La vida cuando era nuestra, Marian Izaguirre

La vida cuando era nuestra, Marian Izaguirre

“La vida cuando era nuestra de Marian Izaguirre es una novela amable y fácil de leer que te transporta por varios países en la primera mitad del siglo XX. Me ha dejado un poco fría y no ha logrado transmitirme casi ninguna emoción.”

La vida cuando era nuestra, Marian Izaguirre

He leído esta novela en dos días para el club de lectura en el que participo. Se lee con facilidad y eso al menos ha sido llevadero.

La novela me ha resultado entretenida pero no me ha sorprendido ni me ha transmitido ninguna emoción. Esto me sorprende porque pasan cosas en la historia los suficientemente importantes como para que me hubiera calado más a nivel humano.

La historia arranca en la postguerra española, en esa España gris y asustada donde una pareja de libreros, afines a la República, tratan de sobrevivir a todo lo que han perdido y añoran “la vida cuando era nuestra”. Una mujer inglesa irrumpe en sus vidas añadiendo algo de novedad en su día a día. La historia se centra en los lazos de amistad que surgen entre esta misteriosa mujer madura, Alice y la mujer del librero, Lola. A través de la lectura conjunta de un libro de memorias que aparece misteriosamente en la librería se va forjando esta amistad que aportará mucho a la vida de ambas.

La narración transcurre de forma paralela entre esa realidad de la España de la postguerra y la historia que leen con las memorias de una chica que por circunstancias de su vida ha vivido en muy diferentes ambientes. La escritora aprovecha ese recorrido para mostrarnos la campiña de Normandía, el ambiente de rural de la nobleza inglesa o el Paris bohemio todos en un tono de lujo y esplendor que se enfrentan con el gris del Madrid costumbrista de la postguerra.

Estilo y ritmos correctos

El estilo de escritura es sencillo de leer pero con un cuidado lenguaje que en ocasiones destaca con frases muy poéticas y bonitas pero que pierden algo de fuerza por la repetición. Es como si los lectores fuéramos un poco tontos y temiera que nos las perdiéramos. Por ejemplo el propio título del libro u otras cosas bonitas que se dicen en la novela y que curiosamente se repiten varias veces, supongo por si no nos habíamos dado cuenta, lo cual a mi me ha molestado.

Los personajes protagonistas son agradables y simpáticos por lo que en seguida logra que nos caigan bien. Están más desarrolladas las mujeres que son las verdaderas protagonistas de la obra. Todo es muy correcto  y encaja al final pero no me ha llegado a convencer. Es como si no me creyera a los personajes ni la historia. No me ha llegado ni a nivel humano ni emocional.

Previsible y superficial

La historia de “la chica del pelo de lino” (el libro dentro del libro) me ha parecido superficial y no me ha interesado demasiado,  a pesar de todas las cosas que le pasan, es cómo si ella no fuera la protagonista de su propia vida, como si le pasaran a otra persona. Las descripciones de los lugares me han parecido demasiado prototípicas y previsibles. Encontramos lo que esperamos de la Normandía brumosa o de la Inglaterra rural con sus convenciones. Y qué decir del París nocturno de los años 20. Todos los detalles que conocemos surgen como en un puzzle con las piezas contadas y los artistas de la época que aparecen como adornos pero que no hacen nada especial que les haga destacar o explique su presencia dentro de la historia. Las cosas van pasando, sencillamente. No me ha sorprendido nada y lo que es peor no me lo he creído. No porque sea inverosímil sino porque no me he logrado creer las relaciones que se plantean que me han parecido frías y distantes incluso en el caso del amor. Eso ha hecho que no llegue a meterme del todo en la historia ni que me haga vibrar.

El libro pretende ser un canto al amor que rompe fronteras y convenciones. Ambas protagonistas son mujeres de un cierto estatus social que renuncian a él por su amor con hombres socialmente menos privilegiados. Y sin embargo no se nos logra transmitir la fuerza de ese amor con intensidad. Todo en la novela es tranquilo y sosegado. A lo mejor eso es lo que pretendía la escritora pero a mi eso me ha dejado fría cuando he terminado de leerla y creo que la olvidaré con facilidad.

Por otro lado las referencias a las Brigadas Internacionales son tan circunstanciales que parece que los personajes acabaron en España por casualidad como si estuvieran allí de vacaciones…en fin que me ha faltado convicción humana e ideológica por casi todos los lados.

