Fuerte como la muerte

Fuerte como la muerte, Guy de Maupassant

 “Fuerte como la muerte de Guy de Maupassant, reflexiona sobre el amor prohibido y los sentimientos que este nos produce cuando lo experimentamos en la madurez. Tambien trata de lo difícil que es envejecer y renunciar a los deseos de la juventud. Una obra realista interesante pero que no me ha llegado a traspasar”

Fuerte como la muerteEl amor en la madurez

He leído esta novela por casualidad porque la tenía cargada en el ebook y me he encontrado con la curiosidad de que repetía, en cierto modo, el tema de la novela anterior que había leído. El amor en la madurez y el rechazo  que sentimos a envejecer. En esta ocasión el tema es abordado por Guy de Maupassant con una obra escrita en 1889 que refleja la sociedad de esa época.

Fuerte como la muerte

El protagonista Olivier Bertin es un pintor de éxito que ha disfrutado de los placeres y el reconocimiento durante toda su vida. En su madurez se encuentra desbordado por una pasión amorosa que le pilla desprevenido y que no sabe cómo enfrentar. Realmente es un poco difícil hablar de qué trata esta novela sin destriparla.

El protagonista vive el amor en sus multiples facetas. Los primeros amores ocasionales y sin importancia frutos del éxito. El enamoramiento apasionado por una mujer casada, la Condesa Ana, a la que corteja y conquista . Esta relación le sirve al autor para plantear cuestiones como la infidelidad, los celos y el amor correspondido. Este amor ilícito analiza los pros y los contras de una relación de ese tipo. Y por ultimo un amor de edad tardía por una jovencita prohibido y no correspondido que resultará ser tan “Fuerte como la muerte” y por el que se verá sorprendido y superado y que hará tambalear su vida y relaciones.

Realismo psicológico

La novela está escrita en estilo realista psicológico. Ambientada en París a finales del siglo SXIX, nos permitirá tomarle el pulso a la sociedad aristocrática de la época. Conoceremos sus opiniones políticas en una Europa en la que se gesta el conflicto de la primera guerra mundial. Repasaremos las costumbre sociales y gustos artísticos de las clases privilegiadas. Con ellos entraremos en los salones, teatros y museos y viviremos de primera mano esa sociedad al detalle.

La sensibilidad del pintor nos permitirá recrearnos en las luces, las telas y las joyas. A la vez, profundizamos en las emociones y conflictos de los personajes. Las descripciones de los lugares cobran vida para reflejar sus estados de ánimo. Es impresionante el estilo y el dominio del lenguaje del escritor.  En las descripciones combina el realismo con un estilo muy poético. Me impactó este fragmento con la descripción de París en uno de los momentos de depresión del protagonista.

“La sombra de los plátanos marca el pie de los árboles, sobre las aceras que queman, una mancha rara que parece líquida como el agua extendida que se seca. La inmovilidad de las hojas en las ramas, y su silueta gris en el asfalto, expresan el cansancio de la ciudad abrasada, soñolienta, y traspirando como un obrero dormido al sol sobre un banco.

“Parece sudar la capital y echar el aliento fétido por las bocas de las alcantarillas los tragaluces de los sótanos y cocinas, y los arroyos grasientos de las calles.(…) (Pág 96)

Sentimientos universales

Pero más impresionante de la obra, es el modo en el que se reflejan los sentimientos de los protagonistas. ante los celos, el envejecimiento. El impacto de la muerte los enfrentan con el paso del tiempo y la fugacidad de sus propias vidas. Estos sentimientos quedan plasmados de forma muy intensa en las cartas que escribe la Condesa Ana a su amante. Conmocionada tras la muerte de su madre  es difícil no sentirse identificado con sus emociones.

¡Triste, cruel y duro es esto! No se piensa en ello, no se ve a cada paso cómo la muerte toma a alguien, como nos tomará a nosotros, porque si se viese, si lo que pasa ante nosotros no nos cegase y aturdiese, no podríamos vivir; el espectáculo de esta carnicería sin fin nos volvería locos.(Pág 92)

En otro momento Ana reflexiona sobre la pérdida de su juventud durante su luto. Este es uno de los pasajes  más impresionantes de la novela.

(…)¡durante un año se sentía envejecer día por día, hora por hora, minuto por minuto, bajo el hábito de crespón! ¿Qué sería de su pobre cuerpo si en aquel año seguía sufriendo con las angustias del alma?

Estas ideas no la abandonaban y le quitaban el gusto de todo, convirtiendo para ella en dolores las alegrías y no dejándole integra una dicha ni un placer.

Sin cesar la sacudía el rabioso deseo de echar de sí aquel peso mísero que la abrumaba y el estar segura de que sin aquel sería feliz y estaría bien. Ella se sentía un alma fresca y viva, el corazón joven, la savia de un ser que empieza a vivir, el ansia insaciable de la felicidad más voraz que antes y necesidad devoradora de amar.

