NUNCA HAGAIS UN CRUCERO CON MSC Y MENOS LO CONTRATEIS CON QCNS CRUISE

NUNCA HAGAIS UN CRUCERO CON MSC Y MENOS LO CONTRATEIS CON QCNS CRUISE

 

Ha sido todo un verdadero desastre y me considero estafada en unas vacaciones que esperábamos fueran inolvidables y efectivamente lo serán pero no por lo que nosotros esperábamos. Os cuento mi odisea por si puedo evitar que a alguien le pase lo mismo.

 

Mi madre decidió que nos invitaba a unas vacaciones a toda la familia como regalo de su jubilación un viaje que para 7 personas ha costado un dineral. Como teníamos experiencias positivas  de cruceros anteriores y queríamos conocer las islas griegas decidimos escoger el crucero de MSC Música porque no s gustaba el itinerario  además nos habían asegurado que eran unos de los mejores, pero nunca mas lejos de la realidad. 

 

Durante la reserva todo eran facilidades a través de QCNS CRUISE solicitamos dos camarotes juntos para 4 y 3 personas con vuelos desde Madrid porque ellos nos recomendaron que contratáramos los vuelos con ellos para que todo se coordinara con el crucero.

 

Pues bien la reserva la hicimos en Noviembre y no volvimos a saber nada mas de ellos.  Ya por junio cuando había que dar el segundo plazo me puse en contacto con ellos para que nos mandasen nuestra información de la reserva pero hasta el ultimo momento no te dan nada.

 

El primer engaño fue cuando nos mandaron horarios de los aviones porque nosotros que vivimos en Madrid tuvimos  que coger un vuelo a las 6 de la mañana para Barcelona donde pasaríamos  4 horas en el aeropuerto esperando para ir a Bari desde donde sale el crucero. Cuando les digo que eso es inviable que viajamos con niños y que como tienes que estar unas horas antes del embarque en el aeropuerto tendríamos que estar a las 4 de la mañana para ir a Barcelona y luego perder  toda la mañana en Barcelona sin ninguna necesidad me dicen que no tienen otra opción. Yo les digo que eso no es lo que nos aseguraron en el contrato pero nos aseguran que no hay otra manera con lo cual no me queda mas remedio que aceptar si no quiero perder el 20 % del dinero si renuncio a la reserva. Cual será  mi sorpresa cuando me encuentro en el barco con que hay personas que han volado directamente desde Madrid y que regresaran igual mientras que nosotros que volvíamos el 19 no solo tuvimos que volver a esperar 4 horas en el aeropuerto de Barcelona antes de llegar a Madrid sino que además nos comimos la huelga de controladores con lo que llegamos a casa destrozados y cabreados.

 

Pero ahí no acaba la cosa cuando me fijo en donde están nuestros camarotes supuestamente correlativos 5049 y 5050 resulta que me doy cuenta de que están en pasillos diferentes del barco y alejadísimos algo que no tengo que saber yo pero que necesariamente debería saber la persona que gestiona las reservas.  Les pido que me los solucionen y me dicen que no es posible porque ya no hay camarotes juntos con el consiguiente cabreo que me cojo por las molestias que resultan de estar separados cuando vamos todos juntos. La única opción que me proponen es dármelos separados pero mejorarme la categoría y me dicen que será un camarote con balcón. Yo había contratado exterior. Todo esto antes de salir ya me estaban dando ganas de cancelar la reserva pero como todos teníamos mucha ilusión con el viaje decidimos seguir adelante y  cual será nuestra sorpresa cuando llegamos al barco cansados de todas las horas de espera en aeropuertos varios y resulta que nuestros camarotes no sólo no tienen balcón sino que además en la ventana tiene unos botes salvavidas que impiden todas las vistas.  A mi pobre madre casi la da un patatus y a mi otro. Vamos un atraco en toda regla que tratamos de resolver en el barco y que tras discutir nada más llegar con el cansancio no conseguimos resolver.

 

 

Pero esos fallos que podrían achacarse solamente a la central de reservas QCNS CRUISE a pesar de nuestra buena disposición se siguieron sucediendo en el barco donde en lugar de tratar de olvidarnos de los inconvenientes, cada dia de las vacaciones nos cogimos un cabreo.

 

 El primer día que llegamos a las 6 sin comer en todo el día  no había ningún sitio para comer excepto los restaurantes de pago hasta la hora de la cena . Un desastre ni coctel de bienvenida ni nada. Las niñas se desmayaban.

 

El estupendo barco del que no tengo queja estaba hasta la bandera y mi principal motivo de queja fue en las comidas. Todos los días había que hacer unas colas tremendas para comer debido a que los horarios de comida estaban planteados a la europea. Desayuno de 6 a 9  comida de 11:30 a 13:30 y solamente estaba abierto el buffet  hasta más tarde pero solo una parte del buffet.  Consecuencia volvemos todos a la vez de la excursiones y nos encontramos con problemas para coger mesas, colas de dos horas para coger cualquier cosa y encima una comida de basura, hamburguesas de mala calidad y salchichas todos los días ( no vi. pescado en ninguna ocasión).