Sin embargo si quiero destacar algunas cosas que me han gustado…sobre todo el amor por los libros que se destila en toda la obra. Las referencias literarias abundan en la novela así como las referencias a la lectura como tabla de salvación de nuestras vidas. Y por supuesto con eso no me queda otra que identificarme y sobre todo lo quiero rescatar.

Opinión Personal

En general no es un libro que recomiende pero tampoco me arrepiento de haberlo leído. Le pongo entre un 5 y un 6. En el club de lectura en general no ha salido muy bien parado. Aunque ha habido algunas personas a las que les ha gustado mucho. Por tanto, ya se sabe con los libros todo es cuestión de gustos.

Si alguien se anima a comentarlo estaré encantada de compartir impresiones.

 

 

Guardar

en-tiempo-de-prodigios-2

En tiempo de prodigios, Marta Rivera de la cruz.

“En tiempo de prodigios de Marta Rivera de la cruz es una novela sencilla donde confluyen dos historias el proceso de maduración de una mujer a través de la pérdida y del recuerdo de la historia de España del siglo XX con los acontecimientos que en ella se dieron. Una historia predecible que ha logrado emocionarme en algunas ocasiones”.

Esta novela fue finalista del premio Plantea en 2006 y tiene críticas muy contrapuestas. Por uen-tiempo-de-prodigiosn lado gente a la que le ha gustado mucho y por otro, lectores a los que no les ha gustado nada.

Yo trataré de dar mi visión objetiva de la lectura que sin llegar apasionarme me ha entretenido lo suficiente para no resultarme pesada.  En la narración tenemos dos historias que transcurren paralelas.

Por un lado conocemos  a Cecilia una mujer soltera de treinta tantos que acaba de perder a su madre y a su pareja y tiene que reconstruirse desde esas pérdidas. Esta es la parte más emocional del relato aunque en ocasiones puede resulta repetitiva. A mi ha sido la parte que más me ha gustado del libro ya que me ha parecido las más sincera y que mejor reflejaba las situaciones de dolor. Iremos conociendo las circunstancias que han rodeado a esas pérdidas. La prematura muerte de su madre por causa del cáncer y lo difícil de su aceptación. La ruptura con su pareja por el deseo de un hijo son temas de gran transcendencia en la vida y veremos como el personaje aprende a superarlos.

Por otro lado Cecilia comienza a visitar al abuelo de una amiga intima y entre ellos surge una relación de amistad en la que el abuelo comienza a contarle su vida. En la narración de Silvio repasaremos su infancia en Galicia, las extrañas relaciones que surgieron entre su familia y un rico norteamericano que visitaba el pueblo y como su vida a partir de ese hecho cambió de tal modo que s se convirtió en una vida de aventuras excepcionales que  irá desgranando a Cecilia en sus visitas.

Estos dos relatos se van entrecruzando y el libro se lee con facilidad alternando sentimientos y acción. El estilo es muy sencillo y sin complicaciones. A veces un poco manido pues es todo muy previsible. La historia de espionaje es lo que menos me ha gustado porque a pesar de ser el motor de la narración las aventuras eran tan parecidas a lo que hemos leído antes que no me ha llegado a impactar demasiado.

Sin embargo con el sentimiento de dolor de la protagonista por la pérdida de su madre si que me he llegado a identificar y es la parte que ha llegado a emocionarme aunque en ocasiones pudiera resultar pesada.

“El dolor es una estación de paso. Un lugar de tránsito donde a veces no queda más remedio que detenerse antes de seguir viaje. Ojalá hubiese podido renunciar a ese apeadero, pero no fue posible. El dolor no invita. Aparece, sin más, y entonces no queda otra opción que hacer un alto en el camino y enfrentarse a la certeza de que nada podrá ser igual, que el resto del viaje se ha visto alterado por esa parada intempestiva, por esa parada indeseable, por esa parada que ha tocado en suerte. Qué ironía, llamar suerte al roce mezquino de la desgracia, al contacto íntimo con la aflicción. Qué estúpido resulta llamar suerte a la desventura.” (Pág. 135)

En general es un libro que me ha entretenido. No me ha apasionado pero tampoco me ha desagradado del todo. En el club de lectura al que pertenezco lo pusieron a caldo, como malo malísimo incluso vomitivo llegaron a decir. Yo no soy tan radical pues he leído cosas peores y ha conseguido emocionarme en muchas ocasiones lo cual hace que tenga para mi algo positivo. Y si bien es fácil tocarnos la fibra con la muerte de una madre no me ha chirriado demasiado el modo de hacerlo. Así que tiene mi aprobado con un 6.