Y todas estas cosas dulces, deliciosas y poéticas que embellecen y hacen amable la vida, se alejaban de ella porque envejecía. Se acabó todo, y sin embargo sentía dentro de sí sus ternuras de niña y sus apasionados arranques de joven.

Sólo había envejecido su carne, su miserable piel, esa envoltura de los huesos que poco a poco se marchita y arruga como la tela sobre el mueble. El fantasma de su decadencia se había aferrado a ella y había llegado a ser un sufrimiento físico.

La idea de la vejez había determinado una sensación activa y perceptible como la del calor o el frío. Creía sentir como una vaga invasión la marcha lenta de las arrugas en la frente, el hundimiento de la piel en las mejillas y la garganta, y la multiplicación de esos innumerables estragos que decoloran el cutis. A semejanza de quien se ve atacado de una enfermedad devoradora y a quien constante prurito obliga a rascarse, el terror de aquel aborrecido trabajo del tiempo. (Pág 169)

la novela sobre todo se centra en esos sentimientos que trastornan a los personajes y los vuelven vulnerables.

Las ideas fijas tienen la roedora tenacidad de las enfermedades incurables.

Una vez en el alma la devoran sin dejarla en libertad para pensar en nada ni interesarse a tomar gusto por la menor cosa. (Pág 151)

Opinión personal. 8

La novela me ha gustado, está muy bien escrita y se conecta bien con los personajes. Sus conflictos son lo más interesante de la obra. Pero reconozco que el realismo no es mi género. No puedo evitar aburrirme un poco con las situaciones de los salones, las conversaciones y detalles. Es algo que me sucede con casi todas las novelas realistas que he leído. Por otro lado, he encontrado en esta obra algunas similitudes con Anna Karenina. Algo que  es normal por tratarse de estilos y épocas similares.

La recomiendo en la medida que es una obra clave del autor.  Una lectura interesante para los interesados en la lectura de los clásicos. Tiene como punto a favor además, que es una novela breve. Algo que no es habitual en los gruesos volúmenes del realismo.

Saber más de este autor.

la-ligereza-de-la-grava-2

La ligereza de la grava, Ricardo Roces

Opinion Resumida

La ligereza de la grava de Ricardo Roces es una novela irónica y divertida donde de forma satírica el autor da un repaso a la sociedad a través de sus personajes que logran demostrar que el dinero no da la felicidad aunque pueda facilitarnos mucho la vida. Un cúmulo de situaciones surrealistas nos hacen disfrutar de una lectura ligera y entretenida.

La ligereza de la gravaUna novela para reírse de la vida y de la muerte

Aunque últimamente no tengo mucho tiempo para leer me animé a leer la novela de este escritor novel porque me hizo muchas gracia su carta de presentación e imaginé que si la novela mantenía ese estilo me iba a divertir. Y ya os adelanto que no me equivoqué, la novela “La ligereza de la grava” ha conseguido que me riera y sonriera en numerosas ocasiones. Es irónica, original y tiene muy buen ritmo. Los personajes están bien perfilados y sus diálogos en ocasiones me han resultado desternillantes.

No quiero desvelar mucho de la trama porque ir descubriéndola es parte de su encanto y sorpresa. Por ello me permito copiar el texto que usó el escritor para presentármela y que refleja el tono sin revelar demasiado.

“En la tradición de la novela humorística clásica, “La ligereza de la grava” cuenta la historia de Anselmo Queralt, uno de los hombres más poderosos del país, recién cumplidos los setenta años, que ahora se encuentra en lo alto de un puente, dispuesto a acabar con su vida. Lo tiene todo y, no obstante, siente que no ha conseguido nada. Es entonces cuando aparece Edurne, una insoportable mujer que cambiará todo. Aunque las cosas no son lo que parecen a primera vista y este encuentro provocará una serie de imposibles situaciones que acabarán con toda la civilización al borde del colapso por culpa de tres misteriosos personajes y un bocadillo de sobrasada con pimientos.”

En esta novela con tono muy divertido se nos muestra que siempre deseamos lo que no tenemos y cómo a veces somos felices simplemente saliendo de la monotonía de nuestras vidas.

“Estaba bebiendo sangría con mucho hielo, también fumaba un pequeño purito importado de Cuba, un cilindro fino de hojas prensadas y sabor tosco. La sangría no estaba mal, pero el purito tenía cierto saborcillo a asfalto viejo. Y eso que ella nunca había lamido una carretera. El problema era que la combinación de ambos placeres no conseguía reconfortarla. Eso y el aburrido libro. ¿En eso se había convertido su vida? Un discurrir de placeres que solo conseguían aburrirla un poco más a cada paso que daba. Quizás por eso había tantos millonarios llorando en el asiento trasero de tantas limusinas. Ser rico era un auténtico coñazo.” (Pág 130)

La ligereza de la grava

Los personajes están bien desarrollados sobre todo los principales, entre los que me ha gustado especialmente Edurne, una mujer ordinaria e irreverente que tiene una muy particular forma de ver el mundo y que logrará poner patas arriba todo lo que la rodea.

