d_rayuela

Rayuela, Julio Cortazar

b_rayuelaUn libro que siempre había tenido ganas de leer y que nunca había tenido oportunidad, así que por fin me animé con mucho ímpetu, y tengo que reconocer que  pronto me desinflé asustada por la dificultad del estilo, que te obliga a tomarte las cosas con más calma y pensar detenidamente cada palabra que estás leyendo. Muchas veces por su profundidad y muchas otras por su belleza. Creo que es uno de los escritores que más me ha costado leer de toda mi vida.  Y después de terminarlo no tengo muy claro si me ha gustado o no, lo que tengo claro es que no es un libro fácil de leer y que no nos dejará indiferentes. Algunos fragmentos me han fascinado y en otros me he aburrido como una seta y por ser un libro complejo a lo mejor me extiendo un  poco más de lo habitual en la reseña.

Cuando dicen que no es una novela convencional tienen mucha razón, ya que requiere de un lector activo no sólo en lo más comentado del libro, su estructura narrativa que tiene distintos tipos de lecturas posibles y el lector debe escoger el camino que desea seguir, lo que supuso el primer ejemplo de ”novela interactiva”; si no también en cuanto a su contenido, que es denso y muy filosófico y requiere de la total concentración del lector, además de todo su bagaje cultural, porque  está lleno de referencias de todo tipo; escritores, músicos, filósofos, pintores, muchas de las cuales me han obligado a recurrir a San Google.  Yo creía tener mi propia “maleta de saber” y  me he dado cuenta de que la llevaba demasiado vacía para afrontar a este autor, que era todo un erudito y sabía mucho de todo, como demuestran sus personajes, hasta el punto de convertirse en ocasiones en unos pedantes bastante insoportables.

Puedo decir que he aprendido muchas curiosidades que no conocía a través de la multitud de referencias del libro por poner algún ejemplo curioso, el “Velo de Maya” que nos separa de la verdadera realidad del mundo cuando nacemos obligándonos a percibirla solamente a través de nuestros sentidos; Asmodeo el demonio símbolo del deseo carnal y sobre todo el descubrimiento que ha supuesto para mí el poeta Cummings, una verdadera maravilla; a parte de escultores y pintores de principio de siglo o sudamericanos que no conocía como Roberto Arlt. Ha sido como una clase magistral de cultura clásica y del siglo XX. E incluso de vocabulario que no conocía como Borgorismo o  periclitadas.

En muchas ocasiones escribe en diferentes idiomas sin añadir la traducción, así tenemos versos y citas en inglés, conversaciones en francés y algunos fragmentos en latín  y alemán que pueden despistar al lector.  Como ejemplo  la expresión Animula vagula blandula  que Cortazar suelta en medio de una conversacion y que por supuesto tuve que consultar y que descubrí son parte de unos versos  de Adriano que rescato porque me parece precioso como suenan :

Animula vagula blandula/ Hospes comesque corporis,/ Quae nunc abibis in loca Pallidula, rigida, nudula, /Nee, ut soles,dabis iocos.

Y que según traducción del propio Cortazar  para el libro “Memorias de Adriano” de Marguerite Yourcenar  significan:

Mínima alma mía, tierna y flotante/ huésped y compañera de mi cuerpo/ descenderás a esos parajes pálidos, rígidos y desnudos,/ donde habrás de renunciar a los juegos de antaño.”

Estas preciosas palabras están grabadas en la lápida de Adriano y hablan de la separación entre el  cuerpo y alma, ante la proximidad de la muerte, la pédida de los placeres carnales.

Con este ejemplo queda claro que quizás para hacer más legible esta “novela”  y comprender todos sus matices sería necesario que la edición se completase con numerosas notas a pie de página aclarando la multitud de referencias y tradujese los textos en otros idiomas.

Esta amplitud de referencias en ocasiones me ha parecido interesante y en otras un poco tediosa y quizás me ha he hecho distanciarme demasiado de los personajes pero la verdad es que no he llegado a conectar con ellos en ningún momento, me ha sorprendido mucho que sea un libro clave para tantas personas porque me parece más un experimento literario que una novela absorbente. Trasladándome a la época de su publicación puedo comprender la fascinación que supuso en la juventud tan aficionada las tertulias metafísicas, quizás en mi generación en los 80 todo ello debe ir además, apoyado por una poderosa trama narrativa que no he encontrado. Creo que el libro es más que una novela, una provocación del escritor en muchos sentidos, estéticos, contra el lector, contra la escritura, contra la sociedad, contra los intelectuales…