 

2 republica

Novelas ambientadas en la Segunda República y la Guerra Civil

republica2La breve duración de la Segunda República Española  y la Guerra Civil que se desencadenó en el país para defenderla o derrocarla ha sido marco de numerosas novelas.

Hoy 14 de abril considerado día de la república voy a aprovechar para rescatar algunas de las reseñas de libros que he leído ambientados en este periodo y que os pueden interesar. Aunque aquí os doy una breve pista de mi opinión sobre ellos podéis ver las reseñas completas pulsando sobre ellos.  No he leído muchos porque no es un tema que me apasione y casi todos son sagas familiares que centran el interés en las relaciones humanas, aún así algunos de ellos son estupendos y totalmente recomendables.

Para terminar comparto la interesante reseña del blog  “Erase una vez que se era”  que trata de hacer un compendio de novelas ambientadas en la Guerra Civil y la Postguerra. http://www.eraseunavezqueseera.com/2013/06/14/novelas-ambientadas-en-la-guerra-civil-espanola-y-en-la-posguerra/

Otro enlace interesante es esta reseña sobre una breve historia de la Segunda República. http://www.hislibris.com/breve-historia-de-la-segunda-republica-espanola-luis-e-inigo-fernandez/

Os recomiendo también dos series de televisión ambientadas en esa época sugeridas por un seguidor del blog. ( Gracias Álvaro 😉

Y ahora mis lecturas de esa época.

El corazón helado, Almudena Grandes.

El corazón helado, Almudena Grandes. Saga familiar. Relaciones humanas. TOTALMENTE RECOMENDABLE

El señor de las llanuras, Javier Yanes

El señor de las llanuras, Javier Yanes Aventuras, Saga familiar. Varios ambientes  RECOMENDABLE

El tiempo entre costuras, María Dueñas

El tiempo entre costuras, María Dueñas Ambientado en la época y su espíritu. Relaciones humanas TOTALMENTE RECOMENDABLE

Invierno en Madrid C. J.Sansom.

Invierno en Madrid C. J.Sansom. Espionaje, historica ENTRETENIDO Y UN PUNTO DE VISTA DIFERENTE

El nombre que ahora digo. Antonio Soler

El nombre que ahora digo. Antonio Soler INTERESANTE A VECES FALTO DE RITMO

Riña de gatos, Eduardo Mendoza.

Riña de gatos, Eduardo Mendoza.  Justo al comienzo de la guerra ENTRETENIDO, COMICO Y LIGERO

Los Baldrich, Use Lahoz

Los Baldrich, Use Lahoz  Saga familiar, INTERESANTE AUNQUE A VECES ALGO ABURRIDO

La enfermera de Brunete, Manuel Maristany

La enfermera de Brunete, Manuel Maristany. Saga Familiar, romantica histórica. NO ME GUSTÓ PREDECIBLE

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

d_corazon

El corazón helado, Almudena Grandes.

b_corazon_heladoHe leído esta novela para el club de lectura de mi pueblo y en cierto modo me alegro de que fuese una lectura obligada ya que debido a su gran tamaño y temática sobre la Guerra Civil y postguerra española de las que se ha escrito tanto, nunca me hubiera animado a leerla de primeras. Y sin embargo ha sido una lectura muy satisfactoria y profunda, aunque en algunos momento me ha parecido que sobraban páginas, en general me ha gustado y es un libro que obliga a reflexionar.

La novela es una obra de relaciones humanas que aborda la historia de dos familias que se encuentran en varios momentos de su genealogía y en cierto modo también están emparentadas. La narración arranca cuando tras la muerte del carismático padre de una familia, el hijo se encuentra con una faceta de la vida de su padre que nunca hubiera imaginado. Y al investigar en el pasado familiar, las emociones que despiertan en el hijo esos descubrimientos y la aparición de un amor prohibido suponen un cambio radical en su propia vida y creencias.

