relojes estaba en lo fijo? ¿Cuál de aquellas tres máquinas para medir el tiempo tenía más exactitud en sus indicaciones? El autor no puede decirlo, y lo siente. Lo siente, porque el tiempo es, según algunos graves filósofos, el cañamazo en donde bordamos las tonterías de nuestra vida; y es verdaderamente poco científico el no poder precisar con seguridad en qué momento empieza el cañamazo de este libro. Pero el autor lo desconoce: sólo sabe que en aquel minuto, en aquel segundo, hacía ya largo rato que los caballos de la noche galopaban por el cielo. Era, pues, la hora del misterio; la hora de la gente maleante; la hora en que el poeta piensa en la inmortalidad, rimando hijos con prolijos y amor con dolor; la hora en que la buscona sale de su cubil y el jugador entra en él; la hora de las aventuras que se buscan y nunca se encuentran; la hora, en fin, de los sueños de la casta doncella y de los reumatismos del venerable anciano. Y mientras se deslizaba esta hora romántica, cesaban en la calle los gritos, las canciones, las riñas; en los balcones se apagaban las luces, y los tenderos y las porteras retiraban sus sillas del arroyo para entregarse en brazos del sueño.”(Pág. 1)

La busca

La Busca es la primera novela de la trilogía de Baroja  de  “La lucha por la vida” que como su nombre indica narra las dificultades del protagonista Manuel Alcazar, para sobrevivir en la dura sociedad de la España de finales del XIX para las clases menos favorecidas. Un chico sin educación ni dinero llega a Madrid para buscarse la vida. Ha sido expulsado de la casa de su tio donde vivía en el pueblo por tarambanas y vago viene a vivir con su madre en la pensión donde esta trabaja.

A través de los tumbos que da Manuel tras su llegada a la capital conoceremos a los miembros más marginales de la sociedad y sus formas de vida. La miseria y la dureza de su día a día. El mundo de la noche, de los marginados y los suburbios. Un elenco de personajes de los bajos fondos que observaremos desde la mirada vicaria del escritor que nos describe con todo detalle las calles de la ciudad. los suburbios que ahora forman ya parte de Madrid.

Son precisamente esas descripciones de la ciudad, los recorridos por las calles lo que más me ha gustado de la novela. Ese maravilloso uso del lenguaje con que seguimos los cambios de profesiones y de vida de Manuel que nos permiten conocer la situación precaria de ese sector de la sociedad. Un lenguaje cuidado y poético que nos lleva por el Madrid más castizo y proletario. Las formas de hablar de sus gentes y los giros del idioma me han encantado.

Opinión personal

Sin embargo tengo que decir que a medida que avanzaba en la lectura no he podido evitar aburrirme. Reconozco que me ha costado mucho terminar la novela. El modo de abordar la narración no ha permitido que me identifique con el protagonista. Vemos las cosas que le pasan desde fuera. No sentimos que se implique de ninguna manera en las cosas que le suceden. En cierto modo, es un personaje que está ahí para que veamos las cosas, pero no nos transmite ningún tipo de emoción. Es pasivo y parece un recurso para mostrarnos lo que el autor desea reflejar de la sociedad.

Otra cosa que he echado de menos es la evolución psicológica del personaje. No sabemos lo que piensa u opina de lo que ve y le pasa. Eso ha hecho que no conecte con su historia. Me suelen gustar los personajes que me transmiten sus emociones y que siento que progresan de algún modo con lo que les pasa. En este caso no lo he sentido así.

Por ello siento decir que aunque es una novela maravillosamente escrita a mi no me ha gustado, porque no ha conseguido transmitirme nada. Y eso que al personaje le pasan cosas tremendas, pero me ha faltado ese vibrar que yo busco en todas la lecturas.

Reconozco que es una carencia mía, ya que espero que los libros me emocionen y me toquen la fibra de alguna manera. Desgraciadamente este no lo ha logrado salvo por su belleza literaria y cuidado lenguaje. Yo pido algo más que un saber hacer a un escritor. Busco que la obra me deje algún tipo de huella vital y lamento decir que esta no lo ha logrado.

De todos modos no me arrepiento de haberla leído porque su calidad literaria es impresionante. Sólo por eso merece la pena su lectura. Aunque no creo que me anime con el resto de la trilogía.