En cuanto al estilo narrativo es un conjunto de todas las formas posibles, explorando en los diferentes capítulos  el surrealismo, a nivel no sólo de contenido sino también de sintaxis; hay fragmentos que alternan frases de distintas historias haciendo casi incomprensible la lectura, otros con premeditadas faltas de ortografía (esta frase me hizo gracia “Hojo Horacio hanotó Holiveira”); En otras ocasiones exploran la escritura automática entremezclando pensamientos y frases deslavazadas de los personajes con otros conceptos, o diálogos escritos a modo del teatro. Mientras que unos capítulos son fundamentalmente narrativos otros son reflexiones existenciales o citas de literarias y filosóficas de otros autores…no deja ningún territorio por explorar. Incluso inventa un lenguaje para secreto para sus personajes el Gíglico que podeís oir leido con toda sus musicalidad por el escritor en

El principal hilo narrativo  es la figura de Horacio Oliveira un escritor argentino que en la primera parte de la novela vive en París y allí con unos amigos forma una tertulia que ellos denominan el Club de la Serpiente, en esas reuniones a ritmo de Jazz los personajes discuten sobre el sentido de la vida y el arte, la percepción de la realidad, y otros conceptos filosóficos y creativos. Allí se plasman las reflexiones del escritor sobre su concepción de la novela moderna, que quedan reflejadas en el personaje del escritor Morelli. Este personaje podría considerarse el Alter Ego de Cortazar y analiza su  propuesta estética defendiendo la ruptura de la forma narrativa para lograr un lector participativo a todos los niveles.” “¿Para qué sirve un escritor si no para destruir la literatura?” queda bien clara su intención al escribir esta novela.

A la vez se exploran las relaciones “amorosas” del personaje caracterizadas por el encuentro y desencuentro, por la conexión entre contrarios y donde se pueden encontrar algunos de los pasajes más bellos de la novela.  Primero en París con la Maga uno de los principales personajes femeninos, con una particular intuición sobre el sentido de la vida sin necesidad de los conocimientos intelectuales de sus amigos. Y en una segunda parte de la novela cuando el personaje vuelve a Argentina y se establece un extraño triángulo  con “Talita” (que él identifica con la Maga) y que es la mujer de su amigo “Manu”, que a su vez es una especia de alma gemela; de la que se sirve el escritor para explorar el concepto de doble negativo o Doppelgänger, la amistad, los celos y sobre todo el sentido de la realidad y la locura.

Mi opinión como siempre muy personal, es que aunque entiendo que supuso una revolución desde el punto narrativo y literario y tiene algunos fragmentos de una gran belleza y profundidad que darían para hablar largo y tendido, como demuestran la multitud de ensayos que se han escrito sobre él, desde el punto de vista del la trama me ha resultado excesivamente difuso; más que una historia muestra la evolución de un personaje muy errático y  con sinceridad me ha resultado demasiado pesado y denso, con lo que no me he sentido atrapada por la historia sino más bien vapuleada y en muchas ocasiones con bastante rechazo hacia el protagonista.

He echado en falta más sentido del humor y eso que hay fragmentos muy cómicos, con situaciones muy surrealistas y curiosas y juegos del lenguaje pero con un humor demasiado intelectual  que no permite relajarte ni un minuto. Con perdón, pero Pedante es la palabra que me viene constantemente a la mente con este libro no sé si es algo que busca conscientemente el escritor a modo de crítica o es su estilo porque no he leído más de Cortazar.  Así que no he terminado de cogerle el punto y no se muy bien que pensar. El libro más que disfrutarlo lo he terminado por pura determinación. Y eso que hay muchos fragmento del libro que me han fascinado por su poesía y lirismo, no me extraña que se hayan publicado tantas citas de esta novela porque hay frases que son una verdadera maravilla. Os dejo un fragmento precioso leido por el propio Cortazar que es pura poesía.

En la dificultad de la lectura me ha recordado en muchas cosas a “Los detectives Salvajes” de Bolaño y comprendo la influencia de Rayuela en esa novela,por que he encontrado muchas similitudes,  ambas interesantes, con muchas referencias culturales, situaciones y personajes curiosos y estructuras abiertas donde el lector tiene que completar la historia pero pesadísimas de leer.  Me da pena porque ambas son aclamadas por la crítica pero debo de tener muy mal gusto literario porque no las he disfrutado plenamente. Me temo que como lectora a nivel narrativo me puede más la fuerza de una buena historia bien contada que un complejo desarrollo estético.  Sin embargo ambas historias se quedan dentro y te hacen pensar mucho mientras y después de leerlas. Así que unas cosas por otras no me arrepiento de haberlas leído. A lo mejor dentro de unos años lo vuelvo a leer y lo redescubro.

12 Respuestas

Deja un comentario

Al usar este formulario aceptas la la Política de privacidad de datos. y accedes al almacenamiento y gestión de tus datos por parte de esta web. Tus datos de carácter personal serán tratados por meencantaleer.es para confirmar que no eres un robot con tu previa autorización. Sus datos no serán comunicados a terceros. Podrá ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación al tratamiento y oposición dirigiendo un correo electrónico a info@meencantaleer.esPara más información consultar: https://meencantaleer.es/aviso-legal