Don Quijote de la Mancha

Don Quijote de la Mancha, Miguel de Cervantes

“Don Quijote de la Mancha una obra maestra que uno debe leer al menos una vez en la vida y que nos ayuda a entender las raíces de nuestra cultura y nuestro idioma, a la vez que nos proporciona momentos de humor y emoción. Aunque puede resultar una lectura en ocasiones difícil por su gran tamaño, la considero totalmente recomendable.”

 

Don Quijote de la Mancha.

He tardado mucho tiempo en escribir una nueva reseña porque he estado dedicada a la lectura completa de Don Quijote de la Mancha en sus dos partes que son más de 1700 páginas y tengo que reconocer que me ha llevado algo más de tiempo de lo que esperaba, porque he tardado unos dos meses, pero ha saboreado cada palabra.

Ya había leído el libro en mi juventud porque era una lectura obligada en el instituto y la verdad, es que tenía muy buen recuerdo, porque lo había disfrutado. En esta ocasión lo he vuelto a disfrutar. Me he reído en muchas ocasiones de nuevo y sobre todo me he vuelto a sorprender de la lúcida locura de Don Quijote y también de Sancho.

Es muy difícil hacer una reseña de un libro tan comentado como Don Quijote de la Mancha pero voy a tratar de hacer mi humilde reseña, sin que se convierta en un denso trabajo de literatura. La verdad es que he subrayado montones de fragmentos que me han llamado la atención pero trataré de destacar sólo aquellos más llamativos.

 

Referencia del lenguaje castellano.

Lo primero en qué nos fijamos al leer El Quijote es el lenguaje. Ese recuperar el castellano antiguo y a la vez sorprenderse ,de que en cierto modo sigue siendo actual. Encontramos muchas expresiones y refranes que se usan todavía, pero hay muchísimas más palabras que he tenido que buscar en las referencias porque ya están en desuso. Por ello es importante leer “El Quijote” con un libro con notas a pie de página que nos ayude en la comprensión de su lectura porque hay muchas expresiones que sino, no vamos a entender.

Las costumbres y herramientas que se usaban en los diferentes oficios y sobre todo muchas de las frases hechas que dice Sancho. Sin embargo me ha parecido que sigue siendo un libro muy actual en muchas cosas y que gran parte de sus enseñanzas siguen siendo útiles.

En el libro a demás de las anécdotas y locuras más conocidas de Don Quijote disfrutamos de multitud de aventuras de enredo donde se reencuentran personajes de distintos lugares del mundo, como una comedia romántica de enredo. Un ejemplo es la aventura de la venta donde es encuentran la pastora y la cautiva con sus parejas y  otros personajes que coinciden a lo largo del libro. A través de esos personajes episódicos podemos ver los problemas que vivieron los moriscos como consecuencia de su expulsión de España y también el peso que la inquisición tenía entre la gente. Los castigados a las galeras o las compañías de teatro que recorrían los pueblos.

En el libro podemos distinguir también los diferentes estratos de la sociedad pero también apreciamos que tampoco estaban tan separados porque compartían espacios y Don Quijote tuvo oportunidad de relacionares con gente llana y con altos señores. Desde fiestas de pastores a bodas de personajes ricos y las costumbres de todos ellos.

Ejemplo de modernidad.

Un libro que nos habla del pasado pero que en cierto modo también es un ejemplo de modernidad como en el caso de la fábula de Marcela, la rica pastora que todos los hombres desean y que culpan de corazón duro al no atender a los requiebros de sus enamorados y cómo Don Quijote defiende su libertad de elegir su forma de vida. Un ejemplo de independencia en una época donde la mujer tenía muy pocas libertades. El papel de la mujer en la novela es contradictorio porque por una lado vemos a lo largo de la obra donde la mujer es más valiosa cuando más recatada y discreta, pero  también tenemos muchos ejemplos de mujeres intrépidas que se visten de hombres para conseguir lo que desean o toman las riendas de su vida para cambiar su situación.

Me han divertido sobre todo los episodios menos conocidos de la novela. Me ha encantado la segunda parte con las bromas que hacen los Duques a la pareja que demuestran como dice la novela que tan locos son los destinatarios de la bromas como los que organizan tanto alboroto para hacer las bromas.

“Y dice más Cide Hamete: que, en su opinión, tan locos eran los burladores como los burlados, y que los duques estaban a dos dedos de parecer tontos, pues tanto ahínco ponían en burlarse de dos tontos.”

O las palabras de un personaje en Barcelona que dice

 —¡El diablo te valga, don Quijote de la Mancha! ¿Cómo es que has llegado hasta aquí sin que te hayan muerto los infinitos palos que tienes a cuestas? Tú eres un loco, y si lo fueras a solas y de puertas adentro de tu locura, estaría menos mal, pero tienes la propiedad de volver locos y mentecatos a cuantos te tratan y frecuentan; si no, mírenlo por estos señores que te acompañan. Vuélvete a tu casa, mentecato, y mira por tu hacienda, por tu mujer y tus hijos, y déjate de estas vaciedades que te carcomen el seso y te desnatan el entendimiento.

Parodia de las novelas de caballería.

Es curioso que un libro escrito para criticar las novelas de caballería se convierta en la novela de caballería por excelencia y su caballero andante en el más famoso de la historia con su loca valentía y ridícula gallardía.

Es una muestra de nuestro carácter nacional tan aficionado al humor negro, que en la literatura española nuestros héroes suelen serlo desde la mofa y esperpento. Siempre vistos con sus cosas buenas pero sobre todo parodiados por sus defectos.

En una de estas bromas es muy divertido como Cervantes parodia el estilo rimbombante de los libros de caballería con la aventura de la Condesa Trifaldin y cómo habla todo en esdrújulas hasta el punto de que contagia a Sancho de su redicho lenguaje.

“-Confiada estoy, señor poderosísimo, hermosísima señora y notabilísimos circunstantes, que mi cuitísima cuita ha de hallar en vuestros valerosísimos pechos acogimiento no menos plácido que generoso y doloroso, porque es tal, que se basta para enternecer los mármoles y ablandar los diamantes y suavizar los aceros de los más endurecidos corazones del mundo; pero antes que salga a la plaza de vuestros oídos (por no decir orejas), quisiera que me hicieran sabedora si está en este gremio, corro y compañía el acendradísimo caballero don Quijote de la Manchísima y su escuderísimo Panza.

—El Panza está aquí —dijo Sancho antes que respondiese otro— y el don Quijotísimo también, y así, podréis, dolorosísima dueñísima, decir lo que quisierísimis, que todos estamos listos y preparadísimos para ser vuestros servidorísimos. (Cap 37 pag 868 2º parte. “Donde se cuenta la que dio de su mala andanza la Dueña Dolorida”)”

O cuando en el siguiente capítulo la Trifaldin cuenta que su reina muere del disgusto y la respuesta de Sancho que es para partirse de risa.

—En fin, al cabo de muchas preguntas y respuestas, como la infanta seguía siempre en sus trece, sin variar ni salir de la primera declaración, el vicario sentenció en favor de don Clavijo y se la entregó por su legítima esposa, de lo que recibió tanto enojo la reina doña Maguncia, madre de la infanta Antonomasia, que a los tres días la enterramos.

—Debió de morir, sin duda —dijo Sancho.

—¡Claro está —respondió Trifaldín—, que en Candaya no se entierran las personas vivas, sino las muertas!

—Ya se ha visto, señor escudero —replicó Sancho—, enterrar a un desmayado creyendo que estaba muerto, y me parecía a mí que la reina Maguncia estaba obligada a desmayarse antes que a morirse, que con la vida se remedian muchas cosas, y no fue tan grande el disparate de la infanta, que obligase a sentirlo tanto. Si se hubiera casado esa señora con algún paje suyo o con otro criado de su casa, como han hecho otras muchas, según he oído decir, el daño no hubiera tenido remedio; pero el haberse casado con un caballero tan gentilhombre y tan entendido como aquí nos lo han pintado, de verdad de verdad que, aunque fue necedad, no fue tan grande como se piensa, porque según las reglas de mi señor, que está presente y no me dejará mentir, así como de los hombres letrados se hacen los obispos, de los caballeros, y más si son andantes, se pueden hacer los reyes y los emperadores.

Y lo mejor es que a pesar de las bromas tiene mucha razón Sancho en la mayoría de sus apreciaciones.

La razón de los locos.

Y esa es una de las características  del libro que a pesar de que se puede considerar que tanto Don Quijote como Sancho están locos muchas de las cosas que dicen son ejemplo de cordura y buenas razones. Como cuando hablan de literatura, o de educación o del oficio de soldado incluso los consejos que da Don Quijote a Sancho para su buen gobierno.