En la novela además irán apareciendo distintos personajes a cada cual más curioso desarrollados con menos profundidad pero representan a los  diferentes sectores de la sociedad y que nos harán reflexionar en tono irónico sobre la riqueza, el oportunismo, el peso de la fama, la prensa, la venganza o la muerte.

Pero siempre desde el a perspectiva del humor y de una obra ligera, algo a lo que puede hacer referencia el título. “La ligereza de la grava” creo que puede ser una metáfora de lo mucho que a veces nos afectan cosas que luego no son tan importantes en la realidad.

Opinión personal

El estilo es ligero y divertido, con diálogos provocadores y sin tabúes  sobre todo porque Edurne es bastante anarquista y no tiene pelos en la lengua, lo que se acrecienta cuando se ve podrida de dinero. Algunas de las situaciones que se plantean con esta mujer son de lo más esperpénticas y son  las que a mi me han divertido mas.

Aunque en general me ha parecido muy graciosa la novela, al final me parece que se hace un poco larga y quizás pierde un poco de ritmo en la resolución que sin embargo deja muy bien cerrada y rematada….quizás demasiado para mi gusto.  Pienso que no hacía falta tanto epílogo y hubiera sido mejor dejar algo para la imaginación de los lectores, pero eso por su puesto es una opinión muy personal.

En resumen me parece una obra muy prometedora. Muy divertida en un género que me parece muy difícil. Su fuerza reside en la frescura de los diálogos que me han parecido de lo mejor de la novela. Una trama original que en alguna ocasión me ha recordado a “Las intermitencias de la muerte” de Saramago. Por su puesto salvando las distancias. Porque esta novela no pretende alcanzar la profundidad de Saramago en sus obras, pero si que ha habido algunas cosas que me la han recordado. 

Me ha gustado, así que se la recomiendo a todo el mundo que le apetezca pasar un rato divertido con unos personajes muy particulares.  Por otro lado decir que la portada me ha gustado mucho  me parece muy acertada para la temática y tono de la novela. 

Datos de interés

Si queréis conocer más de autor podéis visitar su blog en https://ricardoroces.wordpress.com

También podéis encontrar la novela en Amazon

 

 

hombres sin mujeres

Hombres sin mujeres, Haruki Murakami

hombres sin mujeres2No soy muy aficionada a los relatos cortos porque me suelen gustar las historias más desarrolladas  y a veces me saben a poco pero Murakami consigue conmoverme incluso con sus cuentos. Sigo prefiriendo sus novelas largas pero con esta edición de relatos también me ha conquistado.

Definitivamente de este escritor me gusta todo. Me gusta como dice las cosas, el ritmo ágil y a la vez profundo y poético,  las anécdotas que destaca, cómo hablan sus personajes que nos hacen subrayar frases constantemente. Me hizo gracia porque incluso uno de sus personajes  reconoce su facilidad para hacer frases sonoras y sentencias.

“—Todavía recuerdas el sueño, ¿eh?

—No sé por qué, pero sí.

—Y eso que era un sueño ajeno.

—Es que los sueños pueden prestarse o tomarse prestados cuando la ocasión lo requiere, sin duda —dije. Efectivamente, puede que suelte demasiadas frases lapidarias.”

Pero son esas frases de sus personajes, las que los definen y convierten su obra en algo muy especial. He subrayado como siempre montones de fragmentos de frases intensas que se te quedan grabadas dentro. y destaco algunas brevemente.

“Buscar algo cuando uno no sabe qué está buscando es muy complicado.” (Pág 60)

“Su postura consistía en mentir lo menos posible sin revelar más información de la necesaria.” (Pág 80)

Todos los personajes de la novela tienen en común el haber amado a una mujer y luego haberla perdido. Esa sensación de vacío que queda después de un amor intenso y roto por alguna razón, ya sea el abandono, la muerte o el anhelo de lo que nunca pudo ser. Vemos las diferentes reacciones de los personajes de lo cuentos ante su desgarro y en cierto modo también nos sentimos identificados con lo que se nos cuenta. Casi todas las vivencias están vistas desde la distancia. Contadas en tercera persona  como una anécdota de algo que le pasó o vivió. Son siete historias diferentes pero que tienen en común las reflexiones sobre las emociones,siempre reflejando la fascinación que las mujeres producen en los hombres, desde el respeto, el misterio, el deseo o el amor.