Por otro lado, os quiero decir que he leído esta novela como lectura propuesta por el club de lectura al que pertenezco y a todos los miembros del club les encantó. Así que es posible que a muchos de vosotros os guste su lectura. Me encantará conocer vuestras opiniones.

 

 

Los hombres mojados no temen la lluvia, Juan Madrid

Los hombres mojados no temen la lluvia, Juan Madrid

Los hombres mojados no temen la lluvia de Juan Madrid es una historia de intriga que se lee con facilidad y retrata muy bien los ambientes de la ciudad. Esta bien escrita y tiene ritmo pero a mi no ha conseguido convencerme del todo. En muchos aspectos me ha resultado inverosímil”

Los hombres mojados no temen la lluvia, Juan Madrid

He leído esta novela porque formaba parte de las propuestas del club de lectura. No había leído aun nada de este escritor y lo cierto es que se le reconoce el oficio.  Esta novela ha sido el XIV Premio de novela Fernando Quiñones. Se lee con rapidez y curiosidad desde el principio, con lo que en dos días se la acaba uno.

Sinopsis

La historia esta contada en primera persona por un abogado que echando la vista atrás nos cuenta un episodio transcendental de su vida. Todo empieza con el asesinato de una prostituta que solicita ayuda a su despacho de abogados por  un DVD que ha llegado a sus manos. El abogado se ve implicado en el caso al tiempo que trata de demostrar su inocencia y ve como los acontecimientos se van precipitando a su alrededor en una trama de conspiraciones y juegos de poder entre las altas esferas y los bajos fondos entre los que se ve inmerso el protagonista.

Lo mejor el ambiente y los diálogos

Los diálogos son estupendos y son lo que llevan el peso de la historia. Muy interesantes tambien las referencias al oficio de abogado por lo novedoso ya que estamos acostumbrados al lenguaje policial y resultan frescos los comentarios de abogados. Las descripciones de los lugares de Madrid que recorre el protagonista son estupendas y te trasladan al Madrid castizo como si estuvieras allí. Los fragmentos de la sociedad quedan bien esbozados. Las prostitutas, los buscavidas, los ricos que viven por encima de las normas. Esas pinceladas de la sociedad son lo otro de los aspectos más interesantes de la novela.

Eso y el título y la portada que son estupendos. Los hombre mojados no temen la lluvia hace referencia a que en el argot carcelario cuando un hombre ha matado por primera vez ya ha superado lo más difícil y luego será más sencillo volver a matar y ya no le importa nada. Y la portada tan cinematográfica refleja muy bien lo que encontraremos en al novela, un ambiente de mafia que ya se nos adelanta con el prólogo del inicio de la novela.

Estilo de Guión literario

La novela es como un guión cinematográfico que nos muestra las secuencias de una película de forma muy visual pero sin profundizar demasiado en los personajes. Y esa ha sido para mi la principal pega de toda historia. Me ha resultado superficial y sin profundizar en las causas que mueven a los personajes. Pasan montones de cosas y a cada rato tenemos cambios de ritmo donde los personajes que parecían una cosa se convierten en otra. Pero no nos quedan muy claras las razones de esos cambios y a mi parecer resultan bastante artificiales. Es cierto que no nos aburrimos, pero como lectora yo me sentí un poco zarandeada y hasta cierto punto engañada por el artificio.

Lo mas interesante el modo de tratar el sexo y las reflexiones literarias

Una de las partes que más me ha gustado es como se plantean las relaciones sexuales del protagonista con su amante. Una relación totalmente verosímil y a la vez con mucha naturalidad sobre todo en sus emociones y diálogos. No es habitual que en una novela se hable de sexo con esa naturalidad y realismo. Sin teñirlo de gazmoñería o prejuicios. Es como ya he dicho la parte que más me ha gustado de la novela.

Muy interesantes tambien, algunas reflexiones sobre el oficio de escritor que el autor pone en boca de los dos personajes escritores que aparecen en la novela, y de los que, creo que se sirve para plasmar sus propias opiniones, sobre la literatura y el negocio editorial en la sociedad actual.

Los peros

Y aunque todo lo que he dicho hasta ahora ha sido bueno, en general no la puedo poner entre mis recomendados, porque al final no me ha convencido. No me he creído nada de la historia que se nos planteaba y me ha parecido todo demasiado artificial. Aunque al principio en el prólogo ya se nos avisa que nada es fruto del azar sino más bien del destino del personaje, no me he creído nada a partir de la mitad de la novela.