Destaco este fragmento donde Don Quijote habla con Sancho del amor y la graciosa respuesta de este que no puede entender como tan bella dama se fue a enamorar de alguien tan feo como Don Quijote. Yo me parto de risa cada vez que la leo. Una novela de contrastes, con una de cal y otra de arena.

“—Advierte, Sancho, que el amor ni mira respetos ni resulta razonable en sus discursos, y tiene la misma condición que la muerte, que lo mismo acomete los altos alcázares de los reyes que las humildes chozas de los pastores, y cuando toma entera posesión de un alma, lo primero que hace es quitarle el temor y la vergüenza; y así, sin ella declaró Altisidora sus deseos, que engendraron en mi pecho más confusión que lástima.

—¡Crueldad notoria! ¡Desagradecimiento inaudito! Pues en mi caso puedo decir que me habría rendido y avasallado la más mínima razón amorosa suya. ¡Hideputa, y qué corazón de mármol, qué entrañas de bronce y qué alma de argamasa! Pero no puedo comprender qué es lo que vio esta doncella en vuestra merced para rendirla y avasallarla de ese modo: qué gala, qué brío, qué donaire, qué rostro, y cuál de estas cosas, juntas o por separado, la enamoraron; pues la verdad es que muchas veces me paro a mirar a vuestra merced desde la punta del pie hasta el último cabello de la cabeza, y veo más cosas para espantar que para enamorar. Y habiendo yo también oído decir que la hermosura es la primera y principal cualidad que enamora, no teniendo vuestra merced ninguna, no sé yo de qué se enamoró la pobre.”

Primera novela de la literatura española.

El interesante que siendo Don Quijote de la Mancha, la primera novela de nuestra literatura y siga siendo tan entretenida y actual. Utiliza recursos narrativos que siguen vigentes, como los saltos en el tiempo por medio recuerdos y narraciones del pasado o la narración en paralelo cuando Sancho se va gobernar su ínsula y a la Don Quijote se queda con los duques. En esos capítulos se alternan las narraciones de un modo muy cinematográfico.

La perfecta combinación de descripciones y sucesos narrativos dramáticos y cómicos hacen que sigamos la lectura con interés, el completo desarrollo de los personajes principales pero también los numerosos personajes episódicos que añaden tramas a la novela. Las reflexiones profundas de los personajes la dotan de una complejidad que traspasa la novela de acción. Por lo tanto no me extraña que sea un clásico de la literatura.

Otra curiosidad de esta novela es que habla de si misma en muchas ocasiones pues en la segunda parte muchas aventuras se basan en la fama alcanzada por la primera parte de Don Quijote y de ese modo el propio personaje se ver reconocido. En muchas ocasiones se hace referencia a la primera parte, y también a la novela apócrifa que se publicó en la época como segunda parte (el llamado Quijote de Avellaneda) y que Cervantes se encarga de desprestigiar en boca de Don Quijote y Sancho en varios capítulos para dejar bien claro quién es el verdadero Don Quijote y su autor.

Y hablando del autor es también curioso que Cervantes recurriese a la figura de Cide Hamete Benengeli para asignarle la autoría de la obra. Un ficticio historiador árabe que tiene el poder (gracias a los encantadores que siguen a nuestro Don Quijote) de saber lo que hace este en todo momento y del que se supone se están traduciendo los textos encontrados en unos legajos antiguos y así dando un origen veraz y documentado a nuestro Don Quijote.

Totalmente recomendable.

Me ha emocionado mucho el final y realmente creo que Don Quijote muere al recobrar la cordura porque son muchas veces nuestros sueños los que nos animan a seguir adelante y cuando se pierde la ilusión se pierden también las ganas de vivir. Era entrañable ver cómo los amigos que tanto se empeñaron en que volviese a casa y recobrase la cordura le inducían a volver a la vida de caballero si con ello recupera la salud.

En fin son muchas las cosas que se han dicho de Don Quijote de la Mancha y no pretendo en esta reseña hacer un estudio completo, simplemente animo a quienes no lo hayan leído a hacerlo porque encontrarán en sus líneas muchos momentos de entretenimiento y muchas sorpresas sobre nuestro idioma.

Sin embargo es una lectura que hay que hacer con calma porque es un libro largo y en cierto modo difícil de leer, por el lenguaje antiguo y las múltiples referencias que hay que mirar. Por ello puede resultar pesado en algunas ocasiones. Yo he tardado casi dos meses en leerlo porque he preferido hacerlo con calma y saboreando cada capitulo.

Recomiendo a todo el mundo leerlo al menos una vez en la vida. Yo lo he leído dos veces y lo he disfrutado las dos y hay fragmentos que no me importaría leer más veces.

 

La novela y el cine.

Sobre esta novela hay muchas referencias interesantes y tambien muchas adaptaciones cinematográficas.

Destaco por su calidad la serie de TVE protagonizada por Fernando Rey y Alfredo Landa que se puede ver en TVE  al carta

http://www.rtve.es/television/el-quijote/

tambien es interesante este link donde se pueden ver difertentes adaptaciones de novelas de Cervantes

https://www.filmaffinity.com/es/movie-group.php?group-id=776

 

Fuerte como la muerte

Fuerte como la muerte, Guy de Maupassant

 “Fuerte como la muerte de Guy de Maupassant, reflexiona sobre el amor prohibido y los sentimientos que este nos produce cuando lo experimentamos en la madurez. Tambien trata de lo difícil que es envejecer y renunciar a los deseos de la juventud. Una obra realista interesante pero que no me ha llegado a traspasar”

Fuerte como la muerteEl amor en la madurez

He leído esta novela por casualidad porque la tenía cargada en el ebook y me he encontrado con la curiosidad de que repetía, en cierto modo, el tema de la novela anterior que había leído. El amor en la madurez y el rechazo  que sentimos a envejecer. En esta ocasión el tema es abordado por Guy de Maupassant con una obra escrita en 1889 que refleja la sociedad de esa época.

Fuerte como la muerte

El protagonista Olivier Bertin es un pintor de éxito que ha disfrutado de los placeres y el reconocimiento durante toda su vida. En su madurez se encuentra desbordado por una pasión amorosa que le pilla desprevenido y que no sabe cómo enfrentar. Realmente es un poco difícil hablar de qué trata esta novela sin destriparla.

El protagonista vive el amor en sus multiples facetas. Los primeros amores ocasionales y sin importancia frutos del éxito. El enamoramiento apasionado por una mujer casada, la Condesa Ana, a la que corteja y conquista . Esta relación le sirve al autor para plantear cuestiones como la infidelidad, los celos y el amor correspondido. Este amor ilícito analiza los pros y los contras de una relación de ese tipo. Y por ultimo un amor de edad tardía por una jovencita prohibido y no correspondido que resultará ser tan “Fuerte como la muerte” y por el que se verá sorprendido y superado y que hará tambalear su vida y relaciones.

Realismo psicológico

La novela está escrita en estilo realista psicológico. Ambientada en París a finales del siglo SXIX, nos permitirá tomarle el pulso a la sociedad aristocrática de la época. Conoceremos sus opiniones políticas en una Europa en la que se gesta el conflicto de la primera guerra mundial. Repasaremos las costumbre sociales y gustos artísticos de las clases privilegiadas. Con ellos entraremos en los salones, teatros y museos y viviremos de primera mano esa sociedad al detalle.

La sensibilidad del pintor nos permitirá recrearnos en las luces, las telas y las joyas. A la vez, profundizamos en las emociones y conflictos de los personajes. Las descripciones de los lugares cobran vida para reflejar sus estados de ánimo. Es impresionante el estilo y el dominio del lenguaje del escritor.  En las descripciones combina el realismo con un estilo muy poético. Me impactó este fragmento con la descripción de París en uno de los momentos de depresión del protagonista.

“La sombra de los plátanos marca el pie de los árboles, sobre las aceras que queman, una mancha rara que parece líquida como el agua extendida que se seca. La inmovilidad de las hojas en las ramas, y su silueta gris en el asfalto, expresan el cansancio de la ciudad abrasada, soñolienta, y traspirando como un obrero dormido al sol sobre un banco.

“Parece sudar la capital y echar el aliento fétido por las bocas de las alcantarillas los tragaluces de los sótanos y cocinas, y los arroyos grasientos de las calles.(…) (Pág 96)

Sentimientos universales

Pero más impresionante de la obra, es el modo en el que se reflejan los sentimientos de los protagonistas. ante los celos, el envejecimiento. El impacto de la muerte los enfrentan con el paso del tiempo y la fugacidad de sus propias vidas. Estos sentimientos quedan plasmados de forma muy intensa en las cartas que escribe la Condesa Ana a su amante. Conmocionada tras la muerte de su madre  es difícil no sentirse identificado con sus emociones.