Cada personaje vive una historia de amor en cierto modo intrincada y diferente que resuelven también de modo distinto con siete relatos que abordan los temas con gran sinceridad e intimidad. Resumo brevemente los temas tratados en cada historia para dar una referencia de la profundidad con la que se tocaran los temas siempre con ese aire de poesía cotidiana y a la vez mágica que logra dar este escritor a su prosa.

Comenzaremos con  la historia del marido traicionado que trata de encontrar respuestas a su infidelidad tras la muerte de la mujer haciéndose amigo de uno de sus amantes. La pareja perfecta que vive eternamente conectada pero a la vez separada buscando ese algo más. El conquistador irredento que cae en las redes de un amor inesperado y trágico y su imposibilidad de encajar el abandono. La extraña relación de un joven dependiente con una mujer madura que le cuenta historias de sus vidas pasadas. La fascinación por una relación negativa y mágica donde se refleja la dependencia de una mujer maltratada por su amante. O  incluso el surrealista despertar de Gregorio Samsa que sufre una nueva “metamorfosis” y descubre el deseo sexual y nos refleja de nuevo el respeto del autor por Kafka al que ya cita en varias de sus obras. Finalmente terminaremos con las reflexiones de la soledad de un amante ante la muerte de su amada que en cierto modo enlaza con la primera historia del libro y le un cuerpo mas completo.

Un libro como siempre fácil de leer y que nos hace reflexionar sobre las emociones sin tratar de buscar explicaciones lógicas a porqué se siente lo que se siente.

Destaco este fragmento que refleja muy bien el sentimiento general de la novela.

“La honda sensación de pérdida tras haberse encontrado con la mujer amada, haberse unido a su cuerpo y haberle dicho adiós. Si lo piensa, ese sentimiento no ha cambiado en miles de años, ¿no cree? Y he cobrado conciencia de que si, hace poco, no hubiera reconocido ese sentimiento como parte de mí, jamás habría alcanzado la madurez como ser humano. Aunque me parece que me he dado cuenta un poco tarde.

Le dije que no creía que fuese demasiado tarde ni demasiado temprano. Por tarde que fuese, era mucho mejor que si jamás se hubiera dado cuenta. “(Pág 87)(…)

“Llevamos un año y medio viéndonos, y ahora estoy mucho más prendado que al principio. Tengo la sensación de que algo tiene presos nuestros corazones. Cuando su corazón se mueve, tira del mío. Como dos barcas atadas por una cuerda. Que no se puede cortar, pues no existe ningún cuchillo capaz de cortarla. Ése es otro sentimiento nuevo para mí. Me angustia pensar en qué demonios me convertiré si esta sensación va a más.” (Pág 92)

En resumen otra estupenda obra de Murakami que también recomiendo. Cada vez estoy mas convencida de que este escritor es una de las grandes letras de este siglo por su forma de poner palabras a las preocupaciones existenciales y emocionales de la sociedad moderna. No me canso de recomendarlo como podéis ver.

 

 

 

citas_lorca

Cita Federico García Lorca

citas_lorca(…) al que le duele su dolor le dolerá sin descanso y al que teme la muerte la llevará sobre sus hombros. (…)

Federico  García Lorca “Poeta en Nueva en Nueva York”

Poeta español 1898-1936

Más info en

d_poeta

Poeta en Nueva York, Federico García Lorca.

b_poetaEstoy muy contenta con la propuesta del club de lectura al que pertenezco de Poeta en Nueva York porque a pesar de haber leído mucha de la poesía de Lorca eran textos mas tradicionales y sencillos y nunca me habría atrevido con este libro que es una lectura difícil y puede uno no encontrar el momento para leerla.

Su lenguaje es mágico, surrealista, tan encriptado que requiere del esfuerzo del lector bien para dejarse llevar por sus imágenes sin tratar de entenderlas o tratando de comprender el surrealismo y la angustia de cada verso En cualquier caso no es una lectura fluida y un poco si asusta cuando al leer el los primeros poemas uno siente que no se ha enterado de nada. Entonces descubres que al final de los poemas  hay una charla del propio Lorca sobre sus poemas. Una conferencia -recital con la que presentó el libro a su regreso en el 29. Sus palabras  nos abren en cierto modo los ojos a ese canto agónico y estremecedor que es todo el libro. Es incluso recomendable empezar la lectura del libro de poemas con esas palabras introductorias del autor que nos dan ciertas claves sobre cómo se sentía al afrontar cada verso. Al final del artículo os pongo un video con una dramatización de ese recital de Lorca que es lo único que he encontrado completo y que merece la pena por oír las palabras del poeta bien recitadas.

