Un millón de gotas, Víctor del Árbol.

Un millón de gotas, Víctor del Árbol

un millon de gotas2Este libro llegó a mis manos sin saber muy bien qué leer. No conocía ni al escritor ni la novela pero investigué en foros y vi que tenía muy buenas críticas así que me animé con el porque es un libro de más de 600 páginas y tengo que decir que no me ha defraudado.

En una novela curiosa que a la vez comparte varios géneros, por un lado el thriller y la novela negra con  la investigación de varios muertes con las que arranca la novela de forma trepidante . Tenemos asesinatos, torturas y suicidios. Pero lo que parece una novela de investigación se convierte a su vez en una novela histórica cuando el protagonista Gonzalo decide investigar las circunstancias de la muerte de su querida hermana. Con esa investigación el protagonista profundiza en las raíces de su familia en una historia que se remonta a sus abuelos en la España de principios de siglo con la revisión de las grandes guerras por las que vive su padre. Elias Gil un reconocido héroe de guerra republicano al que seguimos en su lucha por la supervivencia en una época en la que Europa se volvió loca y del que conoceremos su cara más amable como la mas terrible.

El libro alterna con maestría las dos historias presentando un capítulo del presente de Gonzalo con otro del pasado de su padre Elías Gil. Gonzalo, el hijo , ahora es abogado y se ha casado con una familia de derechas de toda la vida traicionando los ideales de su familia y se encuentra de pronto metido en la investigación del asesinato de su hermana en una trama de venganzas, mafias rusas, trata de niños, pornografía que sabe que le desborda. Además descubre que poco a poco todo ello tiene una extraña relación con su padre y su propio suegro. Una maraña de relaciones familiares, pactos, amistades, odios y venganzas muy bien desarrollada. Donde nadie es totalmente bueno o totalmente malo y los personajes se desenvuelven con mucha verosimilitud.

Por otro lado la parte histórica nos hace seguir los pasos del padre de Gonzalo cuando de joven visita la URSS  como ingeniero para conocer el comunismo y para enorgullecer a su padre minero comunista desde siempre. Allí será detenido y enviado al campo de Nazino donde el autor nos describe uno de los momentos más terribles de la historia donde la gente allí confinada tuvo que recurrir al canibalismo para sobrevivir. Toda la narración de su vida será a la vez un tratado de historia y una muestra de como las ideologías sean las que sean pueden salvar a un hombre o perderlo.

El libro es muy completo tanto en el desarrollo de los personajes como en la narración de los hechos con multitud de anécdotas y detalles que la historia va cobrando cuerpo y todo se va definiendo poco a poco. La trama es muy compleja y enrevesada todos los personajes se relacionan entre si en diferentes momentos importantes de sus vidas marcando en cierto modo sus formas de ver la historia. Una historia donde todos tienen varias caras y donde se demuestra que incluso queriendo hacer las cosas bien siempre hay daños colaterales.

Es un libro de acción y hechos no de emociones. A pesar de que pasan muchos hechos dramáticos los divisamos en tercera persona viendo a los personajes desde una distancia que nos impide en cierto modo emocionarnos del todo con ellos. Esa es la única pega que le pondría a la historia. La he leído con gusto pero yo que me emociono con todo no he llegado a vibrar como en otras novelas de estas características. Me ha quedado cierta sensación general de artificio. Y a pesar de su cuidado realismo y desarrollo y documentación algo no me ha terminado de convencer al final.

Esta novela me ha recordado mucho por su planteamiento y desarrollo a “El corazón helado” de Almudena Grandes que sin embargo me emocionó y toco la fibra mucho más y que también recomiendo.

Sin embargo este libro impresiona por todo lo que cuenta y el estupendo desarrollo de los personajes y cómo conocemos a través de ello otra parte de la historia de Europa y de nuestro país.

Lo recomiendo porque además está muy bien escrito. Con un cuidado lenguaje e incluso palabras que no conocía lo que no suele ser habitual como bonhomia y corifeo. He subrayado montones de párrafos que te hacen reflexionar unas veces puestos en forma de conversaciones de los personajes o como sus reflexiones.

Impresionante el párrafo de una mujer que describe los malos tratos que recibe por parte de su marido que con un breve texto consigue transmitir toda la incomprensión e injusticia de la situación.

“No, no. Floren es de los de misa en domingo. No juega ni siquiera a las damas, no bebe, y desde luego, no va de putas. Hasta las zorras se reirían de su ridícula polla inservible. Todo amabilidad y sonrisa, y una apariencia de perrillo abandonado que rompía el alma. Y así se mantuvo hasta que nos casamos y vinimos aquí. Empezó a meterse con mis amistades cubanas, luego empezó a criticar esa manía mía (así la llamaba) de leer libros a todas horas para dármelas de intelectual (ya ve usted, que yo solo leo novelas de quiosco) y dejarlo en ridículo, a él que no tenía estudios (como si yo fuese ingeniera nuclear), y luego con mi otra manía de canturrear todo el día (como si me burlase de él). La primera vez que me pegó fue porque no se le puso dura. La segunda porque no se le puso suficientemente dura. La tercera porque me quedé embarazada. La cuarta ya no hubo ninguna excusa. Eso sí, los domingos a misa y luego a comer pollos asados a casa de los suegros con la mejor cara, aunque a veces los morados eran tan grandes que ni siquiera podían disimularse con maquillaje.” (Pág 159)

Destaco algunas de las mas breves que me llamaron la atención pero no quiero extenderme demasiado con las citas porque en el libro hay muchos fragmentos impresionantes. Aunque no quiero  dejar escapar estas.

“Uno hace lo que no quiere hacer cuando se enamora y lo disfraza de propia iniciativa, aunque en el fondo solo sea renuncia. “(Pág 25)

“La tierra es una tumba que espera con paciencia su tributo.” (Pag 295)

“Nadie deja los vicios con los que ha vivido siempre; son los vicios los que lo desechan a uno.” (Pág 353)

En general un libro estupendo que merece la pena leer bastante objetivo a la hora de presentar la situación política que se plantea y a la vez muy interesante y entretenido a pesar de su tamaño. Y con inevitables referencias a los escritores rusos e incluso alguna cita a Ana Karenina.

 

 

 

 

 

0

Deja un comentario