¡Triste, cruel y duro es esto! No se piensa en ello, no se ve a cada paso cómo la muerte toma a alguien, como nos tomará a nosotros, porque si se viese, si lo que pasa ante nosotros no nos cegase y aturdiese, no podríamos vivir; el espectáculo de esta carnicería sin fin nos volvería locos.(Pág 92)

En otro momento Ana reflexiona sobre la pérdida de su juventud durante su luto. Este es uno de los pasajes  más impresionantes de la novela.

(…)¡durante un año se sentía envejecer día por día, hora por hora, minuto por minuto, bajo el hábito de crespón! ¿Qué sería de su pobre cuerpo si en aquel año seguía sufriendo con las angustias del alma?

Estas ideas no la abandonaban y le quitaban el gusto de todo, convirtiendo para ella en dolores las alegrías y no dejándole integra una dicha ni un placer.

Sin cesar la sacudía el rabioso deseo de echar de sí aquel peso mísero que la abrumaba y el estar segura de que sin aquel sería feliz y estaría bien. Ella se sentía un alma fresca y viva, el corazón joven, la savia de un ser que empieza a vivir, el ansia insaciable de la felicidad más voraz que antes y necesidad devoradora de amar.

Y todas estas cosas dulces, deliciosas y poéticas que embellecen y hacen amable la vida, se alejaban de ella porque envejecía. Se acabó todo, y sin embargo sentía dentro de sí sus ternuras de niña y sus apasionados arranques de joven.

Sólo había envejecido su carne, su miserable piel, esa envoltura de los huesos que poco a poco se marchita y arruga como la tela sobre el mueble. El fantasma de su decadencia se había aferrado a ella y había llegado a ser un sufrimiento físico.

La idea de la vejez había determinado una sensación activa y perceptible como la del calor o el frío. Creía sentir como una vaga invasión la marcha lenta de las arrugas en la frente, el hundimiento de la piel en las mejillas y la garganta, y la multiplicación de esos innumerables estragos que decoloran el cutis. A semejanza de quien se ve atacado de una enfermedad devoradora y a quien constante prurito obliga a rascarse, el terror de aquel aborrecido trabajo del tiempo. (Pág 169)

la novela sobre todo se centra en esos sentimientos que trastornan a los personajes y los vuelven vulnerables.

Las ideas fijas tienen la roedora tenacidad de las enfermedades incurables.

Una vez en el alma la devoran sin dejarla en libertad para pensar en nada ni interesarse a tomar gusto por la menor cosa. (Pág 151)

Opinión personal. 8

La novela me ha gustado, está muy bien escrita y se conecta bien con los personajes. Sus conflictos son lo más interesante de la obra. Pero reconozco que el realismo no es mi género. No puedo evitar aburrirme un poco con las situaciones de los salones, las conversaciones y detalles. Es algo que me sucede con casi todas las novelas realistas que he leído. Por otro lado, he encontrado en esta obra algunas similitudes con Anna Karenina. Algo que  es normal por tratarse de estilos y épocas similares.

La recomiendo en la medida que es una obra clave del autor.  Una lectura interesante para los interesados en la lectura de los clásicos. Tiene como punto a favor además, que es una novela breve. Algo que no es habitual en los gruesos volúmenes del realismo.

Saber más de este autor.

los renglones torcidos de Dios

Los renglones torcidos de Dios, Torcuato Luca de Tena

“Los renglones torcidos de Dios de Torcuato Luca de Tena es una historia de intriga muy interesante y adictiva que se desarrolla en un manicomio lo que le permite hacer un repaso de psiquiatría y su forma de tratarla. Me ha encantado. Estupenda la trama y el desarrollo de los personajes. Un libro atemporal por el que no pasan los años.”

Los renglones torcidos de Dios

Esta novela publicada en 1979, es la típica de la que has oído hablar pero no te animas a leer ,y sin embargo ha sido una de las mejores lecturas del año. No ha sido una sorpresa, porque me la habían recomendado personas de diferentes círculos, pero el título me hacia pensar que pudiera tener una temática religiosa, lo cual no es cierto.

Es una estupenda novela de misterio en la que la protagonista, una investigadora llamada Alice Gould se interna voluntariamente en un psiquiátrico, con el conocimiento de muy pocas personas, para investigar un asesinato. La cosa se complica para ella cuando el director que conocía su identidad está de vacaciones y es tratada como una paciente común. A partir de ese punto los acontecimientos no paran de girar y girar, de modo que en ningún momento sabes lo que va a terminar pasando.

Es curioso que para escribir esta novela, el escritor hizo algo parecido a la protagonista y estuvo internado en un psiquiátrico de forma voluntaria 18 días para así documentarse mejor.El sanatorio de Fuentecilla de Zamora de la novela está inspirado en el de Conxo de Santiago de Compostela donde estuvo el autor. Por ello la dedicatoria de la novela en agradecimiento de la entrega  a los médicos que estudian este tipo de comportamientos de la mente y que a la vez explica el porqué del título de la novela

“Los renglones torcidos de Dios son, en verdad, muy torcidos. Unos hombres y unas mujeres ejemplares, tenaces y hasta heroicos, pretenden enderezarlos. A veces lo consiguen. La profunda admiración que me produjo su labor durante mi estadía voluntaria en un hospital psiquiátrico acreció la gratitud y el respeto que siempre experimenté por la clase médica. De aquí que dedique estas páginas a los médicos, a los enfermeros y enfermeras, a los vigilantes, cuidadores y demás profesionales que emplean sus vidas en el noble y esforzado servicio de los más desventurados errores de la Naturaleza.”

Respeto por la profesión médica

Es precisamente ese respeto por la dedicación lo que más se transmite en la novela, porque incluso los profesionales con terapias más extremistas lo hacen con la intención de mejorar la situación de los pacientes y no se observan malos tratos ni situaciones dramáticas en el trato de los internos. Este es quizás el punto menos realista porque lo cierto es que en la psiquiatría se han cometido muchas barbaridades escudadas tras esa buena intención.  Pero destaco este aspecto porque no estamos ante una novela dura y crítica sino mas bien ante un estudio de la situación de la psiquiatría moderna.

Todo está visto con cierta ternura. Los personajes son tratados como personas normales que tienen alguna particularidad e incluso los casos más extremos que se describen al final son siempre tratados respetando su humanidad.

Me ha encantado la cita con la que arranca el libro.

“La verdadera locura quizá no sea otra cosa que la sabiduría misma que, cansada de descubrir las vergüenzas del mundo, ha tomado la inteligente resolución de volverse loca. Enrique Heine”

Desde esa perspectiva se analizan las diversas enfermedades, el papel de los distintos médicos y sobre todo la personalidad tan compleja e interesante de la protagonista que está descrita con total detalle hasta el punto de que nos identificamos totalmente con ella en su indefensión y nos fascina cómo va integrándose en el centro para poder sobrevivir.

Una protagonista fascinante.

Alicia Gould es un personaje inolvidable, una mujer valiente e inteligente que casi en ningún momento se ve superada por las circunstancias. Lo tiene todo belleza, educación, riqueza, profesionalidad… Un papel de mujer al que no estamos acostumbrados. La heroína que en cierto modo todas quisiéramos ser en algún momento. Pero a pesar de tenerlo todo, su vida no es perfecta y poco a poco vamos viendo como se le van cerrando puertas que creíamos abiertas y ella lucha por mantenerse en pie hasta el último momento. Es impresionante como habla y como reflexiona sobre los distintos temas y sobre todo cómo defiende su cordura.

Estilo cuidado, descripciones interesantes y trama equilibrada

Estas son las claves del éxito de la novela. Parece que tiene lo justo y necesario de todo. Las descripciones de los personajes y entornos son perfectas para añadir información sin paralizar la trama.  Las cosas que pasan están aderezadas en la justa medida con el diálogo interior y reflexiones de los personajes. Vemos la evolución de Alicia durante el tiempo que pasa en el centro, sus distintos estados de ánimo y sentimos esas sensaciones de forma muy cercana. Tiene un buen número de anécdotas interesantes para salpimentar la historia de modo que logra mantener el interés desde el principio hasta el final. Los cambios en la trama hacen además que no sepamos en ningún momento lo que va a pasar lo que mantiene más si cabe esa curiosidad que nos atrapa desde el principio.