Y después uno se deja llevar por los poemas… Unos poemas llenos de angustia, dolor y muerte. Un libro que en otras circunstancia no hubiera leído porque no estaba muy bien de ánimo debido a muchos problemas personales  y sin embargo no sé si debido a ello me calaron tan hondo. Sin entender muy bien lo que leía me dejé llevar por las palabras y las imágenes angustiosas me sirvieron en cierto modo para proyectarme y canalizar mis propios conflictos. Es impresionante la sensibilidad de este escritor y una tragedia su asesinato a su regreso a España porque su temprana muerte nos impidió conocer lo que hubiera creado.  El libro tiene mucha intrahistoria interesante con debates  sobre su publicación ya que  se publicó tras la muerte del poeta en diferentes editoriales con distintas versiones del manuscrito que les había enviado Lorca a su regreso a España. Todas estas circunstancias se explican en la introducción que tambien es interesante para aproximarse al autor y a su vida.

El libro supuso una ruptura en al obra tradicional de Lorca. Durante  su estancia en Nueva York buscó un nuevo lenguaje mas moderno en el momento de los “ismos” y a través del surrealismo en el que se había iniciado con Dalí y Buñuel incorporó su imaginario tradicional de un nuevo modo, tratando de transcender  de los conceptos a algo más complejos incorporó sus metáforas tradicionales de luna, muerte y caballos en su grito contra una ciudad carnívora y alienante.

Llegó a Nueva York a un curso para aprender inglés huyendo de un fracaso sentimental y tratando de cambiar del vida. Allí interiorizó su dolor y lo proyecto amplificado por su rechazo de la ciudad.  Lorca vivió allí el crack del 29 y sus emociones quedan impresionantemente reflejadas en la conferencia-recital  destaco estas líneas porque me impactaron.

“…lo verdaderamente salvaje y frenético de Nueva York no es Harlem. Hay vaho humano y gritos infantiles y hay hogares y hay hiervas y dolor que tiene consuelo y herida que tiene dulce vendaje.

…lo impresionante por frío y cruel es Wall Street. Llega el oro en ríos de todas las partes de la tierra y la muerte llega con él. En ningún sitio del mundo se siente como allí la ausencia total del espíritu: manadas de hombres que no pueden pasar del tres y manadas de hombres que no pueden pasar del seis, desprecio de la ciencia pura y valor demoníaco del presente. Y lo terrible es que toda la multitud que lo llena cree que el mundo será siempre igual, y que su se deber consiste en mover aquella gran máquina día y noche y siempre. Resultado perfecto de una moral protestante, que yo, como español típico, a Dios gracias, me crispaba los nervios.

…yo tuve la suerte de ver por mis ojos el último crack en el que se perdieron varios billones de dólares, un verdadero tumulto de dinero muerto que se precipitaba al mar, y jamás, entre varios suicidas, gentes histéricas y grupos desmayados, he sentido la impresión de la muerte real, la muerte sin esperanza, la muerte que es podredumbre y nada más, como en aquél instante porque era un espectáculo terrible pero sin grandeza. Y yo que soy de un país donde, como dice el gran padre Unamuno, “sube por la noche la tierra al cielo”, sentía como un ansia divina de bombardear todo aquel desfiladero de sombra por donde las ambulancias se llevaban a los suicidas con las manos llenas de anillos.”

Uf este ultimo fragmento me parece impresionante. He extraído el texto de este blog porque tratando de encontrar la conferencian por la red me ha costado : http://guadalapeza.blogspot.com/2009/02/sobre-locrca-y-wall-street.html#ixzz3WZ3XJ5ls

Es un libro difícil de leer que yo solo he podido afrontar a corazón abierto y saboreando las palabras que nos demuestran el dominio de Lorca de las imágenes. No puedo recomendarlo a todo el mundo porque es un poco deprimente y cuesta bastante. Es más un libro para leer uno o dos poemas antes de acostarse. Releer las palabras y dejarse llevar por ellas. Bello, impresionante pero a la vez angustioso y difícil.

Yo no sé si lo entiendo pero sé que me emociona y fascinan los juegos de palabras que hace. Cada verso es un enigma y lo veo como una impactante y sonora adivinanza en un mundo de pesadillas. Tan inquietante que expresa perfectamente el estado de ánimo de un alma atormentada. Y lo curioso es que a la vez el escribía cartas alegres a su familia.  El poeta expresó en los poemas su angustia para exorcizarla de algún modo.

Me llamaron la atención especialmente dos poemas que añado a la reseña porque me llegaron mucho por su dramatismo, modernidad y belleza.

CIUDAD SIN SUEÑO (NOCTURNO DEL BROOKLYN BRIDGE)

No duerme nadie por el cielo. Nadie, nadie.
No duerme nadie.
Las criaturas de la luna huelen y rondan sus cabañas.
Vendrán las iguanas vivas a morder a los hombres que no sueñan
y el que huye con el corazón roto encontrará por las esquinas
al increíble cocodrilo quieto bajo la tierna protesta de los astros.