Es una novela que habla del amor, de la traición y de las ambiciones e ideales de toda una generación a la que le tocó luchar por sus sueños y perderlo todo. Pero es sobre todo una novela histórica que en mi opinión pretende reconstituir la memoria histórica de parte de los vencidos en la Guerra Civil Española. La obra trata en cierto modo de redimir a los grandes “Parias de la tierra” que resultaron ser los republicanos exiliados que lucharon primero por defender un gobierno democrático y fueron traicionados por todos, desde su propio bando, hasta los gobiernos internacionales que tras la Segunda Guerra Mundial mantuvieron el gobierno de Franco e incluso fueron traicionados por aquellos que creían amigos.  Un sentimiento de derrota y frustración muy español que queda muy bien reflejado en multitud de pasajes de la novela.

“ Porque somos españoles y los españoles nunca podemos ser felices del todo, una variedad domesticada y ebria de la desesperación se asomaba a las comisuras de los labios, a la humedad de los ojos, a las aristas de la cara de aquellos hombres secos, consumidos, agotados por el constante ejercicio de su dureza, que levantaban una copa en el aire para repetir, uno tras otro, muerto el perro, se acabó la rabia, y que sin embargo tenían la rabia dentro, tan agarrada al corazón que, mientras se obligaban a parecer felices, ya sabían que iban a morir antes que ella.” (Pag 36)

Pero aunque en el libro se hable de historia y de política se habla sobre todo de humanidad y sensibilidad a través de las vivencias de los personajes. Todos los personajes estan muy bien desarrollados, llenos de matices y gran multitud de perfiles. Y si bien no se puede decir que se mire la historia de un modo objetivo porque la novela se alinea claramente del lado de los republicanos todos los frentes están muy bien tratados porque todos somos humanos y como dicen en la novela.

“Cada familia tiene un armario cerrado, lleno hasta arriba de pecados mortales.

Sus palabras me recordaron aquéllas de Raquel, los seres humanos somos vulgares, sencillos, nuestras vidas son muy parecidas, hay media docena de cosas que todos tenemos en común. Eran dos maneras distintas de decir lo mismo (pag 276)

Y es que este es un libro muy humano donde es muy fácil sentirse identificado con las pasiones que arrastran a los personajes. Porque todos en este país hemos escuchado o vivido en casa historias de la guerra y el título del libro “El corazón helado” hace referencia al poema de Antonio Machado escrito 1n 1912 y que sin embargo se ha hecho tan visionario y sigue vigente un siglo después.

Ya hay un español que quiere
vivir y a vivir empieza,
entre una España que muere
y otra España que bosteza.

Españolito que vienes
al mundo te guarde Dios.
una de las dos Españas
ha de helarte el corazón.

Y efectivamente en este libro una de las dos Españas nos helará el corazón y a la vez descubriremos corazones helados por la decepción o desesperación pero que encontraran el calor para revivir gracias al amor que parece al final la única redención posible y la única herramienta de la que disponemos para curar heridas y olvidar ultrajes. La fuerza del amor ya sea amor filial, familiar, romántico o prohibido.

Porque en la novela además de la historia también viviremos un amor intenso e imposible que unirá a los protagonistas y a las vez nos permite vivir su desgarro y las cosas que son capaces de hacer y sufrir por ese amor.

Algunos de los fragmentos mas intensos del libro hacen referencia a esa indefensión que sentimos ante al ser amado

 

“No podía dejar de pensar en Raquel. No podía. Y cuando la vi, mientras acariciaba el filo de mis dientes con la lengua, sentí lo mismo que debe de sentir un moribundo solo y desfallecido que recobra la cuenta de los días que lleva perdido en el desierto al contemplar a lo lejos la silueta de un oasis. Esa misma clase de sed saciante, que presiente la saciedad real, definitiva, sentí al ver a Raquel vestida para ir de caza. Diez, nueve, ocho, me caigo, me caigo, me voy a caer. Mi corazón trepó hasta mi boca con la pericia de una mascota bien entrenada y el impacto fue tan violento que ni siquiera me fijé en que no estaba sola. (Pág 387)

 

“Entonces solía recordarme a mí mismo que me gustaba mi mujer, que me gustaba mi trabajo, que me gustaba mi vida, y no echaba nada de menos. Pero eso sucedía en los tiempos de mi pobreza, cuando yo creía que mi vida era mía, y que era vida. Después, en algún momento que no puedo reconstruir con precisión, la aritmética se burló de mí, y ni siquiera tuve fuerzas para aprender a multiplicar todo lo que antes había dividido. No fue necesario. El dolor, las espinas, el vacío, la exaltación, las babas, el placer, aprendieron a multiplicarse por su cuenta con la implacable determinación de un organismo vivo, implacablemente determinado a crecer para estabilizarse y conservar su forma. (Pág 606)

 

Es un libro muy profundo e intenso que me ha gustado mucho. Tanto por el desarrollo de los personajes como por las anécdotas planteadas durante toda la novela y la narración histórica de la contienda y la posguerra. Se siente todo muy cercano y real, se vibra y sufre con los personajes y a la vez los continuos saltos temporales en los que esta narrado a modo de flasback desde la actualidad hasta el momento de los hechos hace que no nos aburramos en ningún momento.