Coincidencias con Shutter Island

Es curioso que mientras iba leyendo me iba acordando de una película que había visto recientemente llamada Shutter Island de Martin Scorsese basada en un libro de nombre similar escrito en el 2007 por Dennis Lehane que tiene tantas similitudes con el de “Los renglones torcidos de Dios” que no puedo evitar preguntarme si se habrá inspirado en la novela de Torcuato Luca de Tena para escribir su historia. Si bien las dos novelas no son exactamente iguales si tienen muchas coincidencias sobre todo en el estilo de thriller psicológico. Curiosamente me ha gustado más Los renglones torcidos de Dios que me ha parecido una novela atemporal con unos personajes estupendos.

Opinion Personal y nota. Un 9,5

Como habéis deducido por la nota y lo que he ido contando me ha encantado. La he devorado con unas ganas que hacia tiempo no sentía con un libro. Esa curiosidad de no poder parar de leer. Me he identificado con el personaje, he reído, he sufrido incluso cuando no sabía que terreno pisaba. Me ha parecido una obra fascinante que te atrapa. Estupenda lectura, muy bien escrita y con una trama muy interesante. Nada predecible y además instructiva para los que tengan curiosidad por conocer los tratamiento de psiquiatría en la época en que se estaban desarrollando los principales avances y cambios.

Vida del autor

Me he resultado interesante ademas conocer algo de la vida del autor, con una amplia cultura y nieto del fundador de la revista de Blanco y negro y del ABC, trabajó como periodista corresponsal del periódico en Londres, Washington, Oriente Medio y México donde se retiró a vivir sus últimos años.

Se puede saber más del autor en https://es.wikipedia.org/wiki/Torcuato_Luca_de_Tena_Brunet

Esta novela ha sido llevada la cine en Mexico en 1983 con la colaboración del autor

https://www.filmaffinity.com/es/film817139.html

Incluyo también la referencia a la citada Shutter Island por si os interesa aunque no está claro si tienen o no relación real a pesar de las similitudes.

https://www.filmaffinity.com/es/film173696.html

Otras personas han encontrado parecidos razonables entre los dos libros

abril encantado-2

Abril encantado, Elizabeth von Arnim

“Abril encantado de Elizabeth von Arnim, es un libro tan encantador como su nombre que narra la convivencia de cuatro mujeres de distintos estratos sociales que escapan de su rutinaria vida a un castillo en Italia a principios del siglo XX. Es sincero y divertido y me ha gustado mucho.”

Elizabeth von Arnim es una escritora británica de principios de siglo muy admirada en su época que fue considerada como  “uno de los genios más finos de su tiempo”. No es muy conocida en la actualidad a pesar de haber escrito unas 20 novelas de las cuales la más conocida es esta, Abril encantado por haber sido llevada al cine en varias ocasiones. De un nivel acomodado por estar casada con un conde viajó mucho por todo el mundo lo que la permitió con su mirada sagaz conocer muchas personas que luego plasmó con su pluma.

Yo no la conocía pero he disfrutado enormemente con la lectura de esta novela breve y sincera que sin pretensiones me ha hecho conectar con los personajes y con su particular escapada.

La novela arranca cuando dos mujeres que casi no se conocen se quedan fascinadas con la publicación de una anuncio en el Times donde se alquilaba “Para aquellos que aprecian las Glicinias y el Sol” un castillo medieval en la costa italiana durante el mes de abril. Ninguna se lo puede permitir, ni siquiera se atreven a imaginarlo mientras leen el anuncio por separado en el club que ambas frecuentan. Pero la idea cala en ellas y por iniciativa de la más tímida que se sorprende a sí misma poniendo palabras a sus deseos sugiere la idea que les permitirá hacerlo realidad alquilándola conjuntamente y compartiendo gastos con otras dos mujeres desconocidas. El sueño se cumple y cuatro mujeres de distintas edades y condiciones se juntan en busca de la soledad y romper con las rutinas de sus diferentes vidas en el bucólico castillo.

El libro es una maravilla y me ha encantado. Es como si hiciéramos un paréntesis en nuestras propias vidas y quisiéramos ser alguna de las protagonistas. Cada cual es más diferente, la tímida y gris que no es apreciada por nadie que se revela atrevida y espontánea. La beata entregada a los pobres con un matrimonio infeliz que resulta ser una romántica a pesar de su aparente frialdad. La noble de una belleza arrebatadora, infeliz por ser siempre el centro de atención de todos que no la permiten ser ella misma ni un momento de intimidad o la vieja gruñona que vive anclada en el pasado, no entiende a las nuevas generaciones y siempre se comporta de un modo desagradable. Todas esas mujeres coinciden en que desean huir de sus respectivas vidas. Los personajes se muestran ante los lectores en un monólogo interior que refleja abiertamente sus dudas, miedos y pensamientos. Es una obra sincera en la que se reconoce la verdad de los personajes y por eso mismo me ha gustado tanto.

Es curioso porque precisamente la novela que había leído anteriormente pecaba de esa falta de sinceridad. También nos hablaba de los años 20 y sin embargo no nos creíamos nada. En esta novela por el contrario se respira ese ambiente de principios de siglo de forma natural. El deseo de las mujeres inglesas de romper con las ataduras y rigidez victoriana y de abrir las ventanas de sus vidas a nuevas experiencias es palpable en cada página. Vemos como van dejando atrás sus miedos  y como van transformando sus carácter en el paraíso de San Salvatore.

Las descripciones de los jardines del castillo son deliciosas y la novela en sí es como un soplo de aire fresco. No sé si es que yo necesitaba algo así porque la he devorado y he disfrutado cada página como un tesoro.

Me he reído con situaciones ridículas contadas con el particular sentido del humor inglés… porque toda la novela es muy británica y vemos como nuestras estiradas e inglesas protagonistas se van relajando en la costa italiana y dejando que el sol penetre poco a poco en sus vidas transformándolas.

Precioso el estilo, las descripciones, el desarrollo de los personajes que están perfectamente definidos. Un ritmo estupendo, divertida y a la vez profunda mostrándonos es esa búsqueda existencial que en cierto modo todos hacemos en nuestra vidas. Vamos que me quedo corta con todo lo que diga de esta novela breve porque además se leer de un tirón. Totalmente recomendable.

De esta obra que ya se considera un clásico se han hecho dos versiones cinematográficas que no he podido ver pero por las que tengo mucha curiosidad.

 

 

 

1984-2

1984, George Orwell

“1984 de George Orwell es un clásico de la ciencia ficción que nos hace reflexionar sobre la libertad de expresión y pensamiento así como la de la intimidad personal. Totalmente recomendable por su valor crítico y social”

1984-1Este libro supuso una revelación en su momento de publicación 1947 y es uno de los tres libros clásicos de la ciencia ficción junto  Un mundo feliz de Aldous Huxley y Fahrenheit 451 de Ray Bradbury y que son base de referencia de la mayoría de la literatura de ciencia ficción posterior. Por nombrar algunas de  las novelas que he leído recientemente  en las que he notado influencias de “1984” diría El huérfano de Adam Johnson Ácido sulfúrico de Amélie Nothomb y cómo  no, en 1Q84 de Murakami.

1984 es una novela  impactante porque es una crítica feroz de las sociedades totalitaristas y de los impulsos controladores de cualquier sociedad.

De hecho, en cierto modo es una predicción de nuestra sociedad actual donde los individuos están totalmente controlados a través de los móviles y el seguimiento de nuestros datos en Internet. El gran hermano que lo ve todo y vigila la intimidad y los pensamientos de los ciudadanos.

Hay muchos conceptos en la novela que son reveladores como los mismos nombres de los ministerios que controlan la sociedad y que son contradictorios pues reflejan justo lo contrario de lo que hacen como el “Ministerio de la paz” que se encarga de la seguridad y  la guerra o el “Ministerio de la verdad” que se encarga de la manipulación de la información. Ese es uno de los temas mejor tratados en la novela. La historia no existe pues se manipula la información en todo momento para hacer coincidir los datos y escritos con los hechos con la version actual del gobierno. Los países luchan y se alían entre si alternando pactos según las circunstancias pero la prensa y las noticias se modifican para que nunca conste que en un momento el enemigo era otro. Lo mismo sucedía con los datos sobre la producción.

“Lo único de que se estaba seguro era de que cada trimestre se producían sobre el papel cantidades astronómicas de botas mientras que media población de Oceanía iba descalza. Y lo mismo ocurría con los demás datos, importantes o minúsculos, que se registraban. Todo se disolvía en un mundo de sombras en el cual incluso la fecha del año era insegura.”(Pág 41)

Algo que actualmente estamos hartos de ver cada dia cuando los políticos afirman lo que les conviene en cada momento sin recordad que meses antes dijeron lo contrario.. y nadie se escandaliza ni recuerda nada.