No duerme nadie por el mundo. Nadie, nadie.
No duerme nadie.
Hay un muerto en el cementerio más lejano
que se queja tres años
porque tiene un paisaje seco en la rodilla;
y el niño que enterraron esta mañana lloraba tanto
que hubo necesidad de llamar a los perros para que callase.

No es sueño la vida. ¡Alerta! ¡Alerta! ¡Alerta!
Nos caemos por las escaleras para comer la tierra húmeda
o subimos al filo de la nieve con el coro de las dalias muertas.
Pero no hay olvido, ni sueño:
carne viva. Los besos atan las bocas
en una maraña de venas recientes
y al que le duele su dolor le dolerá sin descanso
y al que teme la muerte la llevará sobre sus hombros.

Un día
los caballos vivirán en las tabernas
y las hormigas furiosas
atacarán los cielos amarillos que se refugian en los ojos de las vacas.

Otro día
veremos la resurrección de las mariposas disecadas
y aún andando por un paisaje de esponjas grises y barcos mudos
veremos brillar nuestro anillo y manar rosas de nuestra lengua.
¡Alerta! ¡Alerta! ¡Alerta!
A los que guardan todavía huellas de zarpa y aguacero,
a aquel muchacho que llora porque no sabe la invención del puente
o a aquel muerto que ya no tiene más que la cabeza y un zapato,
hay que llevarlos al muro donde iguanas y sierpes esperan,
donde espera la dentadura del oso,
donde espera la mano momificada del niño
y la piel del camello se eriza con un violento escalofrío azul.

No duerme nadie por el cielo. Nadie, nadie.
No duerme nadie.
Pero si alguien cierra los ojos,
¡azotadlo, hijos míos, azotadlo!

Haya un panorama de ojos abiertos
y amargas llagas encendidas.

No duerme nadie por el mundo. Nadie, nadie.
Ya lo he dicho.
No duerme nadie.
Pero si alguien tiene por la noche exceso de musgo en las sienes,
abrid los escotillones para que vea bajo la luna
las copas falsas, el veneno y la calavera de los teatros.

Y esta otra también me fascina, mas allá de encontrarle el sentido. Las palabras encajan de forma mágica. Como si oyéramos un encantamiento pero nos perdiéramos su significado. Así he leído yo este libro de poemas. Huyendo de encontrar sentido a las cosas, sumergiéndome en las palabras y sintiendo lo que me transmitían las imágenes.

Panorama ciego de Nueva York

Si no son los pájaros
cubiertos de ceniza,
si no son los gemidos que golpean las ventanas de la boda,
serán las delicadas criaturas del aire
que manan la sangre nueva por la oscuridad inextinguible.
Pero no, no son los pájaros,
porque los pájaros están a punto de ser bueyes;
pueden ser rocas blancas con la ayuda de la luna
y son siempre muchachos heridos
antes de que los jueces levanten la tela.
Todos comprenden el dolor que se relaciona con la muerte,
pero el verdadero dolor no está presente en el espíritu.
No está en el aire ni en nuestra vida,
ni en estas terrazas llenas de humo.
El verdadero dolor que mantiene despiertas las cosas
es una pequeña quemadura infinita
en los ojos inocentes de los otros sistemas.

Un traje abandonado pesa tanto en los hombros
que muchas veces el cielo los agrupa en ásperas manadas.
Y las que mueren de parto saben en la última hora
que todo rumor será piedra y toda huella latido.
Nosotros ignoramos que el pensamiento tiene arrabales
donde el filósofo es devorado por los chinos y las orugas.
Y algunos niños idiotas han encontrado por las cocinas
pequeñas golondrinas con muletas
que sabían pronunciar la palabra amor.

No, no son los pájaros.
No es un pájaro el que expresa la turbia fiebre de laguna,
ni el ansia de asesinato que nos oprime cada momento,
ni el metálico rumor de suicidio que nos anima cada madrugada,
Es una cápsula de aire donde nos duele todo el mundo,
es un pequeño espacio vivo al loco unisón de la luz,
es una escala indefinible donde las nubes y rosas olvidan
el griterío chino que bulle por el desembarcadero de la sangre.
Yo muchas veces me he perdido
para buscar la quemadura que mantiene despiertas las cosas
y sólo he encontrado marineros echados sobre las barandillas
y pequeñas criaturas del cielo enterradas bajo la nieve.
Pero el verdadero dolor estaba en otras plazas
donde los peces cristalizados agonizaban dentro de los troncos;
plazas del cielo extraño para las antiguas estatuas ilesas
y para la tierna intimidad de los volcanes.
No hay dolor en la voz. Sólo existen los dientes,
pero dientes que callarán aislados por el raso negro.
No hay dolor en la voz. Aquí sólo existe la Tierra.
La Tierra con sus puertas de siempre
que llevan al rubor de los frutos.