 

Hay varios momentos que a mi me han llegado al alma como la carta de despedida de la maestra a su hijo que descubre el que será su futuro nieto y que pone cada cosa en su sitio en una familia donde todo eran secretos y silencios. Ese fragmento emociona con una intensidad que no he querido transcribir para no quitarle fuerza pero sólo por esa carta y las emociones que nos transmite ya merece leer la novela.

 

el corazon heladoSi bien en ocasiones hay párrafos que se repiten de texto y que pueden resultar reiterativos la emoción, la sensibilidad y el estilo depurado de esta escritora hacen que leer cualquier novela suya sea una garantía de placer y buena lectura.

Lo recomiendo desde luego no solo por su interés histórico sino también por su interés humano.

d_enfermera

La enfermera de Brunete, Manuel Maristany

b_enfermeraLlevo varios días sin escribir ninguna reseña porque  he estado atascada con la lectura de este libraco de 1011 páginas que ha supuesto todo un desafío para mi paciencia y armonía espiritual. El libro no me ha gustado nada y no se lo recomendaría a nadie, no comprendo las buenas críticas que ha recibido porque yo he encontrado muy pocas cosas que se salven, pero bueno allá vamos con la reseña.

El libro lo tenía que leer para el club de lectura de  mi pueblo y reconozco que lo he terminado única y exclusivamente porque lo quería comentar en el club y me gusta ir con los deberes hechos, pero en este caso ha supuesto una prueba a mi fuerza de voluntad, he tardado más de dos semanas y no ha habido casi ningún momento en que lo haya disfrutado.

El libro trata  la experiencia de una familia aristocrática catalana durante los días previos a la guerra civil y las cosas que les suceden durante el conflicto. Un tema que de por si no me apetecía mucho porque ya he leído bastante sobre la guerra civil últimamente y salvo que se afronte desde una perspectiva muy profunda u original no me atrae, pero como era el que había que leer lo he sufrido con determinación.

Del libro no me ha gustado ni la historia, ni los personajes ni el estilo. Un libro totalmente superficial, inflado, con momentos de diálogos superfluos que no aportan nada a la trama ni al desarrollo de los personajes. Unos personajes planos que casi no evolucionan salvo en las páginas finales del libro, y un poco obligados por las circunstancias.

Con un tono anquilosado y decadente presenta los sufrimientos de una familia adinerada que vive dentro de su castillo y sus privilegios y que es de las primeras en apoyar el alzamiento contra la Republica pero que luego se espantan con las consecuencias, cuando los republicanos catalanes reprimen el alzamiento y se toman represalias contra las familias poderosas.  En un tono de “qué hemos hecho nosotros para merecer esto” nos  presentan sus tribulaciones para huir de Cataluña en un discurso lleno de comentarios ofensivos y rencorosos visto desde el odio del bando de los blancos y rebeldes a la República. Una situación de caos en la que si bien es cierto murieron muchas personas arbitrariamente, fue la consecuencia del intento y final éxito de un alzamiento que acabo con un gobierno democráticamente constituido. El deseo de venganza que mueve a los protagonistas durante la novela  se trata de justificar por los desmanes sufridos por su familia, que no son pocos, pero que no es nada que no se haya experimentado igualmente desde el otro bando y desgraciadamente en cualquier conflicto bélico en los que siempre sufren los mismos los ancianos, las mujeres y los niños.

Durante estos primeros días de la guerra la mirada se centrará en las “penas que tuvieron que pasar las clases aristocráticas adineradas catalanas para huir llevándose todos sus dineritos a sufrir en los hoteles de lujo de Europa. Y claro es muy difícil identificarse con las penas de la baronesa del “pan pringado” porque la quitan sus bragas de seda. En ocasiones incluso me he cabreado bastante mientras lo leía por los superficial de las situaciones y conversaciones.