Otro de los aspectos más destacables de la novela es la creación de un nuevo lenguaje la “Neolengua” un idioma que se reduce a lo mínimo con el fin de limitar la capacidad de pensamiento. En las propias palabras de Orwell en la novela.

“Cada año habrá menos palabras y el radio de acción de la conciencia será cada vez más pequeño.” (Pág.52)

Esta es la base del control social hacer a los individuos cada vez menos críticos y reflexivos y con ello mucho más manipulables. La sociedad del entretenimiento donde nos ocupamos de cosas que no nos preocupen para con ello dar menos problemas y supuestamente ser más felices.

“Sabía Winston de antemano lo que iba a decirle O’Brien que el Partido no buscaba el poder por el poder mismo, sino sólo para el bienestar de la mayoría. Que le interesaba tener en las manos las riendas porque los hombres de la masa eran criaturas débiles y cobardes que no podían soportar la libertad ni encararse con la verdad y debían ser dominados y engañados sistemáticamente por otros hombres más fuertes que ellos. Que la Humanidad sólo podía escoger entre la libertad y la felicidad, y para la gran masa de la Humanidad era preferible la felicidad.(Pág 253)

Todo el libro es una crítica a las sociedades totalitarias que limitan la libertad individual y de pensamiento tanto de izquierdas como de derechas. Orwell muy comprometido con los movimientos de izquierdas participó en la Guerra Civil Española con el bando republicano y pudo vivir la crisis de las ideologías de izquierdas y la traición a las libertades individuales que muchas de ellas provocaron como la dictadura Rusa o el Nazismo en Alemania.

Su libro no pretende ejemplarizar sino simplemente hacernos reflexionar sobre las consecuencias de una sociedad que justifica el control total del individuo con la disculpa del bien común, la manipulación de la información y la abolición de la familia y los relaciones amorosas para alejar al hombre de sus emociones y los lazos que pudieran incitarle a la rebelión. El control bajo el miedo y la tortura para modelar a las personas y eliminar cualquier  capacidad de libre pensamiento. Son brutales estas palabras.

“No te figures que vas a salvarte, Winston, aunque te rindas a nosotros por completo. Jamás se salva nadie que se haya desviado alguna vez. Y aunque decidiéramos dejarte vivir el resto de tu vida natural, nunca te escaparás de nosotros. Lo que está ocurriendo aquí es para siempre. Es preciso que se te grabe de una vez para siempre. Te aplastaremos hasta tal punto que no podrás recobrar tu antigua forma. Te sucederán cosas de las que no te recobrarás aunque vivas mil años. Nunca podrás experimentar de nuevo un sentimiento humano. Todo habrá muerto en tu interior. Nunca más serás capaz de amar, de amistad, de disfrutar de la vida, de reírte, de sentir curiosidad por algo, de tener valor, de ser un hombre íntegro… Estarás hueco. Te vaciaremos y te rellenaremos de… nosotros.” (Pág 247)

El libro nos obliga a pensar en múltiples cuestiones sobre todo en nuestra actualidad donde cada vez estamos más controlados por los medios y nuestra capacidad de acción y discrepancia está cada vez más limitada y  nos damos cuenta desgraciadamente de lo cerca que vivimos de una sociedad como la que planteaba Orwell en 1984.

Es un libro que recomiendo a todos aquellos que no lo hayan leído, no tanto por su valor literario que puede ser un poco plano  sino por su valor moral y por su capacidad para activar nuestra conciencia y actitud reflexiva aunque resulte descorazonador asumir nuestro escaso campo de acción. Un libro sobre el que se podría hablar horas y horas.

Es una novela que supuso un antes y un después en mi juventud cuando la leí por primera vez con 17 años pero su  relectura con el paso de los años me ha parecido menos impresionante quizás porque el concepto de distopía que plantea ha sido muy reutilizado posteriormente en la literatura y literariamente tiene momentos que pueden perder ritmo y resultar pesados.

Como curiosidad el libro incluye un libro dentro de otro libro. Un libro que leemos con el protagonista y que podría ser un ensayo en sí mismo… Ese fragmento puede resultar pesado a aquellos que no disfruten de las disgresiones políticas pero en general la novela se lee con facilidad y te atrapa desde las primeras líneas.

Sobre este libro se han realizado varias versiones cinematográficas de interés. Ambas disponibles en youtube en inglés con subtítulos en español.

Os pongo el trailer de la más actual que tiene un reparto estupendo, subtitulado en español por si alguien se anima a verla aunque como siempre recomiendo mejor leer el libro primero.

 

fortunata y jacinta-2

Fortunata y Jacinta, Benito Pérez Galdós

“Fortunata y Jacinta de Benito Pérez Galdós es una novela genial que no ha perdido actualidad y muestra con humor y realismo la España de finales del siglo XIX. He disfrutado mucho con su lectura sobre todo al reconocer el Madrid donde vivo y muchos de sus giros del lenguaje castizo.”

fortunata y jacintaReconozco que no me hubiera planteado leer esta novela si no fuera porque era una de las lecturas propuestas del club de lectura en el que participo. Es una de las muchas cosas que le tengo que agradecer además de los buenos momentos que siempre paso comentando las novelas que leemos.

Perez Galdós era mi gran desconocido, un poco por pereza otro porque no me había animado con él y con esta novela me ha conquistado. He devorado con gusto sus más de 900 páginas y si he tardado en poner la reseña ha sido por falta de tiempo, ya que vivo últimamente desbordada de trabajo.

Pero por fin he encontrado el momento para comentar esta lectura que, ya os adelanto me ha encantado. Tiene un poco de todo, descripciones realistas y costumbristas del Madrid de finales del siglo XIX , un elaborado tratamiento de los personajes que son abundantes y variopintos. Y una trama entretenida y folletinesca con buenas reflexiones sobre la vida y las relaciones humanas que hacen que siempre sea  de actualidad.

Me ha gustado mucho sobre todo el sentido del humor que destila toda la novela. Cada comentario sobre los personajes o descripciones de situaciones tienen un toque castizo y divertido que hace que leamos la obra con una media sonrisa. Eso  unido a que se presiente un gran drama entre los personajes con varios triángulos amorosos que alternan los personajes según las distintas partes de la novela hace que sigamos la trama con mucho interés.

Me hizo gracia este párrafo para describir la multitud de hermanas de Jacinta y su madre cuando salían de paseo. Pero es sólo un ejemplo de la cantidad de divertidas descripciones que encontramos en el libro.

“Los domingos, cuando su mamá las sacaba a paseo, en larga procesión, iban tan bien apañaditas que daba gusto verlas. Al ir a misa, desfilaban entre  la admiración de los fieles; porque conviene apuntar que eran muy monas. Desde las dos mayores que eran ya mujeres, hasta la última, que era una miniaturita, formaban un rebaño interesantísimo que llamaba la atención por el número y la escala gradual de las tallas. Los conocidos que las veían entrar, decían: «ya está ahí doña Isabel con el muestrario». La madre, peinada con la mayor sencillez, sin ningún adorno, flácida, pecosa y desprovista ya de todo atractivo personal que no fuera la respetabilidad, pastoreaba aquel rebaño, llevándolo por delante como los paveros en Navidad.”

Tenemos un Don Juan por supuesto un hombre vividor y consentido que con el apodo del “Delfín” cree que el mundo está puesto para darle placer sin importarle los sentimientos de las personas que le rodean y tenemos a dos mujeres a quienes marca la vida. Este personaje será el detonante de las pasiones pero la fuerza de la novela reside en los personajes femeninos que son todos muy fuertes y característicos. Hablo ahora de las dos mujeres más importantes pero la novela está plagada de mujeres interesantes tratadas con mayor o mejor profundidad pero siempre con cariño.

Fortunata la joven humilde a la que Juanito deslumbra con su posición, apostura y sus promesas de matrimonio y a la que abandona a su destino, nada afortunado con cuyo nombre Galdós hace un juego de palabras, Fortunata que es desgraciada a pesar de sus dones. Seguiremos las vicisitudes de la vida de Fortunata, una mujer intensa, bella y salvaje que representa la pasión del amor, el desenfreno pero tambien la fuerza y fe en el amor sin fronteras a costa incluso de su propia vida y felicidad. Un personaje impetuoso y considerado pecador por la sociedad que sin embargo Galdós presenta con simpatía y sin juzgarlo. Un prototipo de la mujer de mala vida pero buen corazón.