 

Es muy interesante el documental de Informe Semanal sobre la vida del Lorca en Nueva York.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/informe-semanal/informe-semanal-lorca-poeta-nueva-york-1991/1158205/

También me ha gustado esta Dramatización de la Conferencia Recital Federico García Lorca 1929 Donde destaco los minutos 9´42 sobre Wall Strett y 20´49″ sobre Coney Island

 

Por otro lado como existen en la red interesantes opciones para saber mas de la vida de Lorca  os pongo algunos de los más interesantes.

1.Fundación Federico García Lorca  Página de la Fundación donde se pueden encontrar textos y una estupenda biografía

Documental sobre la vida y obra de Lorca

d_enamoramientos2

Los enamoramientos, Javier Marías

b_enamoramientosHacía tiempo que tenía ganas de leer este libro pero como sospechaba, por su tamaño y las reseñas que había leído, que era un poco espeso lo había ido retrasando hasta ahora que con la baja he tenido algo más tiempo y me he animado.

Lo primero de todo decir que no es un libro apto para amantes de la lectura rápida y fácil. Es un libro difícil y profundo lleno de digresiones sobre las relaciones humanas con muy pocos impulsos en la trama pero que sin embargo te llega precisamente por su profundidad.

La novela arranca con una situación dramática. La protagonista descubre una mañana que la pareja ideal que ella observa todas las mañanas en la cafetería mientras desayuna ha desaparecido porque él ha sido asesinado sin razón por un vagabundo trastornado de la calle. Una muerte sin razón y sin sentido que acaba con el amor y lo que le rodea. Al darle sus condolencias, ella entra mas en contacto con la viuda y un amigo de el fallecido del que se enamora y con el que mantiene una relación sin compromiso.

Esta relación permitirá al autor por medio de sus largas reflexiones y conversaciones entre ambos, plantear las múltiples y diferentes situaciones que se pueden dar en las relaciones amorosas desde los amores perdidos, imposibles o no correspondidos, hasta los amores de conveniencia, costumbre, compañía o amistad y las cosas que somos capaces de hacer movidos por esos sentimientos.

Es una obra en la que uno no para de subrayar porque muchos de sus conceptos nos son muy cercanos a la hora de identificarnos con experiencias parecidas, ya que es un poco lo que todos sabemos sobre el amor, la ausencia, la vida pero que no solemos tratar de poner en palabras. Y el escritor lo hace muy bien, y con muchas, porque es una novela de un tamaño en mi opinión excesivo  donde se dan demasiadas vueltas a algunos planteamientos que se podrían haber reducido. Sin embargo aunque en algún momento estuve tentada de dejarlo continué por el buen estilo con el que está escrito y tengo que reconocer que al final me ha gustado mucho.

Los únicos tres giros de la trama son bastante impresionantes y sirven de motor para el resto de la novela siempre que se tenga en cuenta que no es una obra de acción sino una historia de relaciones humanas y desarrollo de personajes. Se podría considerar casi un ensayo sobre los sentimientos.

Es una obra que te hace pensar mucho y que se debe leer lentamente, no solo por el tamaño y longitud de las frases donde es fácil perderse sino también por lo filosófico de las conversaciones.

Tiene algunas referencias interesantes a Balzac, Shakespeare y Dumas que sirven de referencia argumental y nos dan un poco las claves de lo que pretende el autor con la obra.

Lo que pasó es lo de menos. Es una novela, y lo que ocurre en ellas da lo mismo y se olvida, una vez terminadas. Lo interesante son las posibilidades e ideas que nos inoculan y traen a través de sus casos imaginarios, se nos quedan con mayor nitidez que los sucesos reales y los tenemos más en cuenta. (pág 105)

Me encuentro en el dilema de qué otros fragmentos destacar porque por su longitud no quiero vulnerar los derechos del autor ni aburríos a vosotros. Así que escogeré alguna de las más cortas de las que me han llamado la atención que como digo fueron muchas. Hay libros en los que no se puede evitar.

 Es otro de los inconvenientes de padecer una desgracia: al que la sufre los efectos le duran mucho más de lo que dura la paciencia de quienes se muestran dispuestos a escucharlo y acompañarlo, la incondicionalidad nunca es muy larga si se tiñe de monotonía. Y así, tarde o temprano, la persona triste se queda sola cuando aún no ha terminado su duelo o ya no se le consiente hablar más de lo que todavía es su único mundo, porque ese mundo de congoja resulta insoportable y ahuyenta.(pág 49)

Esta otro fragmento me ha gustado por su plasticidad en la descripción y también refleja el estilo pausado de la novela.