La única solución para que no me diera un infarto en cada comida era tratar de evitar el buffet y comer en los restaurantes pero estos tenían unos horarios de comidas reducidísimos sobre todo teniendo en cuenta, que por la mañana era cuando desembarcábamos para visitar las diferentes ciudades.

Así por ejemplo a la vuelta de Atenas después de visitar la acrópolis con 40 grados y deseando darnos un merecido descanso para comer, al llegar al barco nos encontramos con que sólo es posible comer en el buffet y esperar una cola de 2 horas de pie y con problemas para encontrar una mesa para sentarse… y por supuesto todo el mundo cabreado. Vamos lo mejor para desestresarse.

 

Pero ni siquiera en los restaurantes uno podía estar tranquilo porque salvo excepciones el personal bastante mal educado. El primer día que no conocíamos nuestra mesa lo normal es que te acompañe un camarero, pues no, te mandan a ti solo (con el cansancio de todo el día  a buscarla) imagínate dando vueltas por el restaurante buscando la 667. Preguntando a los cameros  y que nadie te atiende ….un desastre y cuando por fin encontramos la mesa a punto de montar una bronca al responsable porque así no se hacen las cosas. Tardaron unas 2 horas y media en darnos de cenar. Pues bien esa fue la tónica general de todas las comidas.

 

Puedo deciros que a pesar de tener todas las comidas  incluidas hemos tratado de comer en tierra en cuanto hemos tenido ocasión para evitar estos desastres.

 

Y continuo… la vista de la piscina era desmoralizadora imaginaros 3000 personas en la cubierta de un barco al rededor de dos piscinas minúsculas y unos Jacuzis mas pequeños que mi bañera. El resultado una charca de ranas amarilla. No me atreví a meter un pie en todas las vacaciones, de hecho casi ni subi a cubierta para evitar la masificación.

 

 

Pero aquí no acaba la cosa porque además cuando han podido estafarnos lo han hecho.

En Mikonos que el barco atraca a 3km del pueblo  desde el barco te venden un transporte por autobús a 15 euros por persona porque aseguran no hay otro medio de transporte. Pues bien nada mas bajar del barco nos encontramos con un autobús municipal a un euro por persona. Primer atraco.

 

 En Atenas para vendernos la excursión aseguraron que había huelga de transportes. Nosotros decidimos no contratarla y arriesgarnos y nos encontramos con que no había casi nada de huelga y siempre con servicio mínimos. Menos mal que hay no caímos pero desde luego lo intentaron .

 

Pero lo que clama la cielo fue en Venecia que como era fiesta nacional dijeron que no podían atracar en el puerto habitual que y que iba a ser muy complicado moverse por la ciudad porque iba a estar saturada de gente así que para NUESTRA COMODIDAD  ponían unos servicios de barcas a 15€ por persona para que pudiéramos ver mejor la ciudad. Aquí como no queríamos arriesgarnos a perdernos Venecia los contratamos y resulta que el día anterior a llegar a Venecia comunican con una circular que por obligación del puerto ponen unos autobuses gratuitos a plaza de Roma que resulta que al final salen incluso antes que la barcas. Cuando quieres devolver la excursión no es posible. Pero lo peor de todo es que esas barcas tienen un horario establecido y aunque en Venecia el barco esta de 9 a 17 los barquitos están de 12 a 15 con lo que al final tienes que ver una ciudad como Venecia en 3 horas algo totalmente imposible.

 

Y lo peor es que la tripulación ante las quejas de todos los españoles (son con lo que yo mas traté) en lugar de templar ánimos nos trataron con mala educación y malas maneras llegando a decir incluso “ Españoles tenían que ser”. Una vergüenza.

 

EL barco no tenia ni libro de reclamaciones y todos los que quisimos reclamar que fuimos muchos nos tuvimos que conformar con escribir en un papel nuestras quejas y confiar en que eso llegue a alguna parte.

 

Yo he pasado unas vacaciones penosas sintiéndome estafada, maltratada e impotente  y lo que es peor deseando llegar a mi casa, cuando por ese dinero habríamos vivido los 7 casi un mes a cuerpo de rey en cualquiera de los mejores hoteles de España.

y lo que podía haber sido un viaje maravilloso casi fue una pesadilla y deseando llegar a casa.

 

Por eso escribo todo esto para que ya que no creo que me sirva de mucho reclamar en la OCU cosa que haré al menos con el boca a boca a lo mejor puedo evitar que a alguien le pase algo parecido.

 

 

PD: Por otro lado los lugares del crucero preciosos… eso no lo podían cambiar afortunadamente.

Etiquetas: Sin etiquetas

7 Respuestas

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados

Al usar este formulario aceptas la la Política de privacidad de datos. y accedes al almacenamiento y gestión de tus datos por parte de esta web. Tus datos de carácter personal serán tratados por meencantaleer.es para confirmar que no eres un robot con tu previa autorización. Sus datos no serán comunicados a terceros. Podrá ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación al tratamiento y oposición dirigiendo un correo electrónico a info@meencantaleer.esPara más información consultar: https://meencantaleer.es/aviso-legal