El desarrollo de los personajes es demasiado esquemático para mi gusto y no explica claramente el porqué pasan las cosas. Por otro lado los personajes femeninos son muy maltratados casi ninguna se libra de la quema. Menuda panda de brujas se han juntado.

Se plantean temas muy interesantes como las mafias organizadas pero sin embargo se rozan solo por encima cuando si se hubiera profundizado un poco más en eso el libro hubiera sido más interesante. Curiosamente estos temas se desarrollan en los anexos finales de la novela. Un poco fuera de la trama y sin embargo han sido la parte más interesante del libro lo cual no sé si es algo bueno.

Opinion final y nota un 6

Así que al final me ha parecido todo un ejercicio de estilo.Tiene cosas interesantes y está bien escrita pero no me he creído nada de lo que pasaba. Entretenido, ágil y correcto pero que no llega a lo que yo espero de una obra para que deje huella. La olvidaré con facilidad. De hecho la leí varias semanas antes que la reunión del club de lectura y cuando hablamos de ella casi la había olvidado. Pero para al verano y la playa puede estar bien.

 

fortunata y jacinta-2

Fortunata y Jacinta, Benito Pérez Galdós

“Fortunata y Jacinta de Benito Pérez Galdós es una novela genial que no ha perdido actualidad y muestra con humor y realismo la España de finales del siglo XIX. He disfrutado mucho con su lectura sobre todo al reconocer el Madrid donde vivo y muchos de sus giros del lenguaje castizo.”

fortunata y jacintaReconozco que no me hubiera planteado leer esta novela si no fuera porque era una de las lecturas propuestas del club de lectura en el que participo. Es una de las muchas cosas que le tengo que agradecer además de los buenos momentos que siempre paso comentando las novelas que leemos.

Perez Galdós era mi gran desconocido, un poco por pereza otro porque no me había animado con él y con esta novela me ha conquistado. He devorado con gusto sus más de 900 páginas y si he tardado en poner la reseña ha sido por falta de tiempo, ya que vivo últimamente desbordada de trabajo.

Pero por fin he encontrado el momento para comentar esta lectura que, ya os adelanto me ha encantado. Tiene un poco de todo, descripciones realistas y costumbristas del Madrid de finales del siglo XIX , un elaborado tratamiento de los personajes que son abundantes y variopintos. Y una trama entretenida y folletinesca con buenas reflexiones sobre la vida y las relaciones humanas que hacen que siempre sea  de actualidad.

Me ha gustado mucho sobre todo el sentido del humor que destila toda la novela. Cada comentario sobre los personajes o descripciones de situaciones tienen un toque castizo y divertido que hace que leamos la obra con una media sonrisa. Eso  unido a que se presiente un gran drama entre los personajes con varios triángulos amorosos que alternan los personajes según las distintas partes de la novela hace que sigamos la trama con mucho interés.

Me hizo gracia este párrafo para describir la multitud de hermanas de Jacinta y su madre cuando salían de paseo. Pero es sólo un ejemplo de la cantidad de divertidas descripciones que encontramos en el libro.

“Los domingos, cuando su mamá las sacaba a paseo, en larga procesión, iban tan bien apañaditas que daba gusto verlas. Al ir a misa, desfilaban entre  la admiración de los fieles; porque conviene apuntar que eran muy monas. Desde las dos mayores que eran ya mujeres, hasta la última, que era una miniaturita, formaban un rebaño interesantísimo que llamaba la atención por el número y la escala gradual de las tallas. Los conocidos que las veían entrar, decían: «ya está ahí doña Isabel con el muestrario». La madre, peinada con la mayor sencillez, sin ningún adorno, flácida, pecosa y desprovista ya de todo atractivo personal que no fuera la respetabilidad, pastoreaba aquel rebaño, llevándolo por delante como los paveros en Navidad.”

Tenemos un Don Juan por supuesto un hombre vividor y consentido que con el apodo del “Delfín” cree que el mundo está puesto para darle placer sin importarle los sentimientos de las personas que le rodean y tenemos a dos mujeres a quienes marca la vida. Este personaje será el detonante de las pasiones pero la fuerza de la novela reside en los personajes femeninos que son todos muy fuertes y característicos. Hablo ahora de las dos mujeres más importantes pero la novela está plagada de mujeres interesantes tratadas con mayor o mejor profundidad pero siempre con cariño.