Por contra Jacínta, es la esposa abnegada que sufre las infidelidades de su marido con paciencia y anhela ser madre por encima de todo. Generosa ese entrega a la caridad para dar un sentido a su vida vacía y representa la otra imagen prototípica de la mujer. La devoción, la decencia y sin embargo también la infelicidad  por su imposibilidad de ser madre. La “mona de dios” la llaman en la novela, una santa que sin embargo no desempeña el papel más transcendente de la novela pero a la que también llegamos a enteder.

Se plantea esa dualidad enter la mujer buena y la apasionada e intensa. Se analiza la inconstancia del corazón humano que siempre desea aquello que no puede tener. Unos conflictos tan viejos cómo el mundo pero que por ello  siguen vigentes. La infidelidad, la atracción de lo prohibido, la aspiración de la decencia y aceptación social. La fragilidad de la honra de la mujer en una sociedad hipócrita. El peso de la religion en esa sociedad, la beatería y la fe redentora de todos los pecados.  El amor filial y sobre todo como el amor trastorna a las personas como somos capaces de la entrega total a cambio de unos pedazos de atención del ser amado. En la novela se tratan las mil formas en las que se presenta el amor, entre madres e hijos, el no correspondido, el amor desinteresado,  los pequeños amores y aunque se traten muchos temas en la obra esta demuestra que es el amor el que mueve las relaciones humanas.

En la narración queda perfectamente reflejada la sociedad de la época en todos sus estratos, dibujada con pinceladas certeras y aunque duras, siempre amables de algún modo con los personajes que son fruto de sus circunstancias. Es lo que más me ha impactado de la obra. El autor no se posiciona a favor ni en contra, más bien es cuidadoso con sus hijos y no hay ningún personaje que sea del todo desagradable. Todos tienen sus cosas buenas y entrañables de modo que Galdós consigue que nos sintamos atraídos por todos ellos en algún momento.

Me han encantado las descripciones, lejos de resultarme pesadas como en otros casos de lecturas realistas recientes como “Los Buddenbrock“. Me parece que Galdós conecta con nosotros a través de ese costumbrismo y humor que nos traslada a los patios de las casas humildes donde se puede oler la miseria, o la religiosidad del convento donde sentimos todas las aventuras que allí suceden pero siempre tamizado por ese humor e irónia tan castiza que consigue sacar algo bueno de las peores situaciones.

Queda además perfectamente reflejado el ambiente político de la España de la época, un periodo inestable donde ya se muestra el excepticismo español ante nuestros políticos, las tertulias en los cafés donde todos quieren arreglar el mundo y esa desesperanza que sentimos ante la idea de que las cosas puedan mejorar. Parece mentira que más de un siglo después sigamos sufriendo los mismos problemas tan instalados en nuestra clase política, la prevaricación, el enchufismo y el oportunismo centrado en intereses personales. No importa cambiar de bando siempre que uno consiga su puestecito en la administración.

Hablando de esto, Feijoo y Rubín achacaban la relajación de los caracteres a los desengaños. «Yo -decía Feijoo-, soy progresista desengañado, y usted tradicionalista arrepentido. Tenemos algo de común: el creer que todo  esto es una comedia y que sólo se trata de saber a quién le toca mamar y a quién no».

Ese carácter pícaro de la sociedad española se plasma no solo a  nivel político sino también a nivel social en cómo lo que en un momento dado puede ser censurable en otras circunstancias puede no serlo tanto. Todos estos temas se tratan por medio de los pensamientos y palabras de los personajes que en cierto modo son filósofos de su propia vida. Genial este párrafo sobre la infidelidad de D. Evaristo, que es un personaje maravilloso de la novela .

“Hablando de esto, se animaba llegando hasta  la elocuencia. «Porque mira tú, chulita, no predico yo la hipocresía. En cierta clase de faltas, la dignidad consiste en no cometerlas. No transijo, pues, con nada que sea apropiarse lo ajeno, ni con mentiras que dañan al honor del prójimo, ni con nada que sea vil y cobarde; tampoco transijo con menospreciar la disciplina militar: en esto soy muy severo; pero en todo aquello que se relaciona con el amor, la dignidad consiste en guardar el decoro… porque no me entra ni me ha entrado nunca en la cabeza que sea pecado, ni delito, ni siquiera falta, ningún hecho derivado del amor verdadero. Por eso no me he querido casar… Claro, es preciso contener algo a la gente y asustar a los viciosos; por eso se hicieron diez mandamientos en vez de ocho, que son los legítimos; los otros dos no me entran a mí. ¡Ah!, chulita, dirás que yo tengo la moral muy rara. La verdad, si me dicen que Fulano hizo un robo, o que mató o calumnió o armó cualquier gatería, me indigno, y si le cogiera, créelo, le ahogaría; pero vienen y me cuentan que tal mujer le faltó a su marido, que tal niña se fugó de la casa paterna con el novio, y me quedo tan fresco. Verdad que por el decoro debido a la sociedad, hago que me espanto, y digo: «¡Qué barbaridad, hombre, qué barbaridad!». Pero en mi interior me río y digo: «ande el mundo y crezca la especie, que para eso estamos…».”

Es un libro donde uno no para de subrayar e incluso de conocer palabras nuevas, y reconocer expresiones del lenguaje coloquial que siguen usándose. Por ejemplo me sorprendo leer  “que viene el tio Paco con las rebajas” pues yo pensaba que el Paco de ese dicho era Franco y resulta que ya se usaba la frase años antes de su aparición es escena. También me ha gustado conocer la evolución de la palabra hortera que ahora se usa como descalificativo y en el libro define una profesión, los comerciantes de telas. Muy curioso todo. Descubrir tras los pasos de los personajes el Madrid antiguo y callejear por las calles que reconocemos, la cava baja, la calle Pontejos, etc. Llegué a buscar en el mapa el convento de las Micaelas que estaba en el barrio de Tetuán que era las afueras de la ciudad quedando ahora en el centro mismo. Hay incluso una entrada muy interesante  en Google Maps para el Madrid de Fortunata y Jacinta.

En fin que he disfrutado de cada una de sus más de 900 páginas y es el libro con el que estrenaré la sección de recomendados de este año ya que es el único de todos los que he leído en estos meses que recomendaría.

Esta lectura me ha abierto los ojos a Galdós y seguramente lea más de este escritor justamente considerado una de las mejores plumas de nuestra literatura.

Había subrayado montones de fragmentos del libro, todos ellos geniales pero se me ha roto el ebook y no puedo recordarlas todas pero creo que con los que he recordado os podéis hacer a al idea de que nos encontramos ante una obra maestra con mucho sentido del humor.

 

 

 

 

d_anna

Anna Karenina, Lev Tolstói

b_annaEs un poco difícil escribir la reseña de un clásico reconocido por todos como una obra maestra cuando no me ha convencido básicamente porque me he acabado aburriendo. No sé si ha sido porque tenía que leérmelo en un  mes  para un club de lectura y al final fui un poco justa de tiempo o porque me gusta una literatura más intensa. El realismo no es mi género favorito la verdad aunque reconozco que es una obra muy interesante que puede generar horas de conversación por la multitud de temas que se tratan y no he podido evitar subrayar montones de fragmentos.

Es un libro muy largo que se publicó en parte a modo de folletín en prensa y que terminó editándose como un libro en 1877.  Es una de las obras cumbres del realismo ruso. Refleja con precisión la sociedad de la época con todos sus detalles.  Se muestra tanto la sociedad de las ciudades Moscú y San Petersburgo como la vida en el campo sobre todo de la nobleza. Los viajes al extranjero y las costumbres de las clases privilegiadas. La vida de los terratenientes y las condiciones de vida de los campesinos. Por medio de los personajes se expone diversas reflexiones sobre la modernización del campo, el reparto de la tierra, las costumbres frívolas de la nobleza que en su mayoría dilapida fortunas y vive por encima de sus posibilidades. Las mujeres y sus relaciones. Y en este marco nos planeta una historia de amor en un ambiente de lujo y alta nobleza.

“El fin de la civilización consiste en convertir todas las cosas en un placer” (pág 83)

Lo mejor del libro son desde luego las certeras descripciones de los personajes que no solo se centran en su descripción física sino que por medio de frases incisivas el escritor nos revela el carácter moral de los personajes.

Me llamó la atención como describe a Oblonsky hermano de Ana y representante de esa sociedad frívola y superficial.

“No escogía, pues, orientaciones ni modos de pensar, antes dejaba que las orientaciones y modos de pensar viniesen a su encuentro, del mismo modo que no elegía el corte de sus sombreros o levitas, sino que se limitaba a aceptar la moda corriente. Como vivía en sociedad y se hallaba en esa edad en que ya se necesita tener opiniones, acogía las ajenas que le convenían.” (pág 36)

También me hizo gracia la introducción de otro de los amigos del círculo.