Las facciones eran delicadas, con ojos rasgados de expresión miope o soñadora, pestañas bastante largas y una boca carnosa y firme muy bien dibujada, tanto que sus labios parecían los de una mujer trasplantados a una cara de hombre, era muy difícil no fijarse en ellos, quiero decir apartarles la vista, eran como un imán para la mirada, tanto cuando hablaban como cuando estaban callados. Daban ganas de besárselos, o de tocárselos, de bordear con el dedo sus líneas tan bien trazadas, como si se las hubiera hecho un pincel fino, y luego de palpar con la yema lo rojo, a la vez prieto y mullido. (pag 68)

Pero las reflexiones que me parecen mas interesantes son sobre la fugacidad de las cosas a la que hay bastantes referencias.

Nada dura lo bastante porque todo se acaba, y una vez acabado resulta que nunca fue bastante, aunque durara cien años. (Pág. 67)

(…)

Lo que dura se estropea y acaba pudriéndose, nos aburre, se vuelve contra nosotros, nos satura, nos cansa. Cuántas personas que nos parecían vitales se nos quedan en el camino, cuántas se nos agotan y con cuántas se nos diluye el trato sin que haya aparente motivo ni desde luego uno de peso. Las únicas que no nos fallan ni defraudan son las que se nos arrebata, las únicas que no dejamos caer son las que desaparecen contra nuestra voluntad, abruptamente, y así carecen de tiempo para darnos disgustos o decepcionarnos. Cuando eso ocurre nos desesperamos momentáneamente, porque creemos que podríamos haber seguido con ellas mucho más, sin ponerles plazo. Es una equivocación, aunque comprensible. La prolongación lo altera todo, y lo que ayer era estupendo mañana habría sido un tormento.(pag 85)

(…)

El error de creer que el presente es para siempre, que lo que hay a cada instante es definitivo, cuando todos deberíamos saber que nada lo es, mientras nos quede un poco de tiempo. Llevamos a cuestas las suficientes vueltas y los suficientes giros, no sólo de la fortuna sino de nuestro ánimo. Vamos aprendiendo que lo que nos pareció gravísimo llegará un día en que nos resulte neutro, sólo un hecho, sólo un dato. (Pag 90)

Y por último me ha encantado la reflexión sobre el verdadero amor. No ese que te hace calcular. El enamoramiento total para el que no existen palabras en todos los idiomas.

Nos hacen mucha gracia muchas personas, nos divierten, nos encantan, nos inspiran afecto y aun nos enternecen, o nos gustan, nos arrebatan, incluso nos vuelven locos momentáneamente, disfrutamos de su cuerpo o de su compañía o de ambas cosas, como me sucede contigo y me ha sucedido otras veces, unas pocas. Hasta se nos hacen imprescindibles algunas, la fuerza de la costumbre es inmensa y acaba por suplir casi todo, incluso por suplantarlo. Puede suplantar el amor, por ejemplo; pero no el enamoramiento, conviene distinguir entre los dos, aunque se confundan no son lo mismo… Lo que es muy raro es sentir debilidad, verdadera debilidad por alguien, y que nos la produzca, que nos haga débiles. Eso es lo determinante, que nos impida ser objetivos y nos desarme a perpetuidad y nos haga rendirnos en todos los pleitos (Pág. 204)

En fin un gran libro, reflexivo, profundo y en algunos momentos incluso algo pesado pero que te hacer pensar y deja huella en cierto modo. No apto para todos, pero si un imprescindible para los amantes de la buena literatura. Al final me ha gustado mucho aunque reconozco que en algún momento me ha costado. Me alegro de haberlo terminado porque ha merecido la pena el esfuerzo.

d_intermitencias

LA INTERMITENCIAS DE LA MUERTE. JOSÉ SARAMAGO.

b_intermitenciasUn libro en el que Saramago mantienen su peculiar estilo rebuscado y complejo, pero donde cada palabra respira ironía y un profundo conocimiento de nuestra sociedad.

Esta obra me recuerda en cierto modo al “Ensayo sobre la ceguera”, en una hipótesis de una sociedad puesta en una situación extrema, pero con un desarrollo lleno de pensamientos con su ácido sentido del humor.

No es un libro fácil de leer pero sin embargo es uno de los que mas me ha gustado últimamente. La historia impresionante de un país imaginario donde la muerte les deja de visitar. Es decir la gente de repente ya no se muere.

La alegría y euforia inicial pronto dejan entrever el caos provocado por esta situación en hospitales, residencias de ancianos y en el sistema de pensiones… y los problemas que todo ello ocasiona.

La muerte muchas veces convidado de piedra cobra vida en esta partícula novela donde cualquier cosas por imposible que sea, es posible. Un libro con un final conmovedor y maravilloso que me emocionó profundamente. Me ha parecido muy poético y esperanzador. Una obra como todas las de Saramago que te hace pensar.

Totalmente recomendable.