Fortunata la joven humilde a la que Juanito deslumbra con su posición, apostura y sus promesas de matrimonio y a la que abandona a su destino, nada afortunado con cuyo nombre Galdós hace un juego de palabras, Fortunata que es desgraciada a pesar de sus dones. Seguiremos las vicisitudes de la vida de Fortunata, una mujer intensa, bella y salvaje que representa la pasión del amor, el desenfreno pero tambien la fuerza y fe en el amor sin fronteras a costa incluso de su propia vida y felicidad. Un personaje impetuoso y considerado pecador por la sociedad que sin embargo Galdós presenta con simpatía y sin juzgarlo. Un prototipo de la mujer de mala vida pero buen corazón.

Por contra Jacínta, es la esposa abnegada que sufre las infidelidades de su marido con paciencia y anhela ser madre por encima de todo. Generosa ese entrega a la caridad para dar un sentido a su vida vacía y representa la otra imagen prototípica de la mujer. La devoción, la decencia y sin embargo también la infelicidad  por su imposibilidad de ser madre. La “mona de dios” la llaman en la novela, una santa que sin embargo no desempeña el papel más transcendente de la novela pero a la que también llegamos a enteder.

Se plantea esa dualidad enter la mujer buena y la apasionada e intensa. Se analiza la inconstancia del corazón humano que siempre desea aquello que no puede tener. Unos conflictos tan viejos cómo el mundo pero que por ello  siguen vigentes. La infidelidad, la atracción de lo prohibido, la aspiración de la decencia y aceptación social. La fragilidad de la honra de la mujer en una sociedad hipócrita. El peso de la religion en esa sociedad, la beatería y la fe redentora de todos los pecados.  El amor filial y sobre todo como el amor trastorna a las personas como somos capaces de la entrega total a cambio de unos pedazos de atención del ser amado. En la novela se tratan las mil formas en las que se presenta el amor, entre madres e hijos, el no correspondido, el amor desinteresado,  los pequeños amores y aunque se traten muchos temas en la obra esta demuestra que es el amor el que mueve las relaciones humanas.

En la narración queda perfectamente reflejada la sociedad de la época en todos sus estratos, dibujada con pinceladas certeras y aunque duras, siempre amables de algún modo con los personajes que son fruto de sus circunstancias. Es lo que más me ha impactado de la obra. El autor no se posiciona a favor ni en contra, más bien es cuidadoso con sus hijos y no hay ningún personaje que sea del todo desagradable. Todos tienen sus cosas buenas y entrañables de modo que Galdós consigue que nos sintamos atraídos por todos ellos en algún momento.

Me han encantado las descripciones, lejos de resultarme pesadas como en otros casos de lecturas realistas recientes como “Los Buddenbrock“. Me parece que Galdós conecta con nosotros a través de ese costumbrismo y humor que nos traslada a los patios de las casas humildes donde se puede oler la miseria, o la religiosidad del convento donde sentimos todas las aventuras que allí suceden pero siempre tamizado por ese humor e irónia tan castiza que consigue sacar algo bueno de las peores situaciones.

Queda además perfectamente reflejado el ambiente político de la España de la época, un periodo inestable donde ya se muestra el excepticismo español ante nuestros políticos, las tertulias en los cafés donde todos quieren arreglar el mundo y esa desesperanza que sentimos ante la idea de que las cosas puedan mejorar. Parece mentira que más de un siglo después sigamos sufriendo los mismos problemas tan instalados en nuestra clase política, la prevaricación, el enchufismo y el oportunismo centrado en intereses personales. No importa cambiar de bando siempre que uno consiga su puestecito en la administración.

Hablando de esto, Feijoo y Rubín achacaban la relajación de los caracteres a los desengaños. «Yo -decía Feijoo-, soy progresista desengañado, y usted tradicionalista arrepentido. Tenemos algo de común: el creer que todo  esto es una comedia y que sólo se trata de saber a quién le toca mamar y a quién no».

Ese carácter pícaro de la sociedad española se plasma no solo a  nivel político sino también a nivel social en cómo lo que en un momento dado puede ser censurable en otras circunstancias puede no serlo tanto. Todos estos temas se tratan por medio de los pensamientos y palabras de los personajes que en cierto modo son filósofos de su propia vida. Genial este párrafo sobre la infidelidad de D. Evaristo, que es un personaje maravilloso de la novela .