“Yachvin, jugador y libertino, de quien no podía decirse que fuera un hombre sin principios, porque profesaba principios francamente inmorales, era el mejor amigo que Vronsky tenía en el regimiento.”

Son esas pinceladas con las que describe a los personajes lo que mas me ha impresionado de la obra. Esta descripción de Ana por ejemplo.

“Ana Karenina leía y se enteraba de lo que leía, pero la lectura, es decir, el hecho de interesarse en la vida de los demás, le era intolerable, tenía demasiado deseo de vivir por sí misma.”

O de su hijo Sergio un niño que debe madurar como consecuencia de lo que sucede a su alrededor.

Tenía nueve años, era un niño, pero conocía su alma, la quería y la cuidaba como el párpado cuida del ojo y, sin la llave del afecto, no permitía a nadie penetrar en ella. Sus educadores se quejaban, pero él no quería estudiar y, sin embargo, su alma rebosaba de ansia de saber. Y aprendía de Kapitorich, del aya, de Nadeñka, de Basilio Lukich, mas no de sus maestros. El agua con que el padre y el pedagogo trataban de mover las ruedas de su molino, ya goteaba y trabajaba por otro lado. (Pág 836)

Empecé a leer la novela con mucha ilusión disfrutando de las descripciones y del planteamiento de los diferentes personajes pero llegó un punto en que empezó a aburrirme. En mi opinión el libro se llama Ana Karenina como podía llamarse de otro modo porque se plantean muchas historias de forma paralela. De hecho no me parece que Ana sea uno de los personajes mejor tratados sino Levin, su alterego en la novela, un personaje que representa en cierto modo las preocupaciones del propio Tolstói con su búsqueda de la justicia, del sentido de la vida y las crisis religiosas. Y que a mi me ha parecido el mas complejo y mejor desarrollado. Y bueno quizás porque en cierto modo me identifico con sus crisis existenciales.

“Respecto a la religión, Levin, como la mayoría de sus contemporáneos, se hallaba en una situación indefinida. No podía creer, pero a la vez no tenía la certeza de que la religión no fuese justa y necesaria.” (Pág  702)

“«Buscaba contestación a mi pregunta. El pensamiento no podía contestarla, porque el pensamiento no puede medirse con la magnitud de la interrogación. La respuesta me la dio la misma vida con el conocimiento de lo que es el bien y lo que es el mal.(…)”(Pág 1275)

Aunque es una historia conocida, es posible que la destripe un poco en la reseña por ello si alguien no quiere saber nada que no lea más.

Trata de un mujer casada Anna que se enamora de un hombre soltero, Vronsky que le hacía la corte a la hermana de su cuñada Kitty que finalmente se casará con Levin su otro pretendiente. Y esos serán un poco los los principales personajes Kitty y Levin, Vronsky y Anna y Dolly y Oblonsky el hermano de Anna. De las diferentes formas de vivir sus relaciones esas parejas también se extrae una especie de apreciación moral. De hecho todo el libro plantea la moralidad de la época. El marido infiel y la mujer consentidora, la pareja feliz y la mujer infiel que abandona a su marido. Y desde esos diferentes prismas se nos muestra la doble moral de la sociedad en las diferentes situaciones.

Cuando se conocen Ana y el Conde Vronsky surge entre ellos una relación amorosa ilícita y apasionada. A lo largo de la novela nos muestra el comportamiento de la sociedad ante esta relación que rápidamente se hace pública. Como al principio se ve como un juego con ligereza y como luego la sociedad acaba rechazando a la mujer que desea vivir su vida.

El personaje de Anna me ha parecido en cierto modo contradictorio por un lado una mujer valiente y decidida que apuesta por su amor frente a un matrimonio infeliz. Pero por otro una mujer caprichosa y extremadamente celosa. Bella y encantadora, culta e interesante que concentra toda su vida en complacer a su amante y acaba desquiciándose por los celos y la dependencia de ese amor. Un personaje que en lugar de crecer se deteriora poco a poco obsesionada por conservar su belleza y acaparar a su amor. Enamorada del amor en si mismo. Comprendemos su desgracia pero no logramos empatizar del todo con ella pues su comportamiento se hace cada vez más desesperado y en cierto modo ruín. Me ha faltado profundidad emocional en el personaje de Ana y en cierto modo es como si no terminara de creérmela. De todos modos si reconozco que  en algunos fragmentos de la novela si que queda Ana mejor representada. los problemas con sus hijos o su marido y su amante. Aunque eso queda cubierto de miles de descripciones y detalles sobre sucesos cotidianos que acaban restando pasión al asunto. Sobre todo sus reflexiones finales son las que mas nos muestran su forma de pensar. Cómo analiza su situación y no ve otra salida.

Aviso este es uno de los párrafos finales y mas importantes del libro así que si no quieres saber nada no lo leas.

«Mi amor se vuelve por momentos más apasionado y más orgulloso mientras que el suyo está apagándose; y así nos alejamos el uno del otro; y nada podemos hacer para cambiar esta situación. Para mí, él lo es todo y exijo que se me entregue completamente, en cambio él tiende más y más a alejarse de mí. Antes de nuestras relaciones íbamos uno al encuentro del otro y ahora nos dirigimos irresistiblemente por caminos opuestos. Y es imposible que cambiemos. Él me dice, y yo misma me lo he dicho, que estoy tontamente celosa. No es verdad: no estoy celosa: estoy descontenta. Pero…»

Agitada por un pensamiento que brotó de súbito en su cerebro, cambió de sitio en el coche y quedó extasiada, con la vista en un punto indefinido, y la boca abierta como si fuera a hablar. «Si pudiese ser algo más que una amante apasionada que busca sólo sus caricias. Pero no puedo ni quiero ser otra cosa. Y así solo despierto en él desagrado, mientras su frialdad me llena a mí de ira. Es una cosa fatal y no puede ser de otro modo. ¿Es que si tuviera el convencimiento de que no me engaña, que no tiene proyecto alguno con respecto a Sorokina, que no está enamorado de Kitty, ni me hará traición, me sentiría feliz? Lo cierto es que él no me ama; lo demás, ¿qué me puede importar? Es verdad que también sin quererme, podría mostrarse amable y dulce conmigo, impulsado por el sentimiento del deber. Y esto sería mil veces peor que el odio: esto sería el infierno. ¡Y precisamente lo que hay ahora es esto! Ya hace tiempo que no me ama. Y donde termina el amor empieza el odio.
«No conozco estas calles tan pinas… casas… más casas. Y en las casas tanta gente… Hay un sinfín de gente y todos se odian los unos a los otros.
«¡Bueno, imaginaré lo que necesito para ser feliz… Bien… Recibo el divorcio de Alexey Alejandrovich. Me dan a Sergio y me caso con Vronsky…»
Y al recordar a Alexey Alejandrovich, Ana se lo imaginó con extraordinaria precisión, como si lo tuviera ante ella con sus ojos dóciles, apagados, sin vida; con las venas azules transparentándose en sus blancas manos; con las peculiares entonaciones de su voz; con los dedos de las manos cruzados y haciéndolos crujir; y la idea de sus relaciones, calificadas también de amor, la hizo estremecer con un sentimiento de repugnancia.
«Bien: obtendré el divorcio y seré la mujer de Vronsky. ¿Acaso Kitty dejará entonces de mirarme como me ha mirado hoy? No… ¿Y Sergio dejará de preguntar por mi vida y por qué tengo dos maridos? Y entre Vronsky y yo, ¿qué nuevo sentimiento va a brotar? ¿Será posible una nueva sensación que, si no nos hace felices, consiga al menos que no nos sintamos desgraciados? ¡No, no, y no!», se contestó sin vacilar. «¡Esto es imposible! El abismo que nos separa es demasiado profundo. Yo causo su desgracia y él la mía. Se han hecho todas las tentativas, pero la máquina se ha estropeado.(…)
«¿Qué estaba yo pensando antes? ¡Ah, sí! Que no encontraré una situación en la cual mi vida no sea un tormento; que todos hemos sido creados para sufrir; que todos sabemos e inventamos medios para engañarnos a nosotros mismos. Y cuando vemos la verdad no sabemos qué hacer.» (pag 1 222)

Definitivamente no me ha convencido el personaje y estoy segura que una mujer como ella en la actualidad no actuaría así y aunque sé que debo ponerme en la situación de la época me fastidia que en todas las grandes novelas de la literatura donde las mujeres se salen un poco del tiesto y tratan de romper con lo establecido acaban todas fatal. Madame Bovary, La regenta  por nombrar algunas. Parece que en cierto modo como si en todas se buscara un final trágico para evitar que las mujeres se descarriasen o algo así. Y sobre todo las diferencias a la hora de afrontar la infidelidad masculina de la femenina. Pero claro creo que ese es en cierto modo el objetivo de la novela. Mostrar las contradicciones de las sociedades en las que viven los personajes.