Luego seguiremos al protagonista en sus diferentes destinos durante la guerra con largas y aburridas descripciones de las contiendas donde las anécdotas interesantes son escasas, al menos en mi caso que no soy muy de batallitas.

Al final del libro me parece que la cosas mejora un poco por las historias de amor del protagonista, que aportan el escaso interés que pueda tener el libro, y es gracias a esa historia de amor que los personajes al final parecen evolucionar un poco y se hace un ejercicio de equilibrar políticamente la historia. (Algo que en mi opinión no consigue pero al menos se agradece el intento)

El libro no lo recomiendo para nada. Lo único que soy capaz de rescatar es el diario perdido de un inglés de las brigadas internacionales que narra su frustrada experiencia de la guerra y la caída de sus ideales. Un relato de apenas 15 páginas en un libraco de 1011, no parece una buena proporción.

He visto que el libro tiene muy buenas críticas en internet y me sorprende, a lo mejor es una novela que para poderla apreciar se deba comulgar ideológicamente con los personajes.

D_nombre

El nombre que ahora digo. Antonio Soler

b_nombre copiaHemos leído este libro, Premio Primavera de Novela de 1999, en el club de lectura de mi pueblo y realmente no me ha pillado en el mejor momento porque me ha dejado un poco indiferente. Aunque me ha parecido que esta muy bien escrito, no era una historia que me apeteciera y no me ha llenado. Estoy un poco cansada de leer libros de la Guerra Civil y eso ha podido influir, llevo varios últimamente y estoy un poco saturada; y la historia de amor que narra no me ha parecido lo suficiente intensa para mantener la trama.

El libro cuenta las vivencias de un grupo de soldados republicanos durante la Guerra Civil narradas desde la distancia por la hija del teniente del destacamento. La historia que ella narra está hilvanada con los recuerdos de su padre y unos cuadernos escritos por un joven soldado de 17 años, Gustavo Sintora que se ve en la guerra por accidente al perderse de su familia durante un bombardeo y que acaba en el destacamento de su padre. Un grupo singular de personas cuya misión era llevar a una compañía de artistas por el frente para animar a los soldados.  En los cuadernos el soldado nos narra sus primeras experiencias como adulto en el amor y la guerra; un amor imposible y peligroso y una guerra que parece un juego de niños. (…)“niños que jugaban a la guerra, de niños que jugaban a los muertos, a ser muertos”(…)

Los cuadernos de Gustavo escritos en primera persona y como un diario de emociones y sentimientos, son muy poéticos y están escritos con estilo cuidado y lleno de metáforas y personificaciones del paisaje de modo que narrando sus impresiones, sentimos como todos los objetos de la escena toman parte de la historia… de forma siempre difusa y melancólica y en cierto modo llena de romanticismo son la parte que mas me ha gustado. Una breve muestra de la descripción de un bombardeo.

“Todo ardía o parecía que iba a arder, todo me decía que al instante siguiente ya no iba  a estar allí, nada iba a estar ni el fuego, ni el tiempo, ni yo, ni siquiera mi esqueleto. Yo era una bocanada de viento que corría entra las rocas, por entre Las ramas de los matorrales que me arañaban las piernas sin dolor. Yo era viento y yo vi la cara de un hombre que me miraba con los ojos muy abiertos y oí que un árbol me hablaba y me dijo soy la muerte, y todo era una lámina, la vida era un papel que alguien estaba a punto de echar en medio de una hoguera”

Al mismo tiempo la hija del teniente completa la narración en tercera persona situando la acción del personaje en el tiempo, junto con otros miembros del destacamento para que entendamos lo que pasó realmente, con un estilo más objetivo y distanciado añade más ritmo y anécdotas. La historia se desarrolla pasando constantemente de un narrador a otro.

Aunque está muy bien escrito y cuenta una historia bastante contundente, la distancia de la narración me ha impedido vibrar con los personajes y a la larga me ha resultado excesivamente lenta y difusa como si le faltase algún remate. El desarrollo inicial de los personajes se me ha hecho un poco largo hasta que ha empezado a pasar algo de verdad. El libro va estirando las sensación de fatalidad que flota durante la novela y sólo al final tiene un poco más de acción.  Sientes la historia un poco como si fuera un sueño y  el recuerdo de un poeta lleno de melancolía y tristeza; fatalidad y decepción. Al menos es lo que me ha transmitido a mi sin embargo debo decir tiene pasajes verdaderamente bellos.