“Hablando de esto, se animaba llegando hasta  la elocuencia. «Porque mira tú, chulita, no predico yo la hipocresía. En cierta clase de faltas, la dignidad consiste en no cometerlas. No transijo, pues, con nada que sea apropiarse lo ajeno, ni con mentiras que dañan al honor del prójimo, ni con nada que sea vil y cobarde; tampoco transijo con menospreciar la disciplina militar: en esto soy muy severo; pero en todo aquello que se relaciona con el amor, la dignidad consiste en guardar el decoro… porque no me entra ni me ha entrado nunca en la cabeza que sea pecado, ni delito, ni siquiera falta, ningún hecho derivado del amor verdadero. Por eso no me he querido casar… Claro, es preciso contener algo a la gente y asustar a los viciosos; por eso se hicieron diez mandamientos en vez de ocho, que son los legítimos; los otros dos no me entran a mí. ¡Ah!, chulita, dirás que yo tengo la moral muy rara. La verdad, si me dicen que Fulano hizo un robo, o que mató o calumnió o armó cualquier gatería, me indigno, y si le cogiera, créelo, le ahogaría; pero vienen y me cuentan que tal mujer le faltó a su marido, que tal niña se fugó de la casa paterna con el novio, y me quedo tan fresco. Verdad que por el decoro debido a la sociedad, hago que me espanto, y digo: «¡Qué barbaridad, hombre, qué barbaridad!». Pero en mi interior me río y digo: «ande el mundo y crezca la especie, que para eso estamos…».”

Es un libro donde uno no para de subrayar e incluso de conocer palabras nuevas, y reconocer expresiones del lenguaje coloquial que siguen usándose. Por ejemplo me sorprendo leer  “que viene el tio Paco con las rebajas” pues yo pensaba que el Paco de ese dicho era Franco y resulta que ya se usaba la frase años antes de su aparición es escena. También me ha gustado conocer la evolución de la palabra hortera que ahora se usa como descalificativo y en el libro define una profesión, los comerciantes de telas. Muy curioso todo. Descubrir tras los pasos de los personajes el Madrid antiguo y callejear por las calles que reconocemos, la cava baja, la calle Pontejos, etc. Llegué a buscar en el mapa el convento de las Micaelas que estaba en el barrio de Tetuán que era las afueras de la ciudad quedando ahora en el centro mismo. Hay incluso una entrada muy interesante  en Google Maps para el Madrid de Fortunata y Jacinta.

En fin que he disfrutado de cada una de sus más de 900 páginas y es el libro con el que estrenaré la sección de recomendados de este año ya que es el único de todos los que he leído en estos meses que recomendaría.

Esta lectura me ha abierto los ojos a Galdós y seguramente lea más de este escritor justamente considerado una de las mejores plumas de nuestra literatura.

Había subrayado montones de fragmentos del libro, todos ellos geniales pero se me ha roto el ebook y no puedo recordarlas todas pero creo que con los que he recordado os podéis hacer a al idea de que nos encontramos ante una obra maestra con mucho sentido del humor.

 

 

 

 

d_universal

La Universal. Toti Martínez de Lezea

b_universalCómo me gustó mucho el primer libro que leí de esta escritora “El juego de la oca” me he animado a leer otro en esta ocasión centrado en el periodo histórico de la España de principios del siglo XX una época que normalmente no se refleja en las novelas y que me ha parecido interesante.

Sin embargo no sé si considerar este libro como histórico sino más bien que está ambientando en ese periodo de la  historia porque el cuerpo central de la historia gira en torno a una misteriosa desaparición de un hombre y a la investigación sobre su paradero en la que se ven inmersos los protagonistas y que le mete en todo tipo de aventuras.

Los protagonistas son muchos, porque La Universal es una pensión en el Madrid castizo donde se concentran un grupo de desarrapados que para salir adelante en esos años de miseria y crisis política se sirven de su imaginación. Este grupo de desconocidos se convierte en una entrañable familia en la que todos colaboraran para salir adelante.

El estilo es ágil y con mucho sentido del humor de modo  que muchos de los comentarios de los personajes nos  hacen brotar una sonrisa. Entretenido, fácil de leer y a la vez informativo me ha gustado bastante así que buscaré más de esta escritora vasca que tiene multitud de novelas históricas publicadas y que si siguen esta línea seguro que me van a gustar.