El libro está bien escrito, con detalladas descripciones que en algunos momentos consiguieron emocionarme de entre las que destaco la carrera de caballos de Vronsky donde podemos casi ver el ambiente del hipódromo y todo lo que allí sucede. No los cito porque son párrafos largos y es mejor disfrutarlos en su lectura completa.

Otro momento maravilloso es la siega con Levin donde sentimos el sudor y el calor mientras usa la azada y creo que es el pasaje que más me ha gustado de la novela. Incluso el momento del parto al final del libro están descritos todos con maestría  pero a mi definitivamente el libro ha acabado aburriéndome y me falta emoción.

Lo vemos todo desde fuera un poco distanciados. Siempre desde una tercera persona y a pesar de que pasaban muchas cosas he sentido que no pasaba nada o cuando pasa algo interesante se salta de pronto a otra cosa mas densa y pesada como la descripción de las elecciones de la nobleza que al final del libro te acaba dando ganas incluso de dejarlo.

Como ejemplo de lo que digo  mientras estamos disfrutando de la conquista de Anna y cuando parece que se va a culminar la relación se produce una elipsis y en el siguiente capítulo ya la tenemos embarazada. No sé, esta claro que Tolstói quería huir del romanticismo y por ello en cierto modo el personaje mas castigado es el más romántico. Como si a modo de moraleja como dice uno de los personajes al final de la novela.

“Pasiones tan desesperadas no conducen a nada bueno”.

Vamos que no es para nada mi estilo de novela. Yo soy mas de Unamuno de la acción y de los personajes profundos emocionalmente. Y sin embargo los personajes si se apasionan y nosotros somos testigo de sus pasiones. Me llamaron mucho la atención dos párrafos distintos que reflejan la evolución de los sentimientos de Vronsky, el amante de Ana.

Primero cuando tratan de separarlos y le parece imposible vivir sin ella

«Y los demás se empeñan en enseñarnos a vivir, No tienen idea de lo que es la felicidad; ignoran que fuera de este amor no existe ni ventura ni desventura, porque no existe ni siquiera vida», concluyó Vronsky.(pág 309)

Y la evolución de sus sentimientos cuando las cosas ya no fueron tan bien.

En cuanto a Vronsky, aunque se había realizado lo que deseara por tanto tiempo, no era feliz. No tardó en advertir que la realización de sus deseos no le procuraba más que un grano de la montaña de dicha que esperó. ¡Eterna equivocación del hombre que espera la felicidad del cumplimiento de sus anhelos!

Y eso que él la ama hasta el final

Vronsky la contemplaba como a una flor que, cortada por él mismo, se le hubiese marchitado entre las manos, y en la cual apenas se pudiese reconocer la belleza que incitara a cortarla. Y, no obstante, experimentaba la sensación de que aquel amor que antes, cuando estaba en toda su fuerza, hubiese podido arrancar de su alma, de habérselo propuesto firmemente, ahora le sería imposible arrancarlo. No; ahora no podía separarse de ella.(pág 581)

Hay ademas algunas reflexiones sobre las mujeres que son las que mas me han llamado la atención. Por un lado los comentarios de los hombres.

“Pero soy casado y créeme que (como ha escrito no sé quién), conociendo sólo a una mujer a la que ames, sabes más que si hubieras conocido millares de mujeres.(…)”
“Mi opinión es ésta: la mujer es la piedra de toque esencial en la actividad del hombre. Es difícil amar a una mujer y hacer a la vez algo útil. Para ello hay un remedio: desviar el amor por ellas casándose. ¿Cómo te diría…? —agregó Serpujovskoy, al que le gustaba hacer comparaciones—. Espera, espera… Llevar un paquete en la mano y hacer algo a la vez no es posible, pero sí lo es si te lo echas a la espalda. El matrimonio es así. Lo he visto cuando me he casado. Me sentí de pronto con las manos libres. Pero sin estar casado, y llevando ese fardo contigo, estás con las manos tan ocupadas que no puedes hacer nada de provecho. Fíjate en Masankov y en Krupov, que han estropeado sus carreras por las mujeres…
—¡Vaya unas mujeres! —dijo Vronsky, recordando a la francesa y a la artista con las que tenían relaciones los dos mencionados.
—Tanto peor cuanto más alta es la posición de la mujer en la sociedad, porque entonces no se tratará ya de llevar el paquete, sino de quitárselo a otro.
—Tú no has amado jamás —le dijo Vronsky suavemente, mirando ante sí y pensando en Ana.
—Puede ser. Pero acuérdate de lo que te he dicho. Y, además, piensa que todas las mujeres son más materialistas que los hombres. Nosotros miramos el amor como algo inmenso y ellas lo consideran siempre terre-à-terre. (Pag 512-513)

 Y por otro las reflexiones de las mujeres como los pensamientos de  Dolly en su coche cuando va a visitar a Ana, el recuerdo de la muerte de su hijo es un ejemplo genial del las dotes descriptivas y a la vez reflexivas del escritor. Es quizás uno de los fragmentos que más me ha impresionado y me ha parecido mas realista y certero.

“Y Daria Alejandrovna rememoró, con horror y dolor profundo, el fallecimiento y el entierro de su último niño, atacado por la terrible difteria: los gestos horrorosos provocados por la tos y los ahogos; el resuello de la garganta oprimida, llena de purulentas e inflamadas llagas; el último y supremo esfuerzo con la inminente asfixia —desorbitados y sanguinolentos los ojos; congestionadas las facciones, hinchadas, reventando las venas; crispadas las manos; enarcados el torso y las piernecitas—. Luego, el pequeño ataúd, tan fúnebre aun con sus colores claros —rosa y blanco— y sus adornos de pasamanería; el yerto cuerpecito, de frentecilla lívida con ricitos rubios; la boquita, morada, abierta como en gesto de extrañeza. Después el desgarrador adiós final, el lúgubre martilleo sobre los clavos que sujetaban la tapa de la caja, la partida del cortejo; todo entre la indiferencia de la gente. Y mientras, ella, en su dolor de madre, en la angustiosa opresión de su pecho, que le ponía un nudo en la garganta, se sentía morir, y lágrimas de fuego corrían por sus mejillas.

«¿Y todo para qué?», seguía la mente de Daria Alejandrovna. «¿Qué resultará de todo ello? Vivir sin un momento de tranquilidad, ora embarazada, ya dando el pecho; siempre de mal humor, riñendo, torturándome yo y torturando a los demás, causando repugnancia a mi marido. Así habré pasado mi vida y saldrán niños infelices, mal educados, acaso niños mendigos. (…)
Todos viven, todos gozan», continuó pensando, en tanto que pasaba ante las mujeres, atravesaba el puentecillo y, llevada con buen trote, entraba en la montaña. Iba cómoda, suavemente, dulcemente mecida, pero seguía con negros pensamientos. «Todos gozan, sí, y yo voy como si hubiera salido de la prisión, como si estuviese abandonando el mundo. Solamente ahora, por un momento, me he dado cuenta de todo… Todos viven… estas mujeres; y la hermana Nataly; y Vareñka y Ana, a la cual voy a ver; sólo yo no vivo. (…)
«Y criticar a Ana…», pensó después. «¿Y por qué? ¿Soy yo mejor? Por lo menos, tengo un marido al cual amo… No como quisiera yo, pero le amo… Mientras que Ana no amaba al suyo. ¿Qué culpa tiene ella? Ella quiere vivir. Dios nos ha impreso este deseo en el alma. Es muy posible que yo hubiese hecho lo mismo. (pág 963-965)

En resumen es una buena novela llena de matices y reflexiones morales sobre la sociedad rusa. Plantea una apasionada historia de amor que presenciamos como testigos y en torno a ello conocemos en detalle muchos asuntos pero es un libro largo que puede resultar muy pesado en muchas ocasiones. Por ello no lo incluyo entre mis libros recomendados aunque si creo que es una novela que se debe leer para hacerse una opinión propia sobre ella. Y desde luego tiene frases memorables como esta de resignación que al final parece ser un poco la enseñanza de la época

“No hay situación a la que el hombre no se acostumbre, especialmente si todos los que le rodean la soportan como él.”(Pág 1125)

 Existen un montón de versiones cinematográficas de esta novela http://es.wikipedia.org/wiki/Anna_Karenina_%28pel%C3%ADcula%29